Compartir

Marco Antonio Aguilar

El Gobierno de la Ciudad de México insistió que no caerá en la provocación para utilizar la fuerza pública, luego que este viernes por la tarde un grupo de mujeres encapuchadas y embozadas causó destrozos en la estación de la Línea 1 del Metrobús Insurgentes, en medio de la manifestación de mujeres contra la violencia de género.

A través de un comunicado, el gobierno capitalino reiteró su respeto a las manifestantes  que salieron a las calles de forma pacífica este viernes y expuso que se mantiene abierta la puerta al diálogo, no obstante, aclaró que no se justifica la violencia generada por unas cuantas personas que causaron  daños y afectaciones en edificios públicos y abundó que ya se abrieron carpetas de investigación por parte de la Procuraduría local.

Autoridades hicieron un llamado a quienes luchan por la defensa de los derechos humanos y la erradicación de la violencia de género para dialogar en forma pacífica.

Agregó que el programa de gobierno atiende la demanda legítima de erradicación de la violencia de género y para ello se han desarrollado diversas acciones como Mujeres Abogadas en cada Ministerio Público.

La Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, apuntó que las manifestaciones de violencia desatadas esta tarde no tienen razón de ser, sin embargo, apuntó que las autoridades se mantendrán abiertas al diálogo.

ES DE INTERÉS

Pintas y destrozos opacan marcha pacífica de mujeres en CDMX

Agreden a reportero durante protesta en Glorieta de Insurgentes

OT

Compartir