Jose Luis Camacho

Estamos a ocho semanas de presenciar la ceremonia oficial de transmisión del Poder Ejecutivo Federal y con ella, el inicio de funciones del sexagésimo séptimo Presidente de la República, que será Andrés Manuel López Obrador.

 

De acuerdo con lo señalado en el artículo 87 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reunidos en el Salón de Sesiones del Recinto de San Lázaro, el Presidente Electo recibirá la Banda Presidencial de manos del Presidente del Congreso de la Unión, el Diputado Porfirio Muñoz Ledo, una vez que el Lic. Enrique Peña Nieto se despoje de ella y se la entregue al legislador. Acto seguido, el Presidente de la República presentará ante el Pleno del Congreso General la siguiente protesta:

 

“Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande.”

 

Dicho artículo constitucional prevé, como resultado de lo vivido el 1 de diciembre de 2006, que la protesta pueda ser presentada por el Presidente de México ante la Comisión Permanente e incluso, ante el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en caso de no ser posible ante el Congreso de la Unión.

 

Asimismo, durante su mensaje tras tomar posesión del cargo el Presidente López Obrador anunciará la presentación formal de sus primeras iniciativas de ley al Poder Legislativo Federal, así como las primeras medidas que su gobierno tomará.

 

En un hecho sin precedentes, durante la transición de poderes en el año 2012, la Escolta del Heroico Colegio Militar entregó la bandera al Presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien a su vez hizo entrega al Presidente electo, simbolizando con ello el traspaso del mandato nacional al nuevo Jefe de Gobierno, acto que concluyó con la entonación del Himno Nacional en el marco del protocolo para el Jefe del Estado Mexicano.

 

En el Palacio Legislativo de San Lázaro, que es la sede del Poder Legislativo Federal, se darán cita los secretarios de Estado del gabinete saliente, así como las personas que han sido propuestas por el Presidente Electo para ocupar la titularidad de las 18 secretarías de Estado y la todavía Procuraduría General de la República.

 

Previo a esta ceremonia, durante el primer minuto del 1 de diciembre de 2012 Miguel Ángel Osorio Chong, titular entrante de la Secretaría de Gobernación, asumió de manos de su predecesor, Alejandro Poiré, el control de la Gobernación del país. Posteriormente, el hidalguense hizo lo propio con sus compañeros de gabinete, el Gral. Salvador Cienfuegos como Secretario de la Defensa Nacional, Francisco Soberón como titular de Marina y Manuel Mondragón como subsecretario de Seguridad Pública y Planeación Institucional.

 

Con dicha ceremonia se evitó cualquier vacío de poder en la gobernabilidad del territorio federal.

 

Seguramente, después de la ceremonia en San Lázaro el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofrecerá una recepción a los jefes de Estado y de Gobierno, representantes de organismos internacionales, jefes de misiones diplomáticas e invitados especiales que asistan a su toma de protesta.

 

En una conjunción de esfuerzos, diversas instituciones públicas del Estado mexicano se coordinarán para que ese sábado 1 de diciembre tenga lugar una ceremonia republicana y a la altura de la madurez democrática que ha demostrado el pueblo de México a lo largo de estos años.

 

@jlcamachov

 

Compartir