Compartir

Nantzin Saldaña

Más allá de que se considere un aplanado de terreno para José Antonio Meade, la apertura del candado de 10 años de militancia para quienes aspiren a un cargo de elección por el PRI, aprobada ayer en la Mesa de Estatutos en Campeche, representa una reforma que fortalece la identidad priista, ya que todo candidato que lo represente, sea simpatizante o militante, deberá adoptar los documentos básicos del PRI, destacó Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Lo que se ha resuelto es que se asuma por parte ya sea de los simpatizantes o de los militantes el respeto, el reconocimiento y la adopción de lo que son los Principios básicos del PRI y el Programa de Acción del PRI. Con eso obviamente el priismo se siente contento, precisó.

En entrevista desde Zapopan, en donde preside la Mesa Visión de Futuro, el expresidente general del tricolor se dijo convencido de que los delegados en Campeche reflejaron bien lo que era el requerimiento generalizado, de que «un partido sin identidad, puede ser un partido con candidatos que no lo representen”.

Sería enormemente incongruente haber hecho la Asamblea para poder modernizar nuestros documentos básicos, si cualquier candidato externo simpatizante no se obligará a reconocerse en ellos mismos y sobre todo a adoptarlos”, agregó.

Candado a pluris «chapulines» se puede caer

En tanto, respecto al candado también avalado ayer que impide a legisladores plurinominales saltar de un cargo a otro, los llamados «chapulines», advirtió que este aún podrá ser recurrido en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y reconoció que existen posibilidades de que pueda ganar el recurso.

Abundó que éste es un tema aspiracional de los partidos políticos desde años atrás y del que hay que revisar sus fundamentos constitucionales y que se resolverá en definitiva en otra instancia.

EC

Compartir