Foto: Especial

Compartir

AFP

PARÍS, FRANCIA. Un grupo de defensa de los derechos animales publicó este jueves imágenes perturbadoras de vacas con un «ojo de buey» plástico quirúrgicamente insertado en su flanco para permitir acceder al interior de su estómago, reavivando el debate sobre el bienestar de los animales en la industria ganadera.

La práctica ha sido habitual por décadas de parte de investigadores y de la industria, para aumentar su producción de carne y leche, aunque la mayoría de la gente jamás la ha visto o sabe de ella.

Conocidas como vacas con fístula o cánula, estos animales sufren una operación por la cual se les inserta una suerte de «ojo de buey» de 15 centímetros de diámetro que puede ser abierto, permitiendo el acceso directo al más grande de sus cuatro estómagos, con el objetivo de optimizar y regular su alimentación.

El grupo activista L214 publicó imágenes de un video que fue firmado en secreto entre febrero y mayo de este años en una granja experimental del noroeste de Francia.

ESTAS IMÁGENES PUEDEN RESULTAR MUY FUERTES PARA EL PÚBLICO

Compartir