Compartir

Oscar Santillán

En su estrategia de alcanzar al puntero, Ricardo Anaya asestó un golpe a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y lo convirtió en el eje de sus intervenciones durante el tercer debate presidencial.

Y es que el abanderado de Por México al Frente acusó a AMLO de haber beneficiado con contratos por más de 170 millones de pesos, otorgados por adjudicación directa, al ingeniero José María Rioboó cuando gobernó la Ciudad de México.

Este señor participó para hacer el proyecto de las pistas del nuevo aeropuerto, era un contrato por mil millones de pesos y lo perdió. Luego se presentó con López Obrador en las instalaciones del Nuevo Aeropuerto para echar pestes del proyecto y decir que mejor se hiciera en otro lugar. Te has convertido en lo que tanto criticabas, como los gobiernos del PRI tienes ya tus contratistas favoritos.

“Contesta sin chistes, sin payasadas: ¿sí o no, cuando fuiste Jefe de Gobierno, a Rioboó le otorgaron contratos por asignación directa, sin licitación, sin concurso, por 170 millones de pesos? Contesta sí o no”, le exigió.

“No, no, yo no soy producto”, respondió López Obrador y fue interrumpido por Anaya quien lo retó al decirle que si se lo comprobaba renunciara a su candidatura a la Presidencia.

Acto seguido exhibió una cartulina donde mostró la dirección de internet https://debate2018.mx para que la población conozca el supuesto caso de nepotismo.

Además, en el desarrollo del debate Anaya Cortés exhibió unas supuestas fotografías de AMLO junto a Peña Nieto, a lo que el tabasqueño respondió que eran imágenes del debate.

Compartir