Compartir

AFP

Sochi. Alemania venció 3-2 a Australia, este lunes en Sochi en su debut en la Copa de las Confederaciones, en un partido en el que demostró que su nueva generación posee un gran potencial ofensivo pero necesita coordinar mejor su trabajo en defensa.

Con este resultado Alemania se sitúa en lo alto del grupo B junto a Chile, que el domingo ganó 2-0 a Camerún. Ambas selecciones se enfrentan el jueves.

Los goles alemanes los firmaron Lars Stindl, al minuto 5; Julian Draxler, con un penal al 44; y Leon Goretzka, al 48. Por los australianos marcaron Tommy Rogic, al minuto 41, y Tomi Juric, al 56.

La Mannschaft, sin ninguno de sus hombres claves en esta Confederaciones, exhibió su clase con un fútbol vistoso, rápido y compenetrado, liderado por Goretzka en la mediapunta y con un desequilibrante Julian Brandt en la banda derecha.

Con estos ingredientes, sobre todo la primera parte, se convirtió en una catarata de ocasiones.

Sin embargo, su falta de contundencia y de oficio en defensa le cobró factura, concediendo dos tantos ante una Australia que careció de llegada al área alemana, pero estuvo a punto de llevarse el empate. MR

Compartir