Jose Luis Camacho

Los poderes públicos de la Ciudad de México se encuentran en transformación tras la adopción de la primera Constitución Política de su historia, así como por la renovación de diversas autoridades públicas y la implementación de importantes reformas en el ámbito federal.

 

La primera legislatura del Congreso capitalino ha iniciado actividades con la ardua labor de reglamentar las disposiciones constitucionales y asumir plenamente las facultades de un Poder Legislativo local, contando con un total de 66 integrantes, entre los cuales ha surgido un ánimo de trabajo coordinado, efectivo y plural.

 

Por su parte, en 26 días tendrá lugar la renovación del Poder Ejecutivo local en la persona de Claudia Sheinbaum, quien ha conformado su gabinete por destacadas y destacados académicos de la UNAM, lo cual es una garantía de capacidad, prestigio y sensibilidad social.

 

Vale la pena destacar que entre la sociedad capitalina ha sido evidente la comunicación y coordinación que existe entre la próxima jefa de gobierno y el actual mandatario local, José Ramón Amieva, en asuntos como la llegada de migrantes centroamericanos a la CDMX, así como en temas de seguridad pública. Ello ha sido bien recibido, pues la autoridad capitalina no ha dejado de actuar ni responder a las necesidades de la sociedad.

 

En este contexto es que se inscribe la elección del Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), la cual se realiza con fundamento en la Ley Orgánica del Poder Judicial del Distrito Federal.

 

Como un buen presagio del gobierno que iniciará el 5 de diciembre próximo, la doctora Claudia Sheinbaum se ha mostrado respetuosa del procedimiento al interior del Poder Judicial de la Ciudad de México, en una clara muestra de respeto a la división de poderes y plena independencia.

 

El Magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez, quien es el actual presidente del TSJCDMX, resultó electo el año pasado para esa encomienda con un amplio apoyo de sus compañeros juzgadores tras un interregno caracterizado por el oscurantismo de un hombre que después fue enviado muy lejos.

 

Y esta mañana, tras poco más de un año de labores el abogado Pérez Juárez seguramente remontará los 59 votos que recibió en 2017 y logrará su cometido de encabezar durante un año más al Poder Judicial de la capital, lo cual le permitirá seguir trabajando en bien de la Ciudad de México.

 

Se trata de un momento crucial para la justicia en México y en la capital, pues la implementación del nuevo modelo de justicia penal requiere de toda la mayor atención posible por parte de las instituciones que procuran y que imparten justicia, en aras de no dar ningún paso atrás y conseguir la profesionalización no sólo de policías y ministerios públicos, sino también de jueces y abogados.

 

La Ciudad de México enfrenta muchos retos y requiere de la mayor coordinación y eficacia de sus autoridades. Es tiempo.

 

Por los Corrillos…

 

“El problema de la violencia e inseguridad en México va más allá de la despenalización del consumo de la marihuana”, sostuvo el líder del PRI en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong, al presentar una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud. Y algo sabrá el hombre que durante casi seis años enfrentó de manera directa la problemática del narcotráfico en el país… Una novedad editorial ha surgido desde el equipo parlamentario con que cuenta la Cámara de Diputados. Se titula “Orientaciones para el Desarrollo de Actividades en Comisiones Legislativas” y constituye un manual práctico para acercarse a una faceta que poco trasciende a los medios pero que resulta imprescindible para el trabajo legislativo, como lo es la labor dictaminadora de las comisiones ordinarias. Bien por el equipo que encabeza y dirige Rubén Resillas Uribe, quien es Director General de Apoyo Parlamentario.

 

@jlcamachov

Compartir