Foto Especial

Compartir

Marco Antonio Aguilar

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador se debe a interés políticos el reciente freno a la construcción del Aeropuerto Internacional en Santa Lucía y el mantener intactas las obras realizadas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, además que los conservadores “no quieren que nos vaya bien”.

Luego de tres días de no aceptar preguntas de la prensa, el tabasqueño reiteró que, en el caso de la base aérea de Santa Lucía no se han iniciado las obras, como había dicho la semana pasada, pues se está en espera de los estudios de impacto ambiental para poder arrancar.

Son amparos que no perjudican, porque no se está construyendo nada en Santa Lucía. Están presentando estos amparos y han ido a hacer inspecciones y se les ha atendido y no ha habido ningún problema”, señaló.

Eset jueves, magistrados federales concedieron una nueva suspensión para frenar la construcción en lo que es hoy una base militar hasta que sea factible verificar los estudios de seguridad de la obra; y en Texcoco, resguardar las obras hasta que se revisen a detalle las causas que llevaron a su cancelación.

Estos se suman a otras tres suspensiones decretadas durante la semana, sobre la necesidad de contar con los permisos en materia ambiental para la construcción, y el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Claro que hay un interés político y también económico. Más que nada puedo probar que hay un interés político, porque los que están presentando estos amparos pertenecen a organizaciones contrarias a nosotros”, apuntó el mandatario.

Aunque no quiso revelar nombres, López Obrador dijo que tenía a los ciudadanos que le informaban. Aseguró que sólo es una estrategia de sus adversarios para frenar el proyecto, pero que no lo van a lograr porque no se está infringiendo la ley.

Advirtió que, de haber autoridades del Poder Judicial que actúen de mala fe, acudirán a instancias y se dará a conocer a los responsables, para que no queden en el anonimato.

“Entonces, yo les puedo decir. No estamos preocupados, porque todo es una campaña mediática, es decir, un amparo para que no se detengan las obras de Texcoco, del pequeño negocito, ese, que querían hacer de más de 300 mil millones de peso”, sostuvo.

Estas suspensiones suceden dos días después de que el director del Parque Ecológico lago de Texcoco, Iñaki Echeverría, diera a conocer que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) inundará la losa de cimentación de la obra del NAIM, las columnas en forma de embudo y un tramo de la Pista 2, que tuvieron una inversión de 14 mil millones de pesos.

De acuerdo con información del periodista Álvaro Delgado, existen 147 amparos que impiden el inicio de las obras en Santa Lucía, pero detrás de ellos se encuentran el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos y de Claudio X. González, de Mexicanos Contra la Corrupción, además de México Unido Contra la Delincuencia, que juntos conforman el colectivo #NoMásDerroches.

X. Gonzáles ha sido un abierto contrario de López Obrador y una oposición poderosa desde la iniciativa privada, como en su tiempo lo fue AMLO de la construcción en Texcoco.

Compartir