Compartir

Redacción ejecentral

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reúne por primera vez con el cuerpo diplomático mexicano en el exterior, a quienes pidió transmitir al mundo que en México se lleva a cabo una transformación, se combate la corrupción y que hay seguridad para impulsar que puedan llegar inversores foráneos a nuestro país.

«Tenemos que apoyarnos en ustedes, nuestros representantes en el extranjero. Que ustedes puedan transmitir en el mundo de que se lleva a cabo una transformación en México», aseguró

En el marco de la la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules, desde Palacio Nacional el presidente aseguró que se impulsarán proyectos productivos en lo que tiene que ver con política migratoria. «La estrategia es hacer cortinas de desarrollo de sur a norte (del país)».

El mandatario reiteró que el principal problema del país es la corrupción: «Hay que combatirla por razones de carácter económico pero también porque se necesita moralizar la vida pública…por ello vamos a impulsar el desarrollo».

Ante el cuerpo diplomático del país sostuvo que la política migratoria pretende impulsar proyectos productivos para crear “cortinas de desarrollo” del sur a norte para que «la migración sea optativa no obligatoria».

Para ello dijo que se necesita de una mayor inversión privada nacional y del extranjero «para que ya no tengamos tasas de crecimiento de sólo el 2 por ciento anual…cuando menos al doble…si lo logramos vamos a crear empleos suficientes y va a haber bienestar y paz en el país».

Hizo un llamado a apoyar la promoción económica, porque no habrá oficinas ProMéxico por lo que las actividades diplomáticas se realizarán en las embajadas, por cuestiones de austeridad «que sean las embajadas las encargadas de la promoción económica, turística».

En materia de promoción turística dijo que no se dificultará el trabajo pues el «país tiene mucha fortaleza cultural, es uno de los países más bellos del mundo».

Reiteró su promesa de campaña para convertir las embajadas,  específicamente a quienes se encuentran en Estados Unidos, en “una especie” de procuradurías para defender los derechos de los connacionales.

«Lo mejor para enfrentar el fenómeno migratorio es la creación de empleos, no la fuerza y en cuanto a política exterior ceñirnos en los principios establecidos en la constitución», agregó . EC/RB

Compartir