Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, firmó un nuevo contrato millonario con la empresa encarga de aplicar las fotomultas, justo antes de dejar el cargo.

Esto, pese a que el 13 de febrero, Mancera expresó que “ese contrato ya se terminó y, obviamente, lo que ahora habrá es mantenimiento, que es distinto, pero el equipo ya es de la Ciudad”.

Durante las campañas a la jefatura, Claudia Sheinbaum ha expresado que acabará con este sistema, ya que es sólo un negocio.

En una solicitud de transparencia del senador Mario Delgado, de Morena, le fueron entregados documentos que revelan que el nuevo contrato contempla la imposición de 2 millones de multas y el pago de 219 millones de pesos a la compañía.

Aunque los contratos de operación de radares y fotomultas vencieron en diciembre de 2017, antes de dejar el cargo, Mancera gestionó un nuevo contrato de operación.

Según el legislador morenista, este documento habría sido firmado el 7 de febrero, luego de una licitación que calificó como “apresurada e irregular”.

“El proceso de licitación inició con la convocatoria el 12 de enero de 2018, cuyo fallo no fue publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad”, señaló.

En dicho contrato se contempla el pago de 95 pesos por multa, con base en un estimado de 2 millones de infracciones, según dijo el legislador.

Aunque las cifras del Gobierno, dadas a conocer en la Cuenta Pública de la Ciudad de México, revelaron la imposición de 7.7 millones de sanciones en 2017, las cuales fueron aplicadas tanto por agentes como por fotomultas.

“La tendencia de las fotomultas llevará a imponer más de 7 millones y a generar ingresos a la empresa contratista por más de 700 millones de pesos en 2018. Se trata de un contrato jugosísimo”, sostuvo el morenista.

Compartir