Compartir

Francisco Pazos

franciscopazos@ejecentral.com.mx

Donald Trump tiene una confianza de 22% a escala mundial, situación que lo ubica por debajo de los peores números de George Bush al final de su segundo mandato; y muy lejos de Barack Obama que dejó la Casa Blanca con 64% de confianza entre ciudadanos de 37 países

Las políticas radicales del presidente Donald Trump hundieron la confianza que el mundo tuvo en Washington como líder mundial durante la presidencia de Barack Obama.

Reputacion

La caída en la confianza hacia el mandatario estadunidense no sólo se desplomó en naciones latinoamericanas, en las que su tensa relación con México desmoronó la confianza en países como Argentina, Brasil y Colombia, sino que también ocurrió entre sus aliados estratégicos en Europa y Asia, que ya no ven con tan buenos ojos las políticas de la Casa Blanca.

Variables

›Alrededor del mundo, Donald Trump sólo mantiene 22% de la aprobación sobre su liderazgo al frente de Estados Unidos, y en cuanto a la confianza de que el presidente hará “lo correcto” en relación con asuntos de carácter internacional, de acuerdo con los resultados de la encuesta, “la imagen de Estados Unidos sufre bajo el liderazgo de Trump”.

La encuesta fue aplicada del 16 de febrero al 8 de mayo pasados, por el Pew Research Center, a 40 mil 448 personas de 37 países, de los cinco continentes. Sus resultados mostraron que, en comparación con otros mandatarios, la canciller alemana Angela Merkel, detenta la mayor confianza como líder mundial, contrario a Trump, que resultó como el peor calificado con 74% de desaprobación.

Lideres

Incluso los presidentes, Vladimir Putin, de Rusia, y Xi Jinping, de China, tienen mayor confianza entre la comunidad internacional.

Los números de Trump son desastrosos y se ubicaron como los más bajos desde 2002, cuando la encuesta fue aplicada por primera vez en todo el mundo. El presidente cuenta apenas con un promedio de percepción mundial de confianza de 22 por ciento. Este índice se ubicó por debajo de los peores números que George Bush obtuvo al final de su segundo mandato, después de ocho años de desgaste. Resultan incomparables con las cifras de cierre de Barack Obama, quien dejó la Casa Blanca con 64% en su índice de confianza mundial.

Cualidades

La ruptura es notoria con sus vecinos. Por primera vez desde 2002, en Canadá la confianza en el presidente de Estados Unidos cayó por debajo del 50%, mientras que en México sólo 5% de la población confía en su liderazgo internacional, sepultado por su reiterada intención de construir un muro en la frontera; política que a nivel internacional es rechazada por 76% en los países encuestados.

›La forma en que el presidente se conduce y lo polémico de sus políticas también ha provocado que en el extranjero se considere que su característica principal sea la arrogancia, seguida por una marcada intolerancia y por una percepción de que se trata de un mandatario peligroso. A pesar de esto, más de la mitad de los encuestados consideraron que Trump es un mandatario fuerte.

Posturas

Compartir