Compartir

Redacción ejecentral

Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo, lava los baños, barre su área y el pasillo de la sección de enfermería de la cárcel El Renacer en Panamá, a la espera que se resuelva su caso luego de su detención el pasado 5 de junio antes de abordar un vuelo con dirección a París, a petición de México.

El periodista Pedro Canche Herrera reveló en entrevista a Ciro Gómez Leyva que el exmandatario de Quintana Roo aún muestra la soberbia y arrogancia luego de haberlo visitado en el lugar donde se encuentra detenido.

«Yo lo busco intento entrevistarlo entonces me da una cita, se le queda a mi teléfono grabado. Anda buscando como lograr ingresar al centro de retención de la dirección de investigación judicial en Ancón donde Borge estuvo los primeros cinco días y estuvo un poco complicado, ni fue posible. Hice por todos los medios», señaló el comunicador y describe cómo el abogado le escribió un mensaje al periodista para decirle que se había pactado una entrevista, y que le llevara comida, un suéter y jeans, aunque todo era una confusión por parte del defensor de Borge.

«Perdón, el mensaje no es para ti, si compraste algo, pásale a la oficina, te reembolso todo el gasto que hiciste, pero ya había llegado con Borge». Pero el comandante de la cárcel le señaló que le daría acceso al día siguiente.

«Cuando baja Roberto Borge lo veo como un tipo como perdido, lo veo como un tipo deprimido, como un tipo que no se halla. Pero cuando reacciona conmigo, cuando llega y me ve le digo, lo estoy buscando, vengo a platicar contigo, vengo a entrevistarte, no es nada personal, entonces Roberto Borge se sorprende tanto, se sorprende mucho que por poco se cae con las piedritas que había en esa parte de la cárcel, tropieza y se pone colorado.

«Pero le sale la parte de la soberbia, esa soberbia que lo engulló en el poder, esas soberbia que lo comió, Roberto Borge no ha cambiado, llega y dice, guardias desalojen a esta persona, desalojen al periodista», dijo el periodista.

Sostuvo que Borge está en la parte de enfermería, una parte más exclusiva donde están los presos con mayores privilegios; lo ponen a lavar los baños, barrer su área y el pasillo de la enfermería.

«Como es nuevo, acaba de ingresar, ingresó apenas el sábado por la mañana que yo fui, él había ingresado por la madrugada, ya le habían leído la cartilla que él va a lavar los baños, se estrenó lavando los baños, lavando la parte de los pasillos y está muy tímido.

«Desde que llegó se encerró, hizo sus cosas y se sienta en una esquina en su celda, no ha salido a convivir con los demás presos. Donde está Borge es una colchoneta gruesa, es un colchón, tiene su pantalla de plasma, tiene su baño privado, agua caliente, es una cárcel de lujo donde está. Es como un pequeño loft donde está Roberto Borge», dijo. Con información de Radio Fórmula. RB

Compartir