Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

La Fiscalía General del Estado de Jalisco confirmó el asesinato del diputado local perredista, Saúl Galindo, registrado la mañana de este jueves en una carretera del municipio de Tomatlán, su tierra natal, un hecho que fue condenado por la dirigencia local del PRD, quien informó que no había indicios de amenazas contra el político.

El legislador, quien aspiraba a contender por la alcaldía de ese ayuntamiento, fue interceptado y atacado a balazos por sujetos desconocidos cuando circulaba junto a su hijo por la carretera 200, entre Pino Suárez y La Cumbre, cuando las víctimas se dirigían a Puerto Vallarta.

Al llegar a la altura de El Mirador, una camioneta de color blanco se atravesó al vehículo donde viajaban el legislador y su hijo. De ella habría descendido al menos 6 hombres armados, quienes dispararon con escopeta a Galindo.

Fue su propio hijo, quien trasladó al político, aún con vida, al hospital, sin embargo, falleció por la gravedad de sus heridas.

Mediante su cuenta de Twitter, la FGE indicó que dio inicio a las investigaciones para dar con los responsables de la muerte de Galindo.

Añadió que «no tolerará este tipo de actos», por lo que se buscará castigar a los perpetradores. El Fiscal General Raúl Sánchez se trasladó al lugar de los hechos.

Jalisco, un Estado fallido: PRD

La militancia del PRD en Jalisco externó su repudio y condenó por el asesinato y exigió justicia al gobernador Aristóteles Sandoval y a la Fiscalía del Estado por este acto.

En conferencia de prensa, Víctor Hugo Prado, dirigente estatal del «Sol Azteca», advirtió que Jalisco es un Estado fallido en materia de seguridad y aseguró que el legislador no le comunicó a sus compañeros sobre amenazas en su contra.

Ante esto, el mandatario local respondió que instruyó al Fiscal de Jalisco para encabezar de forma personal las indagatorias para esclarecer el homicidio.

Mediante su cuenta de Twitter, Sandoval apuntó que su gobierno ya había establecido contacto con familiares de la víctima para brindarles apoyo y atención y prometió que el caso sería esclarecido.

Otro político que se pronunció por la muerte del diputado fue su compañero de legislatura, Pedro Kumamoto, quien dijo que el asesinato era «terrible y doloroso» para el estado de Jalisco.

Galindo Plazola era presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local; se había registrado como precandidato del «Sol Azteca» a la alcaldía de Tomatlán, municipio del cual había sido presidente municipal de 2013 a 2015.

Anteriormente había sido regidor en el periodo de 2004 a 2006.DA

 

Compartir