FOTO: Galo Cañas | Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La diputada federal Carmen Medel fue informada la tarde de este jueves, durante la sesión en San Lázaro, que su hija Valeria Cruz Medel fue asesinada por la mañana. Su reacción fue inmediata tras recibir la llamada telefónica y sus gritos y llanto llamaron la atención de la Mesa Directiva que pidió brindarle atención y por lo cual los trabajos parlamentarios quedaron suspendidos.

“¡No, no, mi hija no!… Maldito Yunes” gritó la legisladora por el Distrito 14 de Veracruz  y se soltó desconsolada en llanto mientras golpeaba con el puño la curul que le quedaba al frente según relata la reportera Jesusa Rodríguez de Proceso.

En las imágenes de la sesión que era transmitida por el Canal del Congreso se ve a un par de compañeras legisladoras que la abrazaban para intentar consolarla.

Los hechos ocurrieron mientras el diputado petista Ángel Benjamín Robles hablaba en el pleno que sus compañeros morenistas intentaban calmarla, pero el presidente en funciones, Marco Antonio Adame, suspendió la sesión y solicitó servicios médicos para la legisladora.

Al salir Medel del recinto, el presidente de la Cámara, Porfirio Muñoz Ledo, reanudó la sesión y expresó el acompañamiento ante “terrible dolor”, y decidió que los trabajos legislativos se reanudarían hasta el martes 13 de noviembre.

Al pleno subieron los integrantes de la bancada de Morena encabezados por Pablo Gómez quien informó  la situación de su compañera, mientras los diputados federales gritaban “¡Justicia!”. 

En tanto, tras conocerse la noticia el Senado guardó un minuto de silencio por el crimen y también suspendieron actividades.

Valeria fue asesinada con nueve disparos 

La joven Valeria Cruz Medel, de 22 años, es originaria de la ciudad de Coatzacoalcos, pero estudiaba Medicina en la Universidad Veracruzana, en el plantel de Ciudad Mendoza, municipio pequeño colindante a Orizaba y cabeza industrial de la zona.

De acuerdo con información de medios locales, testigos señalaron que un hombre subió las escaleras del gimnasio ubicado en avenida Juárez esquina Belisario Domínguez, en dicho municipio veracruzano, y permaneció en el lugar por algunos minutos. Tras ubicar a la joven en el tercer piso, abrió fuego en nueve ocasiones contra ella.

Posteriormente, el asesino bajó a toda prisa y corrió hacia un automóvil negro, al parecer Ibiza, para huir en sentido contrario a la avenida Juárez.

Al lugar llegaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, la Fiscalía General, de la Policía Ministerial y personal de Servicios Periciales para realizar las diligencias correspondientes y ordenar el levantamiento del cuerpo.

Los municipios de Orizaba, Ciudad Mendoza, Nogales y Río Blanco están unidos por la Calle Real. El municipio es uno de los focos rojos por el secuestro de profesores de educación básica. NM/RB/EC

ES DE INTERÉS |

Durante la transición, 34 políticos y 19 de sus familiares han sido asesinados

Hay un retrato hablado del asesino de Valeria: Gobierno de Veracruz

CDNH pide medidas de protección a la diputada Carmen Medel Palma

Morena exige a gobierno de Veracruz justicia por asesinato de Valeria Cruz Medel

Compartir