Compartir

Redacción ejecentral

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) aclaró que su trabajo no depende sólo del mérito de una persona en relación a la contadora Muna Dora Buchahin, quien fue separada de su cargo en días pasados, y reitera que su labor se sustenta en una visión objetiva y técnica de personal íntegro y honesto. Y aclaró que continuará las auditorias previstas pese a la salida de la funcionaria de la institución.

En un comunicado, la Auditoría agrega que “la posición de la ASF, dentro del proceso de rendición de cuentas del país, va más allá de las coyunturas electorales”  y  “rechaza categóricamente la politización sobre su labor y su gestión administrativa, en el contexto del proceso electoral actual”.

Explicó que las acciones que fueron emitidas con motivo de la fiscalización practicada por el área a la que estaba adscrita Buchahin, seguirán su curso, de acuerdo con la legislación aplicable, y serán tratadas con el máximo rigor técnico y neutralidad.

Buchahin fue cesada de la Dirección de Auditoría Forense la semana pasada y manifestó su inconformidad y señaló como improcedente la forma y condiciones de esta decisión, en una carta dirigida al actual auditor superior David Colmenares.  Ella acusó que su salida fue una especie de castigo, por “instrucción superior”, por haber investigado y documentado la trama de los irregulares financiamientos público a través de desvíos en Sedesol y SedatuLa ASF respondió que la separación del cargo se debe a un conflicto de interés, y no por sus investigaciones.

Las revisiones programadas sobre la Cuenta Pública 2017 que fueron anunciadas en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior (PAAF), en el Diario Oficial de la Federación del 9 de enero del año en curso, incluyendo las que están bajo responsabilidad del área a la que estaba adscrita la  Muna Dora Buchahi, continuarán», señala el comunicado.

La Auditoría reconoció que la separación del cargo de Buchahin ha generado opiniones y comentarios en contra de la imagen de la institución, por lo que la ASF realiza estas aclaraciones.

Agregó que emitirá un informe integral sobre el trabajo de fiscalización realizado desde 2012 hasta la fecha, sobre las contrataciones de entes de gobierno con universidades públicas.

En ese informe, la ASF incluirá el detalle de las auditorías practicadas, el seguimiento de las acciones y el estatus de todas las denuncias penales que se presentaron y que, en su caso, se seguirán presentando sobre estos temas.

Ese informe será entregado a la Cámara de Diputados como parte de la segunda entrega de informes individuales, en octubre de 2018. La auditoría reitera que su “trabajo se sustenta en una visión objetiva y técnica, con personal íntegro y honesto”.

Compartir