Foto AFP

Compartir

Redacción ejecentral

El cardenal australiano George Pell, número tres en la jerarquía del Vaticano, se declaró este martes no culpable después de que un tribunal de Melbourne decidiera enviarlo a juicio por varios casos de agresión sexual.

La jueza Belinda Wallington declaró que existían bastantes pruebas para que el prelado, uno de los consejeros más cercanos del papa Francisco, pudiera ser inculpado por “varios” cargos de agresión sexual.

Como Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, Pell, de 76 años, es el jefe de finanzas de facto del Vaticano, el Papa permitió regresar a Australia para llevar su defensa. (Con información) RB

Compartir