Compartir

Redacción ejecentral

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico), aceptó que el hackeo a los bancos afectó a cinco instituciones financieras con afectación de 300 millones de pesos.

“Con la información disponible, los montos involucrados en envíos irregulares y sujetos a revisión son de aproximadamente 300 millones de pesos”, dijo en conferencia de prensa.

El gobernador de Banxico informó que  “el sistema central del SPEI, que opera el Banco de México, no se ha visto afectado y no ha sido blanco de ningún ataque. El sistema central opera de manera segura y eficiente como lo ha hecho desde su creación”.

Reiteró que los recursos de los clientes de instituciones financieras están seguros, no estuvieron en peligro y no han sido el objetivo de ataques.

“Los recursos que se han extraído han sido de los participantes (bancos, casas de bolsa, etc). Los atacantes han buscado vulnerar las conexiones de las instituciones con el SPEI, inyectando instrucciones de pago fraudulentas a partir de cuentas inexistentes, lo cual afecta la cuenta transaccional de los participantes en el SPEI, pero no las cuentas de los clientes finales. Los recursos de los clientes están seguros porque radican en un sistema separado con validaciones individuales por operación”, afirmó.

Reconoció que el propio Banco de México quien alertó a los participantes en el SPEI y solicitó a los participantes con un mayor perfil de riesgo migrar la operación a una plataforma contingente.

“Este esquema de operación contingente y las validaciones adicionales que han implementado los participantes han propiciado la ralentización de los flujos de pagos”, dijo. RB

Compartir