Foto: EVARISTO SA / AFP

Compartir

AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó este lunes a su par de Brasil, Jair Bolsonaro, como el «Hitler en tiempos modernos», mientras que su homólogo estadounidense Donald Trump lo elogió y se mostró complacido de la comparación que hacen de ambos y lo destacan como el “Trump de Sudamérica».

Maduro ironizó también sobre el respaldo de grupos evangélicos al líder ultraderechista brasileño.

Bolsonaro es Hitler en tiempos modernos. Lo es. Lo que no tiene es coraje y decisión propia, porque es un títere, un pelele, de grupos, sectas (…). Bolsonaro salió de una secta«, dijo Maduro al presentar su informe anual de gestión ante la oficialista Asamblea Constituyente que rige en el país petrolero.

El nuevo presidente brasileño llegó al poder con el respaldo de grupos religiosos como la influyente Iglesia Universal del Reino de Dios. «Ya el pueblo brasileño se encargará de él», agregó el gobernante socialista, a quien Bolsonaro acusa de «dictador».

Brasil se encuentra entre los países de América Latina que desconocen el nuevo período de Maduro (2019-2025), al apoyar las denuncias de la oposición de que fue producto de elecciones fraudulentas.

Maduro fue reelegido el 20 de mayo de 2018 en comicios boicoteados por los principales partidos opositores de Venezuela y desconocidos igualmente por Estados Unidos y la Unión Europea.

El gobierno brasileño no envió representantes a la juramentación del presidente venezolano, el jueves último, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al considerar «ilegítimo» al heredero del fallecido Hugo Chávez (1999-2013).

Trump elogia que los comparen

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió nuevamente el lunes a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, complacido de que éste reivindique la comparación entre ambos, en un discurso en Nueva Orleans ante la convención de la American Farm Bureau Federation (AFBF), la mayor organización agropecuaria de Estados Unidos.

«Dicen que es el Donald Trump de Sudamérica, ¿pueden creerlo?», señaló el republicano sobre la idea de que el mandatario brasileño aparentemente disfruta ser considerado «el Trump del Trópico», lo cual parece favorecer la relación del país más grande de América Latina con Estados Unidos.

Estoy contento con eso, si no lo estuviera, no me gustaría tanto el país. Pero él me gusta». comento Trump.

Al destacar la revitalización del vínculo comercial con Brasil desde 2003, Trump dijo que Bolsonaro, quien prometió forjar una alianza cercana con Washington después de más de una década de gobiernos de izquierda en Brasil, es «un gran nuevo líder».

El 1 de enero, poco después de que el ultraderechisita asumiera el mando de Brasil por un periodo de cuatro años, Trump felicitó a Bolsonaro en Twitter por su «gran discurso» de investidura.

Bolsonaro alimentó desde la campaña electoral el paralelo con el inquilino de la Casa Blanca, con quien comparte un marcado gusto por las declaraciones provocadoras y los exabruptos.

Trump, de 72 años, y Bolsonaro, de 63, comparten muchas cosas: ambos llamaron la atención por su retórica polémica y a menudo agresiva, han sido acusados de misóginos y racistas, son enemigos de la prensa tradicional y supieron aprovechar las redes sociales como pocos. MR/E C

Compartir