Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, aceptó que existen problemas al interior de su gabinete luego que ayer, su administración, informó  que debido a la denuncia de los «moches», hubo una solicitud de licencia del Oficial Mayor, Jesús Núñez Camacho, quien apenas tenía un mes en el cargo.

Bonilla prometió una investigación de la Secretaría de la Función Pública sobre los presuntos sobornos a algunos de sus funcionarios de primer nivel.

«Este gobierno no es lo mismo del gobierno pasado, aquí quien se equivoca se va, y si tenemos señalamientos de algunos funcionarios, se los dije durante el proceso de la campaña, no hay vacas sagradas ni favoritismos para nadie», dijo el gobernador.

Núñez Camacho solicitó licencia temporal a su cargo debido a que enfrentará una denuncia en la Secretaría de Honestidad y Función Pública, y la misma entró en vigor a partir del pasado domingo 2 de diciembre.

El gobernador aseguró que la Secretaría de la Función Pública hará las indagatorias en el caso de los «moches».

«No vamos a esperar, no estaremos de una manera muy tranquila esperando las denuncias, nosotros mismos vamos a hacer las investigaciones, la Secretaría de la Función Pública hará los señalamientos necesarios para resolver los problemas internos, no vamos a permitir ningún tipo de corrupción en este Gobierno, caiga quien caiga, no hay vacas sagradas», dijo. RB

Compartir