Foto: Especial

Compartir

Jonathan Nácar

La noche de este jueves la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), Ernestina Godoy Ramos prevé que el equipo de trabajo que encabeza la investigación sobre el secuestro y homicidio del estudiante Norberto Ronquillo Hernández tenga ya una línea de investigación más sólida del caso; la funcionaria rechazó que ya haya detenciones entorno al crimen como trascendió en las últimas horas, pues aseguró que la institución sigue con el análisis de las más de 30 diligencias que han implicado las pesquisas; anunció que a las 11 de la noche de hoy sostendrá una reunión con los elementos a cargo del caso para evaluar los avances.

En entrevista con medios de comunicación la procuradora capitalina reiteró, como ejecentral publicó este jueves, que de las varias líneas de investigación con las que se cuenta al momento hay dos en particular que son las más fortalecidas. Sin embargo, por obvias condiciones de discreción que implica la indagatoria se negó a referirse detalladamente a cuáles son estas líneas. Tras señalar que la indagatoria seguirá el tiempo que así lo requiera, Godoy Ramos informó que pudiera haber «una judicialización fuerte», para lo cual está considerando contar con las opiniones de especialistas externos para tener «una mirada más objetiva sobre la investigación» que está en curso.

Al asegurar que la dependencia a su cargo cuenta con la colaboración de la Federación, a través de la Fiscalía General de la República y su Agencia de Investigación Criminal, así como de la Comisión Nacional Antisecuestros (Conase), Ernestina Godoy informó que a la fecha suman ya alrededor de 30 diligencias sobre el caso del Norberto Ronquillo, entre entrevistas, peritajes, visitas y análisis de elementos de prueba, de las cuales al menos seis más se llevarán a cabo en el transcurso del día antes del encuentro previsto para esta noche.

La titular de la PGJ-CDMX confirmó que ya suman tres los policías, dos uniformados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina (SSC) y un agente de la propia Procuraduría, adscrito a la unidad antisecuestros, quienes han declarado acerca de las probables omisiones o negligencias que se dieron en cuanto a la entrega del vehículo Norberto a un familiar sin considerar la toma de evidencias, al respecto sostuvo que los uniformados están en calidad de testigos.

No obstante que las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública advierten que en los primeros cinco meses de la actual administración el delito de secuestro en la CDMX paso de una tasa por cada 100 mil habitantes del 0.1 con un total de nueve carpetas de investigación abiertas en 2018, a un alza de 29 expedientes, es decir, una tasa del 29% por ese delito de diciembre a abril de este año, como este periódico público en «Delitos, fuera de control» de la edición del 30 de mayo, la procuradora rechazó que el delito de secuestro haya subido en la ciudad, y aunque reconoció que los datos de la dependencia sí reflejaron un repunte en enero pasado, aseveró que ha habido un alto porcentaje de liberación de víctimas.

A través de un comunicado, reveló que entre diciembre de 2018 y mayo de 2019, se iniciaron 35 carpetas de investigación por casos de secuestro, con un total de 38 víctimas.

La dependencia capitalina sostuvo que los trabajos de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, dieron como resultado la liberación de 31 víctimas relacionadas en 28 expedientes, en los últimos tres casos contaron cada uno con dos personas secuestradas.

Una carpeta de investigación fue iniciado en enero del presente año, fue remitido a la Fiscalía General de la República (FGR), a fin de continuar las investigaciones.

ES DE INTERÉS

Compartir