Huele a represión otra vez, calculan fogueados de izquierda

Rogelio Hernández López | Lunes 22 de agosto, 2016

MIRADAS DE REPORTERO La columna de Rogelio Hernández López

Ese foro rebasó lo tedioso que puede ser la presentación de un libro porque apareció algo amenazante.

 

Es que la mayoría de mujeres y hombres concurrentes fueron o son protagonistas en sindicatos, organizaciones campesinas, estudiantiles, de colonos, incluso como operadores de gobierno; buena parte son militantes veteranísimos desde los tiempos en que era era muy fuerte aquel Partido Comunista Mexicano(PCM). Por eso, toda la gente entendió bien y nadie chistó cuando Arturo Martínez Nateras, quien fuera Secretario de Organización de los “pescados” calculó:

 

“Hoy México está ante el riesgo de un giro abrupto a la derecha. Todo está configurado. Ya se siente un ambiente igual o casi, al que nosotros conocimos bien en los tiempos de la guerra fría: se sataniza, se acorrala, se niegan a las demandas de quien disiente. Parece inminente la represión violenta contra el movimiento social que encabezan los maestros, incluso podría iniciar este lunes por el regreso a clases”…. Silencio prolongado…

 

Y, entre esas y esos fogueados de las muchas izquierdas de México también se planteó otra gran paradoja que viven: –“núnca antes había sido tan fuerte la izquierda mexicana, tanto electoral como socialmente –planteó El Micho Nateras– pero también núnca había sido tan vulnerable por su falta de unidad, por el reacomodo de Morena…”. Entonces sí hubo miradas y muecas de asentimiento.

 

IMG_1014

 

Libro Segundo

 

El motivo de esa especie de asamblea entre pares, fue la presentación del libro segundo de seis tomos de la Izquierda Mexicana del Siglo XX, éste dedicado a los movimientos sociales. Muchos concurrentes son autores de los 40 ensayos ahí compilados por el ex dirigente estudiantil del movimiento del 68, Joel Ortega Juárez. “Esta es una pequeña muestra de una larga travesía libertaria”, sintetizó y fue aplaudido por muchos de los otros presentes que fueron protagonistas, en distintos momentos de los movimientos allí relatados, siempre con posiciones de izquierda:

 

Por ejemplo del Movimiento Cultural Mexicano hecho por el periodista Mauricio Flores Sánchez; del feminismo con el título Mujeres del porvenir elaborado por la periodista Sara Lovera López; del movimiento ferrocarrilero por Gerardo Peláez; del sindicalismo universitario del dirigente Eliezer Morales Aragón y del sindicalista Alberto Pulido; de la insurgencia sindical de electricistas, nucleares, telefonistas, elaborado por Arturo Whaley; de la revolución de las batas blancas. (Médicos) de Alfredo Rustrián Azamar…

 

Igual se examinan los movimientos más recientes como del CGH elaborado por Alfredo Velarde Saracho; La Huelga estudiantil de 1999 en la UNAM; el  ‪#‎YoSoy132 hechos por Roberto González Villareal e Israel García Solares; La Huelga del IPN en 2014 escrito por el estudiante Donovan Héctor Garrido y sobre la CNTE, movilizada desde 1979 hasta la fecha, según el ensayo del maestro Enrique Ávila Carillo.

 

La mayor parte de las y los autores estaban concentrados en la Casa Universitaria del Libro de la UNAM. En la mesa el invitado especial, Enrique Semo, historiador e ideologo, al centro Martínez Nateras y Ortega Juárez, Whaley, Maricarmen Miranda la ilustradora y el joven escritor, hijo de militantes: Maruan Soto Antaki, quien repasó las oquedades y yerros de la izquierda mexicana, la que “se ha concentrado en la creencia de que la democracia sólo está en las urnas”, acusó como si respondiera a Jorge Castañeda quien escribió para el libro segundo: “La Izquierda se quedó a la orilla del río en el 2000”.

 

El excanciller Jorge Germán Castañeda Gutman llegó cuando finalizaba la tercera de las presentaciones pero después reconoció a sus antiguos camaradas del seccional comunista del DF, del que fue su dirigente y los identificó por sus seudónimos antiguos: Parra (Humberto), Simón (Ramón Cárdenas) Angela Davis (David Bañuelos, quien usaba peinado como la activista estadunidense de esos años) Lucky (Luciano López, asistente por muchos años de Arnoldo Martínez Verdugo), Rigo (Rigoberto Vela) La Lovera (Sara, la periodista pionera del lenguaje de género en la prensa). El Güero (como le decían) se toma fotos, firma libros, hace citas y se va apurado, no sin saludar al ex fiscal especial de movimientos sociales, Ignacio Carrillo Prieto.

 

IMG_0998

 

La amenaza.

 

Pocos se fueron al terminar el acto formal. En el loby se formaron grupos para discutir las valoraciones del momento de México. Uno fue de los veteranos que hacían Oposición (Semanario del PCM): Marcos Leonel Posadas, Daniel Carlos García, Fabian Soto, Salomé Mendoza, Juan Pablo Jardón que heredo la tarea de Rául su padre. Y como ese otros círculos.

 

Así, se perfiló más la advertencia de que es “inminente la represión violenta contra la CNTE” porque hay “un escenario amenazador”. Algunas verbalizaciones fueron:

 

El movimiento magisterial no es el único conflicto que enfrenta el Estado Mexicano, tiene muchos frentes. El aparato gubernamental muestra demasiadas debilidades y vacíos que se le revierten…

 

La cupula empresarial y el clero político más conservador ya se hicieron activistas, como no se les veía en décadas y hasta con movilizaciones callejeras presionan a un gobierno debil y paralizado…

 

La derecha política, el PAN, grupos de presión como Mexicanos Primero, Alto al secuestro y otros están soberbios y también imponen legislaciones y otras medidas en los estados y a la federación…

 

Alguien citó el artículo de la socióloga María Amparo Casar, quien sintetiza;

 

“Los militares están en las calles en lugar de en los cuarteles. Los delincuentes están libres en lugar de en las cárceles. Los campesinos están en las avenidas de la Ciudad de México en lugar de en sus tierras. Los maestros están en las planchas de asfalto en lugar de en las aulas. Los estudiantes en sus casas en lugar de en el salón de clases. Los empresarios están en la lucha política en lugar de en sus empresas. Los curas en la política en lugar de en el templo. Los partidos en campaña en lugar de pactando un país mejor. Los gobernadores están defendiéndose y cubriéndose las espaldas en lugar de gobernando. Los candidatos exhiben las estafas, fraudes y engaños del otro en lugar de corregir los propios….”

 

Habrá que estár atentos a lo que dicen estas y estos fogueados de las izquierdas: sí es posible e inminente el apaciguamiento violento del movimiento magisterial, como lo han hecho con otros movimientos sociales. Saben de lo que hablan.

Ejecuciones en Tanhuato

Raymundo Riva Palacio | Viernes 19 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL| La columna de Raymundo Riva Palacio

El 22 de mayo de 2015, en el rancho “El Sol” en Tanhuato, Michoacán, policías federales se enfrentaron con sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación y el saldo fue de 42 presuntos delincuentes y un policía muertos. Fue una matanza, según concluye la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y hubo ejecuciones extrajudiciales y alteración de la escena del crimen. Durante más de un año la Policía Federal sostuvo que no violó derechos humanos, y actuó conforme al protocolo de uso de la fuerza. Resultó mentira. El Gobierno tendrá  que hacer una investigación y determinar qué y cuántos policías violaron la ley para proceder en consecuencia. Su resultado debe dictar también la suerte del Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

 

El documento de la CNDH es muy crítico de la actuación de los federales, y las recomendaciones serán acatadas en lo general. No basta, porque Tanhuato muestra las vulnerabilidades de los policías federales en la lucha contra los cárteles de la droga que tienen que resolverse, como la necesidad de una convención nacional que establezca los alcances y los límites sobre el uso de la fuerza. De otra manera, Tanhuato se medirá como Nochixtlán o como desalojos de carreteras de maestros disidentes. Los casos son totalmente distintos.

 

En Tanhuato, los federales llegaron tras una denuncia de invasión del rancho “El Sol”, y con información de inteligencia que ubicaban en esa propiedad a alrededor de 700 criminales que posiblemente estaban protegiendo al jefe del Cártel Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera, “El Mencho”. El antecedente inmediato había sido el derribamiento de un helicóptero del Ejército –murieron ocho soldados y una policía federal del área de inteligencia- días atrás, en una operación en Jalisco para capturarlo. Con esos elementos, los federales realizaron el operativo.

 

No encontraron ni a Oseguera, ni a los cientos de criminales que decía la información de inteligencia que ahí estaban. Pero no hay que confundirse. Que la operación haya tenido excesos no significa que nunca debió hacerse. A quienes enfrentaron son asesinos, no una población inerme y ajena a hechos delictivos. Tampoco debe dinamitarse a una institución por el hecho que algunos o muchos de sus miembros violaran garantías individuales y minaran los protocolos sobre el uso de la fuerza. A quienes resulten responsables, tendrán que sancionarlos y, según el grado de su responsabilidad, aplicarles la ley. Pero generalizar las faltas de los individuos como putrefacción de las instituciones, es caer en el juego maniqueo de los criminales. Deslindar instituciones de personas es fundamental.

 

Los policías federales, como se escribió en este espacio en agosto del año pasado, violaron el código de conducta y el documento de los Principios Básicos Sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley. Junto con ello vino el uso excesivo de la fuerza, que de acuerdo con el índice de letalidad de la Policía Federal, establece como estándar un policía muerto por 1.4 agresores. En Tanhuato fue un policía muerto por 42 agresores abatidos. El excesivo uso de la fuerza debe ser una excepción, y cuando no se aplican los protocolos, son consideradas ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, según los principios y estándares del Derecho Internacional, de donde se puede desprender una responsabilidad directa hacia el Estado.

 

En Tanhuato no sólo hubo una matanza. Como lo refleja el documento de la CNDH, la Policía Federal quiso cubrir el abuso y exceso de su fuerza mediante la alteración de pruebas, el ocultamiento de evidencia y sembrar armas a los presuntos delincuentes, como lo apuntó una investigación de María Idalia Gómez en el portal Eje Central, quien afirmaba que al menos tres de los abatidos tenían disparos en la cabeza. Lo sabían Rubido y Galindo, a quienes apoyaron incondicionalmente sus jefes, quienes creyeron su versión. Las pruebas, varias de ellas incorporadas en el informe de la CNDH, están en dos paquetes de fotografías que tomaron los federales, que por error distribuyó la Policía Federal a los medios.

 

 

En la versión oficial del enfrentamiento dado a conocer por Rubido, todos los abatidos dieron positivo en las pruebas de radizonato y sodio y Walker, que demostraba que habían disparado armas de fuego. Nunca explicó el porqué hubo más presuntos criminales con rastros de pólvora, que armas en sus manos. El informe de la CNDH lo aclara ahora: los policías federales alteraron la escena del crimen. Hay fotografías dentro del documento de la misma persona muerta sin arma, con arma y con menos ropa que en la gráfica individual. Las primeras fotografías que distribuyó la Policía Federal mostraban cuerpos regados por todo el rancho, algunos en ropa interior y sin zapatos, donde no abundaban las armas. En otro paquete aparecían los mismos cuerpos pero con armas que no tenían antes en sus manos.

 

A algunos les dispararon a tres metros de distancia, como reveló el procurador de Michoacán, Martín Godoy, y en algunos casos, sin que estuvieran armados. Sembrarles armas y alterar la evidencia es un delito, al que se le debe sumar la ejecución extrajudicial en la que incurrieron al violar reglas, normas y protocolos. Los federales no son inocentes en Tanhuato, ni actuaron conforme a ley. La investigación que inicie el gobierno federal, deberá determinar quiénes dentro de la Policía Federal pagan las consecuencias de sus violaciones, y hasta dónde llega la línea de mando que incurrió en las ilegalidades.

 

twitter: @rivapa
La disyuntiva 2 de Peña Nieto 

Raymundo Riva Palacio | Jueves 18 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

¿Qué quiere el Presidente Enrique Peña Nieto dejar como legado? ¿Qué piensa que necesita el país para el siguiente sexenio? Lo que sea, lo tiene que definir rápidamente porque su gobierno, por cuanto a administración de expectativas, está agotado. Peña Nieto no despierta el ánimo nacional salvo como blanco de todo tipo de golpes, ni ha construido un liderazgo que le ayude a salir del marasmo político en el que se encuentra. El diseño de presidencia tripartita con el que arrancó el sexenio está colapsado y los puntales que lo sostenían, los secretarios de Gobernación y de Hacienda, están enfrentados por la hegemonía del Gobierno. El modelo y su personalidad –reflejo de la ausencia de un jefe que no ejerce la jefatura-, los ha llevado a posiciones excluyentes. Con dos y medio años por delante de administración, lo que vive Peña Nieto es una crisis dentro de su gobierno y tiene que darse cuenta que, o la resuelve, o lo arrastrará con ella.

 
En la primera parte de este texto se citó la experiencia del Presidente José López Portillo cuando despidió a sus secretarios de Hacienda y de Programación y Presupuesto cuando chocaron sobre la política económica, cuyo resultado alteró la sucesión presidencial de 1982 y el rumbo del país. Despedir hoy en día a los secretarios Miguel Ángel Osorio Chong de Gobernación, o a Luis Videgaray de Hacienda, podría hacer caminar a Peña Nieto por la misma ruta desafortunada de López Portillo, por lo que la solución tendría que ser distinta. Si quiere resolver el conflicto entre dos titanes dentro de su gobierno, tiene que optar por uno y alejar al otro del primer círculo del poder.
 
Peña Nieto, por lo que dice y hace, percibe las cosas muy distintas desde la burbuja en la que se encuentra. Pero lo que le urge es recuperar inmediatamente la gobernabilidad en el sur del país, y en el mediano, mantener el control de la sucesión presidencial en el PRI. En el largo plazo está el mantener a su partido en el poder, que en las condiciones actuales no se ve posible. Estos movimientos tácticos requieren una persona que pueda concretarlos, porque si no lo logra, el segundo tercio del sexenio será una pesadilla mayor para Peña Nieto de la que ha vivido hasta ahora. 
 
¿Quién está mejor capacitado para ayudarlo? El Presidente ha marcado una inclinación clara por Videgaray en las últimas semanas, pero no ha terminado de sepultar a Osorio Chong, a quien le sigue delegando responsabilidades políticas fundamentales. Sus dudas generan confusión en el interior del gabinete, e incertidumbre en el exterior, donde los capitales y los inversionistas, mexicanos y extranjeros, no ven rumbo. El tiempo se le agota al Presidente, pese a que apenas va a la mitad de su Gobierno. La razón del porqué urge esa decisión cuando el calendario, es por la forma como desaprovechó las oportunidades que se le presentaron en la mitad del sexenio, donde nunca pudo administrar las expectativas –fundamental para un gobierno-, y su gestión gubernamental se volvió cada vez más tortuosa, más enredada con actos de corrupción y conflictos de interés, y en un entorno internacional desfavorable.
 
La disyuntiva es entre Osorio Chong o Videgaray para superar la partición del gabinete en dos bloques de lealtades y dejar de cruzar a Hacienda en temas de gobernabilidad, y a Gobernación en decisiones económicas para apagar fuegos. Peña Nieto necesita reconstruir la cohesión donde antes dividió el poder, y restituir el mando único en la conducción del Gobierno. Su decisión no debería ser a partir de sus querencias, debilidades, o dependencias, sino sobre escenarios: ¿es la gobernabilidad del país lo que se requiere para la próxima administración? Si es así, ¿es Osorio Chong la persona indicada para conducir la nave? O ¿es la economía y el apuntalamiento de sus reformas lo que necesita como legado? ¿Es Videgaray quien reúne el consenso para conducir este barco? 
 
La decisión es complicada porque su espíritu responde más a lealtades que a resultados, y el cariño por sus colaboradores ha sido más fuerte y determinante, que la eficiencia y resultados. Peña Nieto, se ha señalado en este espacio, es más amigo de sus amigos que sus amigos de él. Ante los fracasos no renuncian, y cuando lo han llegado a hacer, no los deja, porque considera que es injusto. Ese círculo vicioso lo hace caer sistemáticamente en la desaprobación de su gobierno y perder liderazgo y capacidad de movimiento. “El Presidente necesita dar un golpe de timón”, dijo un Secretario de Estado que ha puesto sobre la mesa presidencial su renuncia. Sin embargo, ese golpe no tendría efecto alguno si no incluye a uno de los dos pilares del gabinete y, particularmente, si no lo acompaña una redefinición del rumbo y el reagrupamiento para 2018.
 
Cualquier decisión que tome Peña Nieto sobre Osorio Chong o Videgaray, oxigenará su gobierno y restaurará fuerza al poder presidencial. Sería doloroso, como reveló el Presidente López Portillo cuando recordó la renuncia simultánea de sus Secretarios de Hacienda y de Programación y Presupuesto, pero a diferencia de él, no tendría que deshacerse de sus dos pilares, sino de uno solo. La mutilación sería parcial. ¿Cuál es el problema? Que Peña Nieto, a diferencia de muchos de sus antecesores, no ha mostrado hasta ahora la mano firme para dar un manotazo que lo rescate. O quizás lo explique que no sienta que lo necesite. 
 
twitter: @rivapa
La disyuntiva 1 de Peña Nieto 

Raymundo Riva Palacio | Miércoles 17 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

En el velorio de la esposa del Senador Emilio Gamboa, hubo momentos en los cuales el ambiente era tan tenso que helaba. Hubo una guardia de honor encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto en la cual lo acompañaron, entre otros, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de Educación, Aurelio Nuño, y el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, compadre del Presidente. La ausencia notable era la del jefe del gabinete y quien había trabajado las reformas en el Senado con Gamboa, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. “Era muy incómodo”, dijo un alto funcionario que vio la escena. “No se hablaban, le daban la espalda”. Se refería a Osorio Chong.

 

La imagen refleja lo que está sucediendo en el equipo compacto de Peña Nieto, en el fin de una etapa cuya fecha de caducidad puede establecerse el 19 de junio pasado, cuando una pésima operación de la Policía Federal en Nochixtlán, dejó ocho muertos y más de un centenar de heridos. Ese día Nuño, quien durante casi un año utilizó un lenguaje policial en contra de la Coordinadora Magisterial, quedó arrasado por la fallida operación. Quien lo humilló públicamente fue Osorio Chong, quien para restaurar el orden y la tranquilidad en Oaxaca, inició negociaciones con la disidencia magisterial de las que Nuño fue excluido. En las conversaciones Nuño envió a su jefe de Oficina, Mauricio Dávila, sin voz ni voto.

 

El maltrato a Nuño molestó al Presidente, quien se lo hizo ver a Osorio Chong, según funcionarios, y terminó de romper la de por sí frágil relación entre los dos, y del Secretario de Gobernación con Videgaray. Se acabaron los formalismos y aunque se mantuvo la relación institucional, la batalla entre los dos puntales del gabinete de Peña Nieto entraron en una confrontación largamente anunciada e igualmente contenida. El conflicto está afectando a Los Pinos y a la gestión del Presidente, que no termina de decidir qué va a hacer con Osorio Chong. Pero al mismo tiempo, tampoco parece estar convencido de deshacerse de su Secretario de Gobernación para entregarle todo el poder al de Hacienda, lo que sería el final total de la presidencia tripartita del arranque del sexenio y el comienzo de un modelo con una especie de vicepresidente al estilo español, con funciones de primer ministro.

 

El resultado de la indefinición está provocando un enorme desgaste al Secretario de Gobernación, quien parece arrinconado en Bucareli, mientras Videgaray avanza en la colocación de sus cuadros en cuanto puesto de primer, segundo y tercer nivel queda vacante en la administración. El deterioro es una larga agonía para Osorio Chong, quien se ha aferrado a los cuadros que le son incondicionales, aunque se hayan convertido en lastre. Uno, por razones de salud, es el director del CISEN, Eugenio Imaz, quien va por la quinta quimoterapia, pero mantiene el Secretario en el cargo para poder seguir controlando la inteligencia civil. El otro es el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, que debió haber sido cesado tras el fiasco del operativo en Nochixtlán que revigorizó a la Coordinadora Magisterial y cambió el rumbo de la conversación nacional sobre la Reforma Educativa hasta convertir su demanda de derogación, en una revuelta social en el sur del país.

 

 

Peña Nieto se encuentra en una disyuntiva crítica para su gobierno. ¿Qué puede hacer? Por lo pronto, revisar lo que hizo un antecesor suyo en Los Pinos, el Presidente José López Portillo, quien despidió en noviembre de 1977 a dos amigos y cercanos colaboradores, el Secretario de Hacienda, Julio Rodolfo Moctezuma, y el de Programación y Presupuesto, Carlos Tello. Chocaron por el presupuesto de 1978, cuando Moctezuma rechazó dos veces el documento que presentó Tello al gabinete económico, que fue el colofón del conflicto entre un monetarista –el primero- que veía como una necesidad la intervención del Fondo Monetario Internacional, y un expansionista –el segundo-, que abogaba por la independencia económica y el desarrollo de una política industrial contra la idea del mercado abierto.

 
López Portillo lidió con sus colaboradores, enfrentados en una lucha por la hegemonía dentro del gabinete, como parte de una disputa política que hacía que las dos posiciones fueran excluyentes. En sus memorias, Mis Tiempos, López Portillo apuntó que las renuncias fueron “la decisión más amarga y dolorosa que (había) tomado en el régimen”, pero no podía hacer otra cosa. “Cada uno de ellos pretendiendo ser portadores de la verdad, (dejaron) sueltos a sus colaboradores como si fueran jaurías rivales y empleando sus fuerzas principales en combatirse y destruirse antes que en integrar la política económica”.

 

El choque de sus dos secretarios y su consecuente renuncia, reflexionó López Portillo, alteró los planes del gobierno y “el esquema mismo de la sucesión presidencial, pues desde que asumí la presidencia había entendido que el siguiente Presidente tendría que ser de una generación posterior a la mía”. Aquél pleito alteró la sucesión presidencial en 1982, que tuvo un impacto del que todavía hay consecuencias. La experiencia dice que aquella decisión, que fue un golpe de timón, equivocado. No debía haber despedido a los dos sino a uno solo. López Portillo pensaba que la posición de Tello era la mejor, en términos racionales, pero la de Moctezuma, la que necesitaba el país. Peña Nieto puede tener en López Portillo la luz que le ayude a tomar la decisión que tanto necesita, y evade.

 
twitter: @rivapa
Mercado Negro Cibernético: amenazas y riesgos

Simón Vargas |

IN PRINCIPIO ERAT VERBUM© | La columna de Simón Vargas Aguilar©*

El mercado negro cibernético es el paraíso de la oferta y demanda para drogas, armas, tráfico de personas, prostitución e inteligencia.

 

La expansión del internet no sólo abrió fronteras, paralelamente también provocó una brecha de seguridad que dejó vulnerables a las organizaciones, y a cada usuario de los servicios digitales. Desde el momento en que creamos una cuenta de correo, iniciamos un chat o guardamos un archivo en el ordenador, nos convertimos en víctimas potenciales.

 

Desde la primera década del siglo XXI, la comunidad de hackers ha incrementado y madurado sus operaciones paulatinamente al mismo tiempo que los negocios digitales y las transacciones en línea. Una amenaza latente que rápidamente superó la seguridad de múltiples compañías y derivó en pérdidas económicas en todo el mundo, así como en el robo masivo de información confidencial.

 

Conforme migramos a lo digital, nuestros datos personales se almacenan en la red, de tal modo que casi toda actividad que realizamos está registrada, desde compras con tarjeta hasta páginas web que visitamos. http://symc.ly/2baus7O

 

El derecho a la privacidad es un concepto que comienza a verse vulnerado cuando el ingreso ilegal a nuestros discos duros, celulares y cuentas, sobrepasan las medidas de seguridad disponibles para un usuario común.  Sin restricción a la vida privada, es como sí cualquiera pudiera accesar a nuestra mente y ver todo lo que guardamos, un escenario bastante perturbador.

 

Según datos de la OEA, las cifras en casos de difamación, amenazas y ciber bullying a nivel personal se han incrementado, le siguen los robos de identidad y fraudes bancarios. Estamos hablando de ataques que llegan a escalar de lo micro a lo macro.

 

Los delitos más graves impulsados por las TIC y el internet que preocupan a los gobiernos están relacionados al tráfico de personas, drogas, armas, inteligencia, además de explotación sexual y secuestro infantil.

 

Ejemplo de esto lo encontramos en Silk Road, el mercado negro más importante a nivel mundial que inició sus operaciones a principios del 2011, era una plataforma de comercio internacional de drogas ilegales que llegó a generar hasta 1 billón de dólares anuales en ventas, previo a su cierre en 2013, gracias al trabajo en conjunto del FBI, la DEA, Seguridad Nacional, el Servicio Secreto, el fisco y los inspectores del servicio postal de los Estados Unidos. http://bit.ly/1drpalo

 

Por su parte, en México se presenta un alto porcentaje de incidentes en materia de cibercrímenes, tan sólo en el 2013; el año en que los delitos cibernéticos se incrementaron exponencialmente, las pérdidas alcanzaron los 3 mil millones de dólares, ocupando el segundo lugar en vulnerabilidad informática, sólo por detrás de Brasil que perdió 8 mil millones de dólares. http://symc.ly/1NgmZQg

 

La Policía Federal es la autoridad competente para atender la incidencia delictiva de índole cibernético a través de la División Científica, que desde su competencia procesa e investiga las denuncias pertinentes a los medios electrónicos y ciberdelitos.

 

A pesar de los esfuerzos de capacitación, actualización y colaboración con otros organismos internacionales de seguridad, la división aún no se ha consolidado para atender la complejidad de este fenómeno, en especial el combate a la distribución de drogas desde las redes sociales.

 

De acuerdo a la INTERPOL, en años anteriores estos delitos estaban conectados a individuos o pequeños grupos, sin embargo, hoy los ataques informáticos escalan en daños y complejidad gracias al financiamiento de poderosas organizaciones criminales. http://bit.ly/1iwtzTz

 

Aunado a esto, existe la brecha sobre reformas en leyes y políticas de seguridad, prevención y sanción de delitos cibernéticos, es un tema rezagado, pero no exclusivo de nuestro país. En Latinoamérica persisten muchas naciones vulnerables, lo que es consistente con la falta de cultura de prevención y concientización sobre la materia.

 

Es una realidad, la inseguridad y el narcotráfico no solamente nos amenazan en las calles, las drogas ya no se encuentran exclusivamente en aquellas esquinas de conocidos dealers, el peligro acecha detrás de las pantallas de una computadora o un celular, un sólo click puede traernos diversidad de narcóticos como catálogo de zapatos, para toda clientela y con precios competitivos, al margen de la ley, internet parece tierra de nadie, desafortunadamente también es terreno de oportunidad para el crimen y la impunidad.

 

*Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

 

El Trump de Macuspana

Raymundo Riva Palacio | Martes 16 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

Andrés Manuel López Obrador está en abierta ofensiva contra todos aquellos que cuestionaron su declaración 3 de 3 que dijeron que con 50 mil pesos al mes, con un menor como dependiente, no puede vivir. Existe la posibilidad de que López Obrador sea mantenido por su esposa, pero con 40 mil pesos mensuales de salario como investigadora, con créditos, tampoco les cuadra que esos sean los únicos ingresos de los que dispone. La defensa de López Obrador ante las críticas no es, como Barack Obama –que tanto le gusta citar en analogías- cuando cuestionaron la compra de su casa en Chicago y abrió un portal en internet con toda la documentación de la operación inmobiliaria para probar que no había ningún conflicto de interés detrás de esa adquisición. La suya ha sido, como siempre, el ataque político.

 

En Veracruz este domingo, López Obrador dijo que “los de la derecha, los de la mafia del poder, los del PRIAN no aceptan su declaración de bienes, que no tiene casas, ni cuentas bancarias, ni tarjeta de crédito, ni vehículo propio, porque ellos tienen mansiones en México y el extranjero”. Maestro en el sofisma, un día antes escribió en su página de Facebook: “Están como enchilados los políticos corruptos, cínicos e hipócritas del PRIAN, socios, achichincles y corifeos… Es sencillo: no soy como ellos”. El discurso es típico del veterano político: el contraataque retórico, virulento y sonoro para provocar a sus adversarios y llevarlos a su terreno, el de la palabra, no el de los hechos. Los arrincona para que rindan cuentas, con artificios verbales para que nadie le pida cuentas a él.

 

Ese método le es redituable. No hay legiones de seguidores, pagados o espontáneos más agresivos y activos en las redes sociales que los de López Obrador. Son incansables e intimidantes al grado de que en los medios de comunicación muchos de quienes escriben análisis, o se autocensuran o se vacunan expresando que no son “antipejistas”. Con López Obrador no hay puntos medios, espacios grises ni matices. Es el todo o el nada. Estás conmigo o estás contra mí. Esto no es una casualidad: es la influencia de su mensaje.

 

El discurso de López Obrador, que nació en Macuspana, donde se hizo evangélico, es teológico y maniqueo, donde el mundo se divide entre buenos y malos, ricos y pobres, puros e impuros. Toda su retórica es religiosa; él, en el lado de los puros, y los otros, los de la mafia del poder y quienes no le profesen lealtad en forma incondicional, en el de los impuros. Es un juego de imágenes que tiene un impacto poderoso porque la realidad del país, pobreza, desigualdad, corrupción e impunidad, está alineada con su palabra.

 

Pero que la realidad se acomode al discurso no significa que el discurso sea verdad. Hay componentes en su programa de gobierno que pueden ser discutidos y cuestionados, pero no descartados a priori. En la campaña presidencial se pasarán por ácido sus propuestas. Pero para el ideal en una campaña electoral donde se confronten las ideas y las visiones de país, el entorno no puede estar contaminado por el odio que genera un discurso excluyente y que polariza. Tenemos un ejemplo en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, donde hay una sociedad rota por el discurso vago, una agenda políticamente “fantástica” y tácticas verbales agresivas de “patio de escuela”, como describió Jesse Andreozzi en The Hufftington Post en octubre pasado, el efecto teflón de Donald Trump.

 

López Obrador también está recubierto de teflón, que lo hace invulnerable a todo señalamiento e impide al elector que lo contrasten. Trump vuelve a ser la referencia más cercana. En enero, cuando arrancaban las primarias en Estados Unidos, el entonces aspirante a la candidatura presidencial republicana, afirmó que él “podía pararse a la mitad de la 5ª. Avenida, dispararle a cualquiera y no perdería votantes”. López Obrador, se puede argumentar, podría decir lo mismo, con los mismos resultados. La analogía se da en la forma como nadie le hizo caso a Trump en cuanto a su solidez como aspirante a la Casa Blanca, y la laxitud con la que se analiza a López Obrador. 
Un estudio del profesor Thomas Patterson de Harvard, publicado por el Centro Shorenstein sobre Medios, Política y Políticas Públicas en junio, sugiere que fue la ligereza con la que trataron los medios a Trump -mucha cobertura a sus dichos y poco análisis sobre su récord-, lo que lo encumbró. Trump es mentiroso y tramposo, violador de leyes y fiasco como empresario; es decir, exactamente todo lo contrario de lo que dice ser, pero su discurso apela a millones de votantes que, como en México, son más pobres, están abandonados, y se sienten traicionados.

 

Los medios en Estados Unidos lamentan haber sido tan superficiales en su cobertura con Trump, y se han vuelto rabiosos contra él, lo que incrementa la polarización. Los medios en México tratan con respeto o miedo a López Obrador y no le exigen nada. Pedirle transparencia ahora, es un deber profesional ante un candidato tan poderoso como López Obrador. Conminarlo a que no engañe ni diga mentiras a los electores, es un imperativo ético. Si López Obrador da luz a la parte más oscura de su vida, demostrará que es un contendiente serio y honesto. Si mantiene la opacidad, mal haríamos en los medios y la sociedad, dejar que se mueva con impunidad.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa
AMLO ante la encuesta de Reforma

Salvador Guerrero Chiprés |

CENTRO Y PERIFERIA | La columna de Salvador Guerrero Chiprés

Las encuestas sitúan en un muy lejano tercer lugar al PRI mientras que se afianza, para estos meses, la idea de que la Presidencia de la República será disputada por las alianzas que encabecen Margarita Zavala y Andrés Manuel López Obrador.

 

La cautela del silencio priista sobre la última de ellas y el entusiasmo moderado en el cuarto de guerra de Zavala, contrastan con la reacción de AMLO.

 

AMLO sostuvo que la encuesta de Reforma que lo sitúa en segundo lugar de las muy anticipadas preferencias electorales rumbo al 2018 estuvo “cuchareada”.

 

Eso no lo sabemos. Pero sí podemos verificar que, como sostiene ese muy influyente diario, ante el resultado previo el político tabasqueño difundió gustosamente resultados que lo colocaban en el primer sitio.

 

Reforma, además, durante algunas horas, colocó la imagen de AMLO junto a la de Donald Trump, en esta idea corriente de que ambos personajes han sido, son o pueden ser “un peligro para…” que ha (re)cobrado preeminencia en la opinión pública.

 

La respuesta a AMLO desde Reforma corresponde bien con el legítimo ánimo periodístico de defender la calidad de un insumo de opinión tan importante como una encuesta y para recolocar la imagen de AMLO como un personaje intransigente.

 

En contraste con la opinión de que AMLO, al reaccionar ante una encuesta incurre nuevamente en la demostración de un ánimo visceral profundamente antipático y origen de temor de un segmento muy importante de la población, creo que, en su propia lógica de subrayar su disposición a combatir representaciones vistas como injustas sobre su propia imagen y para enviar el mensaje a sus seguidores de una cierta manera de aparecer como combativo…hace lo correcto.

 

Al responder y reaccionar en esta y otras ocasiones AMLO parece exitoso al lograr varios objetivos.

 

Primero, renueva el mensaje de que todos aquellos que vayan a atreverse, desde una posición relevante, a atacarlo, recibirán respuestas y podrán ser troleados por los estrategas de redes sociales correspondientes y por los columnistas de su sequito; en segundo lugar, divulga su disposición al ejercicio de lo que él entiende por combatividad y al hacerlo da una lección de cierta comunicación política que le ha funcionado toda la vida: no se dejan espacios sin ocupar, una lección que podría serle útil al PRI que drásticamente redujo su presencia y que, por cierto no se queja del drama en que parece encontrarse; en tercero, AMLO se presenta como un campeón popular hacia quien puede dirigirse el voto útil ante el desplome de las preferencias por el PRI y frente al panismo medio dividido que lo confrontaría.

 

AMLO permanece firme en el panorama. Más que la encuestas hay que juzgar la efectividad de la comunicación del aspirante por el mensaje central que está construyendo y que tocaremos próximamente.

 

confianzafundada.mx.

Deshonestidad valiente

Raymundo Riva Palacio | Lunes 15 de agosto, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

Ave de tempestades que polariza, Andrés Manuel López Obrador vuelve a estar en el centro de la discusión pública. ¿Qué tan irreprochable es quien ha hecho de la lucha contra la corrupción y el ensalzamiento de su honestidad? ¿Qué tanto su discurso es tramposo, maniqueo y emocional? El debate se presentó por la presión pública que lo obligó a presentar su declaración 3 de 3, y porque todos los ingresos revelados por él, no corresponden a lo que en un espacio de un mes, había dicho tener. López Obrador se encuentra en el umbral de parecer mentiroso, que es justamente una de sus críticas más persuasivas contra la clase dirigente. El creador del concepto “honestidad valiente”, está atrapado en su realidad.

 

Por ejemplo: el 11 de agosto, Andrés Manuel López Obrador dictó en Acapulco la conferencia “Cambio y Porvenir de México” en el Hotel Princess. El 14 de julio, en una entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, reveló que por esa disertación –no precisó cuál, pero aclaró que sería en México, en 20 días-, le iban a pagar 20 mil dólares. En esa misma entrevista dijo que recibe pagos en cheque en Estados Unidos por ponencias en universidades –tres mil 500 dólares cada una-, y que recibe cada año regalías por los libros que publica, algunos de ellos, dijo, que han vendido más de 120 mil ejemplares. Estos ingresos, que son legales y legítimos, se esfumaron de su patrimonio dado a conocer por López Obrador. O mintió al fisco sobre sus ingresos, o a la gente sobre sus ingresos.

 

La semana pasada López Obrador presentó su declaración 3 de 3 en el Instituto Mexicano para la Competitividad. Según lo estipulado en la documentación, al firmarla se comprometía a que “la información declarada (sea) exhaustiva, verídica y válida a la fecha de presentación”. Como no hay forma de probar legalmente que la información sea verídica y válida–sólo podría hacerlo el SAT-, no se puede afirmar que miente, como aseguraron los líderes del PRI y del PAN a partir de suposiciones, quienes cuestionaron que no se podía vivir con lo que declaró. Sin embargo, que el alegato sea retórico, no quita solidez a la imputación: López Obrador sí mintió, y las autoridades determinaran si evadió al fisco, o los electores si los timó.

 

En su declaración patrimonial reportó un ingreso neto anual de 600 mil pesos, resultado del pago de Morena como presidente del Comité Ejecutivo Nacional, y presentó las tres carátulas del acuse de recibo del SAT de sus impuestos federales. En 2013, declaró en ceros; en 2014 obtuvo una devolución de 22 mil 516 pesos, y en 2015 le devolvieron 779 pesos. Las carátulas presentadas no dan suficiente información, lo que mantiene en la opacidad sus verdaderos ingresos. Igualmente oscuro es cómo vivió luego de ser jefe de gobierno del Distrito Federal en 2005 y 2013, que es cuando vuelve a declarar impuestos.

 

El problema actual de López Obrador es la declaración patrimonial que presentó al IMCO, donde marcó en ceros dos de los cinco rubros solicitados: ingresos por servicios profesionales, en México y el extranjero –donde entran los ingresos por conferencias-, y el que trata de “otras actividades”, como donaciones o regalías. En la entrevista con Gómez Leyva habló abiertamente del pago por regalías y conferencias, que no las reportó en ninguno de los tres años que dio a conocer. Tampoco aparecen las donaciones con las cuales, según ha dicho, le ayudan en el componente de su ingreso. En octubre del año pasado, ante críticas directas del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, sobre de qué vivía, López Obrador dijo que sus gastos, si bien modestos, los podía  “pagar con el apoyo que dan militantes a nuestro movimiento que cooperan”.

 

La opacidad siempre ha sido una característica de López Obrador. Cuando dejó el gobierno capitalino para contender por la Presidencia, fundó una asociación civil, Honestidad Valiente, que nunca pagó impuestos sobre la renta. Ello, pese a que en dos de los seis ejercicios fiscales reportó ingresos al SAT por donativos en 2009 y 2010 por un total de 20 millones de pesos. ¿Qué pasó con ese dinero? Si escuchamos a López Obrador, esos millones fueron para él y no pagó los impuestos correspondientes. Por qué nunca investigó la autoridad federal los presuntos ilícitos de Honestidad Valiente, es una pregunta que nunca se ha hecho. Sólo surge ahora porque, por primera vez en su carrera, López Obrador ha sido puesto en una posición donde se le exige que diga qué lo mantiene a él y a su hijo menor, que registró como único dependiente.

 

Hay muchos huecos en el historial patrimonial de López Obrador. No se sabe, por ejemplo, qué sucedió con aquello que registra la declaración patrimonial de López Obrador en la página del PRD de sus tiempos de jefe de gobierno, donde se relacionan un departamento de más de un millón de pesos de precio (2002) en la ciudad de México, dos casas en Tabasco (1981 y 1985) de un millón de pesos las dos, un predio en Tabasco (2000) de medio millón, dos automóviles compactos y dos cuentas de cheques. Su declaración 3 de 3 dejó más dudas que certidumbre, lo hizo ver más vulnerable que consistente, más tramposo que honrado. Le puede dar la vuelta a todo, sí, pero tendría que ir contra su naturaleza: ser transparente y aceptar rendir cuentas.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

El riesgo de ser alcalde

David Colmenares |

SIGNOS Y SEÑALES | La columna de David Colmenares Páramo

El tiempo tiene alas y sucesos económicos van y vienen. Las crisis han sido recurrentes y por lo menos mi generación, siempre la ha vivido, así como las eternas discusiones sobre las bondades de algunos instrumentos y la posibilidad de las alternativas. Lo real es que las cosas no cambian y la historia se repite, una y mil veces, de forma tal que parece que la historia no funciona, o no se ha sabido explicar.

 

De lo mas se ha hablado es del potencial de municipio como palanca del desarrollo nacional, de lo mucho que se puede hacer por el. Cuando Raúl Olmedo estuvo en Gobernación, se hizo un esfuerzo editorial importantísimo, pero hoy se mantiene la misma discusión y el mismo discurso, sólo que se han dado pasos atrás muy importantes, siendo incluso peligroso ser alcalde. En el caso de todos, los buenos y los malos, está el desconocimiento de las normas administrativas, de la naturaleza de las transferencias que reciben, que pueden hacer y que no No conocen porque reciben lo que reciben en su mayoría y son engañados frecuentemente por algunos gobernadores. Hoy esto no ha cambiado.

 

Lo anterior a cuento por la realidad municipal, que como he comentado es muy heterogénea , sólo con ver la naturaleza de los 2 mil 445, municipios del País, veremos que es compleja y asimétrica, la mayoría está en estado de pobreza.

 

La mayoría de los mismos se encuentran en condiciones de pobreza extrema, sus finanzas, aunque menos dependientes que las entidades federativas, son extremadamente dependientes y objeto de control por parte de los gobernadores y los congresos locales.

 

El 115 los maniato al extremo, incluso aunque se dice que el catastro es municipal, todos sabemos que es controlado y operado por los gobiernos estatales y que son pocos los municipios, como Monterrey, que tienen su propio catastro, pero siempre subordinado al catastro estatal.

 

Alrededor de 2003 se hablo de hacer un Catastro Nacional, lo cual implicaría en los hechos una coordinación nacional de catastros, lo cual podría estar vinculado al sistema nacional de coordinación fiscal, que sería o ideal, o podría funcionar con la misma lógica.

 

Señalar lo anterior no significa cerrar los ojos ante lo que pasa en la mayoría de los municipios del País, esto es la corrupción, la opacidad y la nula rendición de cuentas. Al respecto han sido poco activas las áreas de fiscalización de los congresos locales, no todas por supuesto.

 

Sabemos que son acosados y amenazados por las bandas criminales, que les exigen recursos, y mientras más pequeño es el ayuntamiento, más fácil es que los presionen y amenacen.

 

Ahí tenemos las cifras de los alcaldes asesinados en los últimos meses en diferentes estados de la República, tanto del norte, como del sur. Pero también hay alcaldes corruptos, que forman parte de la delincuencia y los cuales deben ser castigados ejemplarmente. Lo importante que esto no inhiba los esfuerzos por fortalecer la autonomía municipal, lo cual solo será posible con la participación ciudadana. Al respecto vale la pena revisar las auditorias a la misma que realiza periódicamente la ASF.

 

En suma es un dilema aceptar ser presidente municipal, especialmente en los estados del sureste, como el Norte. Por eso se recurrió por ejemplo, a magnificar los usos y costumbres, como es el caso de más de 400 en

 

Oaxaca, que es claro no son el paradigma de la democracia.

 

brunodavidpau@yahoo.com.mx

 

Recelos en lugar de anhelos

Ricardo Eguia |

PREMISA MAYOR | La columna de Ricardo Eguía Valderrama

“La riqueza de un país está en la riqueza cerebral e intelectual de sus habitantes y la soberanía es en la medida que los ciudadanos de un país son libres, económicamente  independientes, capaces, productivos, preparados para generar valores agregados a lo que hacen honestamente…”

 

Hoy para el modelo económico neoliberal el ser humano no tiene ningún valor…están abiertas las fronteras para las mercancías, para las transacciones financieras y hasta para las drogas ilícitas bajo un sistema aparentemente enjundioso y que con estrepitosa parafernalia simula bizarras persecuciones contra el narco inexpugnable parapetado en el constante  lavado de millones de dólares…pero se cierran las fronteras y se cancelan libertades para los seres humanos…¡es el fracaso del humanismo!

 

El neoliberalismo económico convirtió la vida de la humanidad en un simple mercado, la economía en un gran casino y para permanecer en la eterna ficción, mitos, engaños, las estafas, las privatizaciones, los fraudes, la especulación parasitaria y el saqueo de los bienes nacionales para lo cual se  recurre a clichés gastados, mascaradas tétricas,  amañadas Reformas a la Constitución  e historias sórdidas para cancelar los códigos morales, los principios, el orden y el respeto a las leyes.

 

Hugo Stiglitz, premio Nobel sostiene que México es la peor réplica del capitalismo, que es el “capitalismo de cuates”, sin innovación, sin una economía dinámica de mercado, sin órganos reguladores, sin mejores precios, carente de regulaciones, donde impera la discrecionalidad, los parches legales, la opacidad, la corrupción desaforada y todo ello sin planes transexenales, mucha incompetencia, improvisación, negligencia y falta de rendición de cuentas lo cual deriva en una economía estancada nunca redistribuidora y si altamente concentradora de la riqueza social y donde la ciudadanía paga el pato porque grupos privilegiados extraen rentas de carreteras, bancos, del petróleo,  del gas y de la petroquímica privatizada así como de las minas, FF.CC., puertos, aeropuertos, teléfonos, energía eléctrica y telecomunicaciones oligopólicas…

 

Las Reformas “estructurales” no dan fruto y si perjudican al país sobre todo la energética que todos los días está probando su sesgo privatizador y sin dejar nada positivo al país solo concentra más la riqueza nacional en los eternos grupos de interés, perdiéndose de manera irreversible la “autonomía energética” al importar prácticamente todos los petrolíferos.

 

Se desmoronaron las promesas de un “Pemex” y una “CFE” fortalecidas y de gasolinas suficientes, baratas y  tarifas eléctricas a la baja.

 

Es mera ilusión pretender que esos incrementos no se reflejan en los precios de otros bienes y servicios…lo único que nunca sube en éste país enteramente maquilador  son los salarios de hambre…

 

Desde hace tres décadas se persiste en un desmantelamiento voraz, imprudente e inhumano del Estado social para ser  entregado a  las grandes corporaciones que están arrasando con todo despertando zozobras y radicalismos  por descontento con el presente y recelo de un muy oscuro futuro…Bien decía Chesterton hoy es más difícil luchar contra los mitos del neoliberalismo fracasado que contra las supersticiones, creencias y charlatanerías medievales.

 

Es la corrupción oficial-empresarial lo que más  azuza el avispero .

 

“Morgan Stanley” en su sección de mercados emergentes dice que en la comunidad de inversionistas de Wall Street se sostiene que: “La corrupción y la mala gestión son endémicas en la política mexicana”.

 

Crimen, inseguridad pública y violencia generan imagen negativa en el exterior y la población que padece esa barbarie no percibe logros en procuración ni en la administración de Justicia y como dice el Papa Francisco “la corrupción de los poderosos, la pagan los pobres”…la corrupción en la política y en los negocios la pagan los hospitales sin medicinas, los enfermos sin curación, los niños sin escuela …los pobres son  los mártires de la corrupción económica y política” y tildó de “intolerable que los mercados financieros, la escandalosa especulación gobiernen la suerte de pueblos con ortodoxia neoliberal y los urgió para promover la inversión social…”

 

En índice de corrupción (TI) México solo es superado por la República Dominicana, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Haití…”Transparencia Internacional” y su “IPC” entre 177 países ubica a México en el lugar 106 contra el 104 del año previo…Brasil ubicado 34 posiciones por encima de México y en América Latina Uruguay ocupa el número 19 y Chile el número 28…vergonzante que México ocupe 87 posiciones más abajo y que hasta la apologista a sueldo del modelo neoliberal (la OCDE) lo ubique en el último lugar recalcando que carece de un sistema de integridad con mejores reglas de rendición de cuentas y órganos efectivos de control, fiscalización y sanciones a funcionarios públicos, así como reglas de parlamento abierto.

 

A mayor abundamiento el INEGI (El Financiero) apunta que más del 21% de la población fue víctima de la corrupción en algún trámite o servicio público, agregando que el 89% de la población percibe a las policías como el sector más corrupto, seguido del 84.4% que abomina de los partidos políticos, del poder Legislativo y el 78.5% del Ministerio Público, siendo la corrupción oficial junto con la inseguridad y el desempleo los problemas que más preocupan a la población.

 

¡Luego entonces no se necesita ser experto en nada para inferir que la corrupción en México es el principal problema estructural que impide el crecimiento económico y es el principal obstáculo para volverlo un país competitivo!

 

Es palmaria también la deficiencia del Estado para aplicar la Ley, para prevenir y para perseguir el delito así como para condenar judicialmente a los delincuentes haciendo de la impunidad una aberrante constante sistémica y endémica según el reporte Heynes y el relator para Derechos Humanos de la ONU que enfático agregó “no se protege por el Estado mexicano la vida de las personas, ni sus posesiones y/o propiedades y tampoco se vigila ni se sancionan los permanentes abusos de autoridad”.

 

El peor de los mundos posibles para este país…de un lado la execrable corrupción oficial imparable pero además inmersa la Nación en el peor neoliberalismo económico depredador y con el Estado como su aliado, instigador y protector…

 

Buena frase  que lo sintetiza casi todo diciendo “el paso de la muerte, del estatismo al neoliberalismo y su vorágine que lo privatiza todo en favor de la plutocracia cleptocrática…peor el remedio neoliberal que la enfermedad estatista…los que estábamos en el beneficio de la duda a los politicastros pasamos a la certeza de los enormes perjuicios e insania de la tecnocracia neoliberal”.

 

La tesis fundamental de J.A. Robinson y D. Acemoglu al analizar los Estados incluyentes que con libertades generan riqueza, equilibrios y bienestar social; por contra los Estados elitistas, con políticas extractivas de saqueo por oligarquías exultantes que devastan vorazmente en complicidad de la clase política irresponsable y que marcan la diferencia entre Estados exitosos y fallidos lo circunscriben al hecho de que los sistemas incluyentes favorecen el reparto del poder, el reparto de la riqueza, el reparto de las obligaciones y de los derechos, así como la propiedad, la producción y el ahorro, respetan los derechos civiles y los gobiernos están fincados en amplios consensos como premisa para una sana convivencia social.

 

Un proyecto de Nación estable requiere de manera indispensable el respaldo popular y los países que se estancan por treinta años consecutivos es solo por la mediocridad, las ambiciones y la frivolidad de la clase política así como de la pobreza intelectual y la prepotencia escandalosa de sus élites.

 

La ilusión neoliberal vana y de las derechas empoderadas es que creen eterno mantener al Congreso como rehén y entre los extremos legislativos del fast track y los atorones propios de una “democracia” barata donde se legisla a hurtadillas se vota lo que llegue haciendo hoy de la Constitución un arcaísmo con miles de ocurrencias y parches tecnoburocráticos…más utilería forrada de fábulas para erosionar las Instituciones y al Estado nacional imponiéndole a mansalva la ortodoxia neoliberal cimentada en el libertinaje de los mercados, los fraudes, las estafas, la especulación, prácticas hegemónicas anticompetitivas, privatizaciones amañadas, trasvase de los bienes nacionales a la IP y a las trasnacionales y hacer de la globalización (A. Boricco, libro “Next”) un falso paradigma como si fuera sinónimo de la modernidad, cuando es simple, lisa y llanamente colonialismo reeditado y poner al país en concurso mercantil o procedimiento sulfurado, arbitrario de quiebra maximizada.

 

¿Es superior la mayoría legislativa a la mayoría ciudadana?

 

¿Es plenipotenciaria y equivale a un cheque en blanco la escuálida representatividad plurinominal que evade la necesaria validación ciudadana de las urnas?

 

Estas interrogantes proceden ahora, más que nunca cuando la Constitución es un catálogo de irreverentes contrahechuras grotescas y las Leyes secundarias fueron deliberadamente diseñadas asaz  confusas, contradictorias, espesas y así facilitar la legalización de todos los absurdos para “perder”, para entregar el control de los recursos básicos, claves para el desarrollo (petróleo, gas, electricidad bienes fundamentales) y que con ese reformismo  habrá de sobrevenir la más colosal cesión de los energéticos a las trasnacionales en otro brutalismo privatizador como la mayor desgracia nacional.

 

México asolado por las siete plagas: Corrupción, extrema desigualdad y pobreza, deuda pública, recortes presupuestales, devaluación en picada, violencia descarnada e inseguridad pública…y aunque tratar de predecir el futuro es fatuo y estéril a esas plagas recurrentes podría en el extremo de la mala suerte sumarse el fenómeno esquizofrénico de Mr.Trump y su costal de salvajadas.

 

Para quienes hayan llegado  a pié firme en su lectura hasta ésta línea, debo repetir que de todos los ciudadanos depende que éste país ya no siga coleccionando solo las sucias medallas de la corrupción, ni de las inercias donde se enrolla el “más de lo mismo”, el engaño y la simulación flotando en la piscina de la impunidad…Ante el casi nulo crecimiento económico necesitamos exigir a los tres niveles de gobierno no solo disminuir el “gasto corriente inútil” , sino gastar  más y mejor en infraestrucutura  productiva que atraiga inversiones no especulativas y generen empleos para  combatir el débil mercado interno, único motor que nos puede sacar de la inminente recesión.

 

www.ejecentral.com

 

email: eguia.associates@gmail.com

twiter:  @ REguiaV

 

facebook: https://www.facebook.com/ricardo.eguiavalderrama?fref=

Y, negociaron con terroristas

Víctor Sánchez Baños |

PODER Y DINERO | La columna de Víctor Sánchez Baños

Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente.

Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

 

 

 

Por más que pretendan asegurar que no hubo un manejo político en la liberación de los dirigentes de la Coordinadora del Magisterio, es obvio que la vara con que son medidos estos personajes, es diferente a la usada para medir al resto de los mexicanos que se encuentran en condiciones similares.

 

Miles de presos que ocupan espacios en cárceles mexicanas, no reciben el beneficio de la reciente reforma penal en la que establece, en el artículo 19 constitucional, que no es necesaria la prisión preventiva oficiosa en casos de lavado de dinero y fraude.

 

Tanto Rubén Núñez como Francisco Villalobos, líderes de la Coordinadora, saben perfectamente que las movilizaciones en Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas, con el ataque directo y violento a instalaciones gubernamentales que son propiedad del Estado (léase, no del gobierno, sino del Estado al que pertenecemos todos los mexicanos), rinden a los gobiernos.

 

Con este chantaje, no tardaron mucho tiempo en la cárcel, a pesar de las graves acusaciones por fraude y lavado de dinero. Pese a la afrenta, según las acusaciones de la Procuraduría General de la República, deben ambos personajes continuar el juicio, pero en la calle.

 

Desde ahí mantendrán su estrategia del secuestro de la comunidad; utilizar como rehenes a los mexicanos a fin de obtener dinero, mucho dinero, y otras canonjías que el resto de la comunidad no tiene alcance. Todo, claro, con cargo al erario.

 

Muchos mexicanos, están muy enojados con la conducta de estos maestros que, a pesar de no tener el nivel académico suficiente para dar clases a millones de niños, presionan de tal forma a las autoridades que tienen que rendirse a sus caprichos.

 

En medio están miles de empresarios que arriesgan su dinero y patrimonio para generar empleos. Sin embargo, como lo hemos relatado en este espacio, miles de personas de bien, perdieron sus negocios y empleo, o en el mejor de los casos están a punto de perderlos.

 

Los daños son incalculables, pero no hay culpables del cochinero que dejan en el camino. El orden, la ley y el respeto, quedaron en el bote de basura. El reino de la impunidad es, desde hace mucho tiempo, la regla de convivencia en un país que ve un deterioro en la aplicación de la ley.

 

Estamos complemente de acuerdo que haya diálogo con los grupos disidentes, pero dentro de la ley y la convivencia pacífica.

 

Los países desarrollados y respetados por el respeto a los derechos humanos, se niegan sistemáticamente a negociar con terroristas; en México ahora vivimos bajo el terror de un grupo de radicales que usan el camino de la generación del miedo para lograr sus objetivos políticos y económicos.

 

PODEROSOS CABALLEROS.- Alfredo Castillo, director de la Conade, debe responsabilizarse ante el rotundo fracaso de los atletas mexicanos en Rio de Janeiro. No hay una estrategia de gobierno, mucho menos de Estado, para impulsar el deporte. Tanto funcionarios como directivos de los diversos organismos deportivos, están en su zona de confort, sentados en costales de billetes que salen del presupuesto. Sí, como comenta Castillo, hay mafias en el deporte, pero también hay incompetencia gubernamental en tener atletas calificados. No sólo es un asunto de dinero, sino de creatividad política y administrativa. *** Un juez derrumbó el acuerdo de concurso mercantil de la desarrolladora de vivienda GEO, debido a que uno de ellos, Fians Capital, logró un amparo contra la resolución. GEO, al mando de Luis Orvañanos Lascurain, está otra vez en problemas y con sus acreedores y especialmente con sus inversionistas en Bolsa. *** Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, en materia electoral está invernando. Sí, no quiere mover ni un dedo en favor de sus cercanos colaboradores y amigos para impulsarlos a la candidatura del PRI al gobierno del Estado. Ya se piensa en las tierras que vieron nacer a Venustiano Carranza, Manuel Acuña, Francisco I. Madero y a Ignacio Zaragoza, quedará en manos del PAN; sea quien sea el candidato azul.

 

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Por tercer año consecutivo, Recicla Unicel y la Asociación Nacional de la Industria Química, bajo el liderazgo de Patricio Gutiérrez Fernández, a través de la Comisión de la Industria del Plástico, Responsabilidad y Desarrollo Sustentable en alianza con el parque KidZania, empresa que preside Xavier López Ancona, impulsó la importancia del uso adecuado de plásticos, la cultura del reciclaje y los beneficios del cuidado del medio ambiente en los menores de edad. Recicla Unicel con participación especial de Marcos & Marcos, Mostraron, a finales de julio, orientó a padres e hijos las diversas características de los plásticos, la forma de separarlos y el reciclaje por medio de diversas actividades relacionadas con los Juegos Olímpicos Río 2016.

 

Comunícate: vsanchezb@gmail.com

Twitter y Facebook: @vsanchezbanos