El perro de las dos tortas

Raymundo Riva Palacio | Jueves 10 de noviembre, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

El refrán mexicano de quedarse como el perro de las dos tortas se refiere al proceso de toma de decisión donde se opta consecutivamente por opciones donde el resultado es fallido. Si se explica racionalmente es cuando alguien escoge un camino donde al no gustarle el resultado obtenido cambia súbitamente de ruta, en donde tampoco alcanza las metas deseadas, por lo que se queda sin nada, atrapado en las consecuencias de una serie de acciones erráticas manipuladas por las dudas y las indecisiones. Esto es lo que sucedió con todo el proceso de la invitación de Donald Trump a México, y cuya victoria en las elecciones presidenciales puede llevar una vez más a un error de análisis en Los Pinos y congraciarse de que aquella reunión, contra lo que dijo el mundo, fue un acierto. Cuidado. No hay que confundir el diagnóstico para no volver a fallar en la receta.

 

El encuentro con Trump le pareció una buena idea al presidente Enrique Peña Nieto cuando se lo propuso en abril el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, bajo el argumento de que si el entonces candidato a la Presidencia no modificaba su discurso de repudio al Tratado de Libre Comercio, las consecuencias para México iban a ser catastróficas. El argumento proteccionista de Trump era débil, porque soslayaba la dependencia de numerosas empresas estadunidenses de la relación comercial con México, muchas de ellas instaladas en estados gobernados por republicanos, y en algunos casos, apoyadores del candidato presidencial. Los señalamientos de Trump no tenían respaldo mayoritario y aún después de las elecciones del martes, siguen sin tener consenso: 42% de los votantes dijeron que el comercio internacional les quita empleos, pero el 38% dijo que crea empleos. Otro componente aún no explotado, es que por cada dólar que llega a México por esa vía, 40 centavos regresan a la economía estadounidense.

 

El Armagedón financiero del que tanto se hablaba tampoco llegó, por lo menos no inmediatamente como cantaban los agoreros. Esto no niega de ninguna manera la turbulencia en los mercados, cuyos nervios estallaron desde la tarde del martes cuando se vio la fortaleza de Trump en las urnas. Los temores que produjeron sus declaraciones durante la campaña, tiraron las bolsas a niveles similares a la reacción tras el Brexit –que por cierto, se han recuperado y estabilizado-, y volvió loco al peso, el barómetro del miedo global al republicano, aprovechado por los especuladores que a la medianoche del martes tenía una cotización de 20 pesos con 75 centavos por dólar. Los nervios golpearon aún más al peso durante el día, que llegó a estar a 20.42 por dólar, su peor nivel desde la crisis financiera de 1994-1995, pero no en una espiral tan grave para que la Comisión de Cambios de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México interviniera en el mercado.

 

Pero aún si, para efectos de argumentación, el panorama ominoso que dibujó Videgaray al presidente se materializara, ¿por qué entonces renunció? En este primer corte de caja, si hoy el escenario probara ser certero y Peña Nieto estuviera seguro de ello, no es Videgaray quien debió de haberse ido, sino la canciller Claudia Ruiz Massieu que se opuso abiertamente a la invitación, y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, que lo hizo desde las sombras. Tampoco habría habido necesidad de buscar la cara al presidente Barack Obama para demostrar que la relación entre los dos se mantenía inalterable, ni perseguir vergonzosamente una cita con Hillary Clinton para mitigar el impacto negativo de la invitación. Fue una esquizofrenia la que se vivió en el gobierno mexicano durante todo el episodio de la visita, que puede continuar si no se lee con cuidado lo que sucedió en Estados Unidos.

 

La volatilidad en los mercados y la presión al peso está directamente relacionado con el discurso proteccionista de Trump, pero como dijo el gobernador de Texas, Greg Abbot a Ruiz Massieu, lo que decía el candidato era retórica de campaña que cambiaría una vez que llegara a la Casa Blanca. Son demasiado los intereses económicos estadunidenses –incluidas las inversiones de algunos de sus más cercanos amigos- en México, para iniciar un proceso rupturista con consecuencias negativas para los dos países.

 

Tampoco será mecánica su amenaza de levantar un muro para frenar la migración. De hecho, según las encuestas de salida del martes, Trump no tiene ese mandato: 54% de los votantes se opone a la construcción del muro y 70% apoya que ofrezca un estatus legal a inmigrantes. Con un Capitolio controlado por los republicanos, Trump podría hacer lo que Obama no pudo y conseguir la primera gran reforma migratoria desde la Ley Simpson-Rodino en 1986, cuando el presidente era Ronald Reagan, también republicano.

 

Los escenarios políticos y económicos analizados cuando se revisó la visita de Trump, tenían información parcial y análisis acotados. No está claro si Videgaray la ocultó o si falló su prospectiva. Pero lo pasado no tiene remedio salvo para aprender de los errores. El electorado estadunidense le dio al presidente Peña Nieto espacio para trabajar con la futura Administración Trump. Necesita analizar el mandato del electorado estadunidense en lo que a los dos países interesa –comercio, migración y seguridad, son tres de las cinco grandes preocupaciones-, y encontrar no sólo el mensaje y el tono, sino también los mensajeros. ¿Cuál debe ser es la prioridad? Tiene 71 días de gracia para definir qué quiere hacer y cómo lo va a hacer.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

El gobierno, al desnudo

Raymundo Riva Palacio | Miércoles 9 de noviembre, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que la inseguridad está en ascenso. El INEGI reportó una caída en la confianza del consumidor en octubre. Las últimas encuestas sobre preferencias electorales para 2018, tienen al priista mejor evaluado en tercer lugar, a una larga distancia de quienes encabezan la lista. Los mensajes son claros: el gobierno no está funcionando adecuadamente. ¿En dónde están las fallas? La semana pasada el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, pidió a Los Pinos hacer públicos los acuerdos firmados por el Presidente en su campaña electoral y mostrar cuáles ha cumplido. Con ello se podrán empezar a ver públicamente los aciertos y desatinos del gobierno.

 

No obstante, una revisión que hizo ejecentral del Sistema de Evaluación del Desempeño (SED), una herramienta elaborada por las secretarías de Hacienda y de la Función Pública, mostró que en el primer medio del sexenio de Peña Nieto, la secretaría peor evaluada fue la de Desarrollo Urbano y Territorial, que tuvo a tres responsables, Jorge Carlos Ramírez Marín, Jesús Murillo Karam y Rosario Robles. De 15 programas evaluados, el cumplimiento fue establecido en “medio bajo”, con una calificación de 2.8. Robles, sin embargo, no puede ser considerada responsable de esas deficiencias, pues la mayoría de la primera parte del sexenio estuvo al frente de Desarrollo Social, que obtuvo una calificación de 3.2, nivel “medio”, en los 21 programas que fueron medidos.

 

La siguiente peor evaluada fue Gobernación, cuyo titular es Miguel Ángel Osorio Chong, que sacó un promedio “medio bajo” y una calificación de 2.9 en los 28 programas que fueron evaluados. Fue el único del gabinete de seguridad mal calificado. La PGR, que tuvo como procuradores a Murillo Karam y Arely Gómez, tuvo una nota de 3.9 como resultado del análisis de nueve programas, seguida de la Marina y la Defensa Nacional que tuvieron tres cada una de ellas.

 

El gabinete económico es el más homogéneo en cuanto a cumplimiento, y todas la secretarías se encuentran en el nivel “medio”, salvo Energía, que está en el “medio alto” con una calificación de 4, que la convierte en la secretaría mejor evaluada de todo el gobierno. Hacienda, con 25 programas evaluados, y la Función Pública con 7, son las siguientes mejor calificadas, con 3.5 puntos cada una; atrás están Agricultura, Economía y Turismo con 3.2 puntos, y Trabajo y Prevención Social con 3. El eje “México Próspero”, que concentra las acciones en materia de empleo, desarrollo económico y financiero, fue el que mejores calificaciones tuvo, con una nota de 3.2.

 

En contraste, según el análisis de Juan Carlos Rodríguez en ejecentral, el eje de gobierno con la peor calificación fue “México Incluyente”, responsable de las estrategias contra la pobreza y el combate al hambre, con una calificación de 2.6, donde Robles salió mal evaluada. Las bajas notas en su conjunto corresponden también a la gestión de Emilio Chuayffet en Educación Pública y Mercedes Juan en Salud, donde evaluaron 46 y 26 programas, con calificaciones “medio” de 3 y “medio baja” de 2.5, respectivamente. Paradójicamente, el eje gubernamental que se distingue por el mejor desempeño de los programas es “México con Educación de Calidad”, donde sólo 3% de los instrumentos tiene calificación 1 o 2.

 

Educación Pública es la secretaría con mayor número de áreas susceptibles de mejora, al haber tenido 194 observaciones durante el segundo trimestre de 2016 –bajo la titularidad de Aurelio Nuño-, de un total de 681 detectadas por los evaluadores, en los programas del gobierno federal. La segunda dependencia con más aspectos susceptibles de mejora es Desarrollo Social, que acumula 105 observaciones, del total que tiene la administración pública federal. El punto más vulnerable es esa secretaría son los comedores comunitarios –punta de lanza del programa Sin Hambre– que concentra 15 fallas en ese rubro. Otra área crítica es el Programa de Abasto Rural a cargo de Diconsa y Prospera, con 10 fallas cada uno.

 

El sector social es el peor evaluado, junto con Gobernación como dependencia, por la falta de transparencia, medición y verificación de los programas. De acuerdo con el análisis de ejecentral, el área de gobierno donde hay una mayor proporción de programas con calificación 1 o 2 (“bajo” y “medio bajo”) es “México en Paz”, donde se encuentran las estrategias de seguridad y combate al crimen, con 20% de los 39 instrumentos que la integran. De los 380 programas analizados por el SED, seis obtuvieron una calificación de 1 (“bajo”); dos de ellos los maneja Medio Ambiente (Inversión en infraestructura social y protección ambiental y Programa de devolución de derechos), que a nivel de secretaría, con 35 programas evaluados, la calificación obtenida fue 3.

 

Peña Nieto ajustó su gabinete en varias de las áreas con mayores deficiencias, como Educación y Salud, pero aunque fue medida bajo la misma métrica, Gobernación se mantuvo sin ser tocada. El Presidente no mide igual a sus colaboradores; por eso Osorio Chong sobrevivió pese a su mala gestión, pero Chuayffet y Juan no, y explica porqué, pese a la críitcas internas, Robles se mantiene como secretaria. Lo analizado hasta la primera parte del gobierno habla de un desempeño regular. No se sabe cómo terminará el sexenio, donde el ajuste presupuestal de 2017 tendrá un mayor impacto en las secretarías, y sus programas serán irreversiblemente afectados. La conclusión al final de la administración será que Peña Nieto prometió, pero no todo cumplió.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

El encarcelamiento en México y su crisis sobrepoblacional

Simón Vargas |

IN PRINCIPIO ERAT VERBUM©  | La columna de Simón Vargas Aguilar©*

En México, con la reforma de 2011 al artículo 18 Constitucional se establece que el sistema penitenciario debe organizarse sobre la base del respeto a los derechos humanos.

 

Los centros penitenciarios son fundamentales para la impartición del sistema de justicia penal por lo cual toda persona que enfrente prisión preventiva o sentencia condenatoria debe poder acceder a sus derechos fundamentales y humanos.

 

La función de estos espacios consiste en buscar la incapacitación, rehabilitación y disuasión de la consecución de delitos, a fin de que haya una reinserción social exitosa.

 

Incluso se han modificado algunos términos para contrarrestar el estigma que conllevan palabras como cárcel, prisión, reos y prisioneros, puesto que la función de los centros no es ‘curar’ sino permitir a los que se encuentran recluidos volver a la sociedad como personas reivindicadas.

 

No obstante, en los últimos años a partir de la guerra contra las drogas ha habido una sobrecarga en el sistema de justicia y los centros penitenciarios.

 

El Colectivo de Estudios, Drogas y Derecho (CEDD) realizó una investigación donde encontró una estrecha relación entre el reforzamiento de las leyes de drogas con el crecimiento de la población reclusa. http://bit.ly/2fwP6z4

 

En principio, se encontró que la intervención de los organismos internacionales ha ejercido una fuerte presión para endurecer las leyes y criminalizar todos los actos relacionados con drogas, llegando a extremos donde un narcomenudista tiene condenas más extensas que alguien que cometió un asesinato.

 

Las sentencias para vendedores, mulas, transportistas y grandes narcotraficantes no se distinguen mucho, aunado a la falta de representación legal equitativa para todos, las condenas incluso llegan a ser de larga estadía por ofensas menores.

 

Al tener confinadas a tantas personas, se es proclive a convertir los centros carcelarios en espacios de reclutamiento para las organizaciones criminales y crear sistemas de autogobierno, lo que puede terminar en conflictos como homicidios, suicidios y motines.

 

Además de complicar las labores de vigilancia y control al interior, situación que sucedió en el penal del Altiplano, donde pudo escapar Joaquín “El Chapo” Guzmán.

 

Otra situación observada en los centros de readaptación social es el registro del sistema federal de prisiones sobre los internos, debido a que la transición de archivos de papel a digitales aún no se completado, por lo tanto, las bases de datos no están actualizadas ni completas.

 

De acuerdo a un reporte de la CNDH, en el 2012 los centros penitenciarios con las condiciones más preocupantes son Ciudad de México, Estado de México, Tamaulipas, Nuevo León, Quintana Roo, Oaxaca, Guerrero, Tabasco y Nayarit. http://bit.ly/1K5re1k

 

Con este crecimiento poblacional hace difícil que la estructura penitenciaria garantice estándares mínimos de seguridad, higiene y salud a su interior.

 

Además se necesita separar entre los tipos de presos, tanto por tipo de delitos, como por sexo, tercera edad e incluso por población indígena.

 

México es el país con más población encarcelada de Centroamérica, según el reporte de la agencia World Prison Brief se contabilizan 255, 138 reos a nivel nacional. http://bit.ly/260B4KM

 

A nivel mundial México ocupa la séptima posición con personas privadas de la libertad que cumplen condena por la comisión de un delito.

 

Si bien es cierto que la población penitenciaria se ha reducido en comparación a 2014 con 18 mil 752 internos menos, todavía persiste hasta un 200% de sobrepoblación, así lo reporta la agencia México Evalúa. http://bit.ly/2dvE5zB

 

La sobrepoblación en los Centros de Reinserción Social no es un fenómeno exclusivo de México, a nivel Latinoamérica países como El Salvador, Venezuela y Brasil presentan graves casos de condiciones inhumanas y de hacinamiento.

 

Es importante mencionar que cada centro de reclusión tiene necesidades específicas, por lo tanto, las soluciones se encuentran diferenciadas de acuerdo a la problemática.

 

Por supuesto, si se quieren mejorar las condiciones en que se encuentran los internos, a los primeros que se debe escuchar son a ellos, quienes viven a diario las precariedades y conocen mejor el sistema penitenciario como usuarios, y los efectos que tiene la falta de atención que padecen.

 

Es así como el Estado tiene un compromiso para convertir el internamiento en un proceso de cambio y mejora para el individuo, y un deber para con la sociedad de garantizar la seguridad al devolverle individuos con capacidad de superación y estabilidad para reinsertarse dentro del marco de la legalidad con respeto a su dignidad humana.

 

 

*Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

 

La canciller debe salir

Raymundo Riva Palacio | Martes 8 de noviembre, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

Si el presidente Enrique Peña Nieto se comporta como lo que no ha sido hasta ahora, un líder de 360 grados, menos amigo de sus amigos, profesional, sin aversión a los cambios cuando sean necesarios y con una visión clara de cómo quiere terminar su administración, ante cualquier resultado electoral este martes en Estados Unidos, tiene que remover a la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu. No se trata de si la canciller ha hecho bien o mal su trabajo, sino que hay razones estratégicas con la nación de la que depende más del 70% del comercio mexicano, por las que Ruiz Massieu no puede conducir la relación con el gobierno de Hillary Clinton o Donald Trump.

 

Ruiz Massieu representa intrínsecamente a un gobierno que se equivocó de cabo a rabo durante el proceso electoral en Estados Unidos y se inmiscuyó como un elefante en una cristalería que se comportó como chiva loca una vez adentro. Peña Nieto apostó por un candidato, aunque sus razones políticas hayan sido ingenuas -explicar a Trump la importancia de la relación bilateral-, y manejadas torpemente, ignoró el sabio juego de los equilibrios. La invitación a Trump de visitarlo en Los Pinos se comenzó a gestar en abril, y sólo se pensó en el republicano hasta que, en el último momento, para ocultar las intenciones aviesas, se le giró también una invitación a Clinton. ¿Por qué pensó que meterse a jugar abiertamente por una parte ignorando a la otra, iba a pasar desapercibido y el insulto iba a ser entendido cuando se descubriera el agravio? Son los misterios que entraña el pensamiento de Peña Nieto, que nadie termina de comprender.

 

Lo que sí debe entender el Presidente es que la relación bilateral con Estados Unidos, sin importar quién gane esta noche, está dañada. No será el infierno, como muchos creen, en materia de comercio y migración, por la descentralización política en Estados Unidos y los poderosos intereses republicanos vinculados a México. Pero el trato y el entorno cambiará radicalmente. Otros presidentes mexicanos entendieron que una decisión equívoca tiene que ser reparada sin importar el costo, porque el beneficio de mantener apaciguados a los grupos políticos y económicos en ese país, con el que se convive en una asimetría notable, no pueden ser agraviados sin consecuencias. Una instrucción que llegó tarde a la ONU para cambiar el voto mexicano de aprobación a condenar el sionismo como una forma de racismo a una abstención, le costó la cabeza al canciller Emilio O. Rabasa en 1975; la recomendación al presidente Carlos Salinas de aceptar la invitación del presidente George W. Bush a un partido de beisbol en Texas en plena campaña contra Bill Clinton, le costó la Embajada en Washington a Gustavo Petricioli.

 

La visita de Trump, mantenida en secreto del gobierno de Barack Obama y de la campaña de Clinton hasta la víspera de su llegada, cuando finalmente tuvieron la confirmación en Washington de que sucedería, le costó la cabeza a su arquitecto, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, después de que el presidente Barack Obama maltrató a Peña Nieto en la cumbre del G-20 en China, y su consejera de seguridad nacional, Susan Rice, le mandó decir que tenía que haber consecuencias por ese monumental fiasco. La salida de Videgaray calmó el incendio, pero no sofocó el fuego. Un cambio de funcionario no es suficiente. Se requiere todo un cambio de política que pasa por una sustitución de cabezas en la cancillería mexicana.

 

Ruiz Massieu es tóxica para los dos contendientes. El descuido y desaseo en la relación con Clinton la anula con los demócratas, reflejado en el desprecio con el que trató el ex presidente Clinton a los emisarios de la canciller para buscar una cita de urgencia con la candidata en Nueva York, mientras Peña Nieto hacía guardia en su hotel con la esperanza que le abrieran la puerta para ir a verla. Este episodio es mucho más grave, por las implicaciones globales que tiene, que aquél partido de beisbol al que fue Salinas en Texas en 1992, que le costó a su gobierno 18 meses de trabajo para restablecer la relación con la Casa Blanca clintoniana.

 

Tampoco sería interlocutora en un gobierno republicano encabezado por Trump. Las razones se encuentran en el propio diagnóstico que se hizo en Los Pinos cuando se discutía la invitación a al candidato, al plantearse que por las vinculaciones de su tío el ex presidente Salinas con la élite texana de ese partido –la familia Bush y el ex secretario del Tesoro y de Estado, James Baker-, ella era la mejor calificada para buscar un acercamiento con el candidato. Videgaray la descalificó en aquellas discusiones: la visita tenía que ser arreglada con los republicanos de Trump, no de los texanos. La élite republicana vinculada políticamente a los Salinas y los Ruiz Massieu, en efecto, es anti-Trump.

 

¿Cómo podría Ruiz Massieu mantenerse a la cabeza de la secretaría que es la que conduce las relaciones con Estados Unidos? Las condiciones objetivas a las que llevaron la relación bilateral tras la visita de Trump, le quitaron herramientas de autoridad y legitimidad ante cualquiera que llegue a la Casa Blanca. Peña Nieto tendría que relevarla del cargo antes del 20 de enero, cuando quien gane este martes tome protesta en las escalinatas del Capitolio en Washington como Presidente. ¿Sucederá? Sí, sólo sí, Peña Nieto decide reinventarse. O sea, está muy difícil.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

Estados Unidos: el día después

Salvador Guerrero Chiprés |

CENTRO Y PERIFERIA | La columna de Salvador Guerrero Chiprés

El día después de la elección de este martes no habrá hecatombe y tampoco una fácil reconciliación. Hilary Clinton y Donald Trump distan mucho de ser personajes populares y aceptados de la vida política estadounidense y realmente ninguno de ellos parece properly fit for any presidency.  Los votantes quedaron atrapados entre las mentiras, racismo, oculta y abierta xenofobia, fechorías y dobles discursos. La inclusión del menos apto es parte de las características de los sistemas contemporáneos.

 

A partir de mañana, cuando probablemente Hillary haya conseguido una reñida victoria, comenzaremos a ver los efectos de una disputa agria, baja, escasamente programática y en un contexto de polarización. La escasa diferencia entre ambos y la amenaza de Trump acerca de no aceptar los resultados de la elección nos recordará inevitablemente la polarización que vivimos en México en 2006. Es probable al final que Trump, derrotado, rectifique.

 

La elección de este martes es, por encima de todo, una entre la capacidad de los políticos del establishment y la de un maverick opositor que se impuso sobre su partido, estableció de principio a fin el tono y contenido de la agenda y estuvo a punto de ganar la elección. Estados Unidos es una democracia avanzada, mucho menos costosa y mucho más eficiente que la mexicana, pero igualmente predispuesta a la ausencia de debate programático.

 

La guerra electoral entre los Clinton y Trump visibiliza las insuficiencias profundas del conjunto del sistema. Lo resumo así: de un lado se nos indica que la democracia debe subrayar la inclusión en todo aspecto, sin embargo, al tener dos candidatos polares, representantes del mismo sistema de valores expresados con tonos más o menos primarios, es irrelevante la inclusión.

 

La campaña se concentró en la desacreditación de la persona porque, al final, el programa de los Clinton y Trump es bastante semejante y porque, detrás de la disputa electoral contemporánea importa menos qué es para enfatizar en su lugar, quién es.

 

Que el mundo se prepare.

 

confianzafundada.mx

Las mentiras de la canciller

Raymundo Riva Palacio | Lunes 7 de noviembre, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

La secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, se paseó durante seis horas la semana pasada en el Senado, a donde acudió a comparecer. Se esperaba una sesión de cuestionamientos, pero nunca llegaron. Le exigieron poco sus interlocutores, como cuando le pidieron explicaciones sobre la visita del candidato presidencial republicano Donald Trump, respondió genéricamente, con verdades a medias y pidiendo esperar al resultado de las elecciones en Estados Unidos. El día más negro en la vida pública del presidente Enrique Peña Nieto, y probablemente también de ella, quedó sin aclaración pública.

 

Ruiz Massieu se salió por peteneras. Lo más cercano a lo que sucedió en la última semana de agosto, fue cuando a la pregunta si sabía o no de la visita, respondió afirmativamente y dijo que la Secretaría de Relaciones Exteriores la gestionó al haber entregado las cartas de invitación a Trump y la candidata demócrata Hillary Clinton, el viernes 26 de agosto. Se les escapó fácil la canciller, quien en efecto entregó las cartas por instrucciones del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, con lo que el Servicio Exterior Mexicano quedó reducido a servicio de correos.

 

La idea de la visita de Trump nació en abril, cuando un empresario neoyorquino fascinado por Videgaray, le dijo a su amigo, el candidato republicano, que había dicho cosas que eran incorrectas sobre México y que sería buena idea hablar con Peña Nieto. Cuando accedió, se lo comunicó a Videgaray, quien recibió la aprobación de su jefe para arreglar la visita, concretada en un hotel en Nueva York en agosto, con Ivanka Trump, la hija del magnate inmobiliario, y su esposo, Jed Kushner.

 

Ruiz Massieu se enteró después de que sólo faltaba por decidirse la fecha, y expresó a Videgaray sus objeciones, como una pésima imagen en el mundo, incluso por encima del presidente ruso Vladimir Putin, que trasladaría sus negativos a Peña Nieto. La reunión más difícil que tuvo con Videgaray fue en Los Pinos el 25 de agosto, donde harto de los argumentos de Ruiz Massieu, le dijo tajante que era un caso cerrado, y que el Presidente ya lo había aprobado. Peña Nieto llegó después, pero la canciller ya no alegó de manera contundente. Le ordenaron que entregara las invitaciones –la de Clinton era sólo para guardar las formas-, como un trámite. Ella, como dijo en el Senado, acató.

 

Nunca supo cuándo viajaría Trump hasta que en el vuelo de Milwaukee a la Ciudad de México en la víspera de la llegada del candidato, se enteró que estaba confirmada por un mensaje del corresponsal de The Washington Post al subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Paulo Carreño, que iba con ella. Ruiz Massieu buscó desesperadamente a Videgaray para pedirle confirmación, quien finalmente le tomó la llamada y le dijo que así sería. Desde el avión le habló a su primo, el coordinador de Política y Gobierno en Los Pinos, Andrés Massieu, a quien le confió que al aterrizar presentaría su renuncia al Presidente. Massieu trató de tranquilizarla, sin mucho éxito. Al llegar fue directo a Los Pinos donde presentó su renuncia al Presidente, sin carácter irrevocable. Peña Nieto la tranquilizó y se la rechazó. La mandó a su casa a descansar.

 

Al día siguiente Peña Nieto convocó a una reunión de gabinete antes de la llegada de Trump, y Ruiz Massieu lloraba en su oficina dudando una vez más si debía volver a presentar su renuncia. No lo hizo y se fue a Los Pinos a preparar la visita. De acuerdo con lo que dijo en el Senado, la idea de tener un “diálogo directo” era para que escuchara de viva voz lo que pensaba el Presidente de su visión “equivocada y estereotipada” de los mexicanos. “Y así se hizo”, añadió. “El Presidente Peña Nieto realizó un firme posicionamiento en ese sentido al candidato republicano”.

 

Una vez más, mintió la canciller. En la reunión, Trump habló sin que Peña Nieto o Videgaray lo increparan un solo momento. En una ocasión, cuando se refirió que la prensa había malinterpretado sus opiniones sobre los mexicanos, Ruiz Massieu fue quien lo interrumpió. “Discúlpeme señor Trump”, le dijo, de acuerdo con personas que conocen de la reunión, “pero sí estamos ofendidos por lo que ha dicho”. El salón en Los Pinos se volvió una congeladora y los ojos de Peña Nieto y Videgaray se clavaron en ella. Trump ignoró su queja y retomó la idea de que la prensa había tergiversado sus palabras.

 

Peña Nieto nunca le dijo nada a Trump cara a cara; el organizador del encuentro, Videgaray, tampoco. Es más, Rudolph Giuliani, el ex alcalde de Nueva York que acompañó a Trump a ese encuentro, dijo que había un acuerdo, aceptado por Peña Nieto y el candidato, que no se hablaría de los temas que inquietaban a México, bajo el supuesto que ya se sabía cuál era la posición del Presidente. El único momento en que Peña Nieto increpó al republicano sobre quién pagaría el muro, fue cuando Trump estaba en pleno vuelo a Arizona. Es decir, a su espalda, rompiendo el acuerdo, como acusó Giuliani. Fue una actitud trapera, podría uno describir -Ruiz Massieu ha ocultado lo que realmente pasó-, donde la pusilanimidad de Peña Nieto ante Trump, junto con la insensibilidad política de haber invitado a quienes tantos en México y el mundo detestan, confirmó que esa visita, como ella decía desde un principio, era un error.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

Ocho mensajes contra afectaciones al periodismo… y nada

Rogelio Hernández López |

MIRADAS DE REPORTERO | La columna de Rogelio Hernández López

Inusualmente, en tan solo 18 días el gobierno federal de México fue el destinatario de ocho declaraciones abiertas, la mayoría del más alto nivel, sobre afectaciones al ejercicio del periodismo. En cualquier lugar del mundo eso provocaría al menos zozobra en los gobernantes. Pero la única respuesta pública fue la preparada por los operativos de la Presidencia de la República a Enrique Peña Nieto, un discurso abstracto, con información diacrónica y rebosante de los mismos lugares comunes que se acostumbran. O sea, nada.

 

Van los datos en sentido retroactivo. El 2 de noviembre, con motivo del Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, declarado por la ONU, se difundieron en México los recuentos y posicionamientos sobre asesinatos de periodistas que reflejan las condiciones en que se desempeñan muchos medios y periodistas en zonas de alta violencia en México:

UNO. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH-OEA), que ha hecho dos reportes especiales sobre el tema, recordó que la impunidad de estos crímenes sigue siendo uno de los mayores desafíos para el ejercicio seguro de la libertad de expresión en las Américas.

La CIDH nuevamente reiteró que se requiere de una estrategia estatal integral, que incluye la adopción de medidas legislativas y la puesta en marcha de políticas públicas efectivas., además de investigar, juzgar y sancionar a los responsables.

DOS. Reporteros Sin Fronteras (RSF), organismo no gubernamental con sede en Francia calificó como depredadores de la libertad de prensa a 35 jefes de Estado, políticos, líderes religiosos, milicias y organizaciones criminales, donde incluyó por primera vez a Los Zetas de México.

Los criterios de RSF para calificar como depredadores se basan en el registro de censuras, encarcelamiento, torturas, asesinatos de periodistas.

TRES. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que el índice de impunidad aumentó del 89 al 90 por ciento de noviembre de 2015 a la fecha.

La CNDH aseguró en su comunicado especial que del año 2000 a la fecha han sido 119 homicidios de periodistas, 12 de ellos mujeres en tanto que en 11 años han desaparecido 20 y se han registrado 50 atentados contra instalaciones de medios.

CUATRO. El mismo día La asociación civil mexicana Casa de los Derechos de Periodistas (CDP) reportó que tan sólo en diez meses del 2016 se registran ya 15 asesinatos, el número de más alto desde el año 2000 “Tres mujeres y doce hombres comunicadoras y comunicadores, principalmente periodistas”.

La CDP, que también hace seguimiento y documenta la mayoría de los casos, reporta que desde el inicio del sexenio de Vicente Fox (2000) el total de crímenes ya asciende a 140, veintiuno más de los registrados por la CNDH y añadió que bajo el régimen de Enrique Peña Nieto (4 años) ya suman 46.

Y días antes se incrementó el miedo a una reforma de ley que presionaría por la vía jurídica a todos todos los medios de prensa.

Temor a otro apretón

 

CINCO. El 25 de octubre, el diario mexicano más grande y antiguo, El Universal, destacó una información de que en la Suprema Corte de Justicia de la Nación se prepara un dictamen sobre la Ley del Derecho de Replica que pretende imponer sanciones a periodistas y medios que difundan información, aunque sea cierta, cuando el presunto agraviado solicite difusión de sus desmentidos y los medios se nieguen.

SEIS. La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), que agrupa a 66 corporativos empresariales del ramo, reaccionó dos días después con un comunicado oficial y advirtió que “Solo por una mención o contenido que se considere agraviante haría que cualquier información pueda ser replicada por decenas, incluso cientos o miles de partidarios, dejando al medio la responsabilidad de asignar tiempo y espacio indefinidos para atender esas peticiones”.

SIETE. Sobre el mismo tema, la poderosa organización continental de empresarios de medios, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), también alertó que el gobierno mexicano, vía su poder judicial, pretende acotar màs los espacios de libertad de la prensa con una ley de replica que en fondo pretende silenciar.

La respuesta

OCHO. La misma SIP había celebrado en México su Asamblea General número 72 el 14 de octubre. El mensaje que mandó ante la presencia de Enrique Peña Nieto fue de protesta por la acumulación de asesinatos de periodistas en México.

Frente a todo este entorno, del cual ya muchos medios y periodistas llevamos al menos 6 años quejándonos, el Presidente Peña Nieto respondió en la asamblea de la SIP:

La libertad de expresión y de prensa es el instrumento más poderoso contra el autoritarismo, la intolerancia y la mentira.

La libre manifestación de las ideas es un derecho irrenunciable de la ciudadanía, cuya defensa nos compromete a todos.

El gobierno es respetuoso de lo que piensan, opinan, publican o transmiten los periodistas.

La obligación de un Estado democrático es otorgar garantías a los periodistas para el ejercicio de su profesión, especialmente ante la amenaza a la libertad de prensa que representa el crimen organizado.

Y También informó con datos desactualizados que el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas protege a 452 personas: 285 son activistas de las garantías individuales y 167, informadores.

Aseguró que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) cuenta con nuevas atribuciones legales contra ataques a periodistas y que ha atraído 48 casos. (Nadie le informó que la impunidad, con todo y la FEADLE aumentó al 98 por ciento del total de agravios denunciados, como reportó la CNDH.

En resumen, si los organismos más acreditados le mandan mensajes directos al gobierno mexicano y éste, cuando responde, lo hace con vaguedades, muestra insensibilidad a pesar de lo execrable del fenómeno. ¿Habrá quien pueda ayudar a los titulares de los poderes Ejecutivo y del Judicial? No se percibe.

El calderonato pretende regresar

Ricardo Eguia |

PREMISA MAYOR | La columna de Ricardo Eguía Valderrama

Nadie daba un cacahuate hace unos meses por Trump…

 

Pocos discrepaban cuando casi por unanimidad decíamos que se trataba de un excéntrico millonario con empresas quebradas y nula experiencia política…

 

Hoy a unas horas de la elección presidencial de los EU, persiste el ambiente encenegado y se repiten contra el candidato republicano epítetos como agresivo racista, cínico misógino, belicoso xenófobo, compulsivo evasor de impuestos, agresivo, cínico y vulgar despotricador sin valores, así como radical enemigo del libre mercado…

 

Pese a todo ello, los electores del vecino país casi partidos por la mitad mantienen en la estupefacción y la incertidumbre no solo a los norteamericanos, sino al mundo entero que no da crédito a la eclosión de las emociones vehementes e incontrolables que toman impulso no de la razón, sino de la extravagancia, la estridencia, la confusión y la malicia inducida no por los mejores, sino por los más tortuosos.

 

¡Insólito también, insolente para la mayoría de la población e inadmisible para el porvenir de los mexicanos la abominable y demencial pretensión de Calderón que desde los parajes inhóspitos del “alma panoide” ruinosa y sin paliativos pretende reelegirse imponiendo como botarga en la presidencia a su mujer alias “La Magui ABC Zavala” que nada ha hecho que merezca la pena ni avale su júbilo exultante, nutrido solo por las encuestas amañadas que se pagan con lo robado y la inmoral pensión vitalicia del marido!

 

Ni por la gleba de gayola es creíble la más mínima independencia de La Magui respecto del control que ejercería sobre ella Felipe y sus secuaces…En la Magui no cabe un mínimo de realismo ni de sensatez porque es el marido el que con mezquindad y pequeñez política, pero enfermiza ambición la empuja como comparsa.

 

¿Alguna suma de méritos administrativos, en la política o intelectuales?…Solo dos regalos plurinominales en su raquítico historial, lo que refuerza la impresión generalizada de ineficiencia, sometimiento, debilidad e incompetencia para desempeñarse en el más alto sitial al que puede aspirar un mexicano por más mellado y sucio que lo haya dejado su marido.

 

La Magui como Trump son producto de la anti-política y a ambos les quedaría demasiado grande la silla presidencial…pero en el caso de México sería como reabrir el cajón de las serpientes del docenato trágico de Vicente-el alto vacío y la barbarie de Calderón el genocida-con ínfulas de puerco espín.

 

Solo una digresión final sobre La Magui vacía: Alvaro Delgado, un profesional del periodismo investigó, corroboró con datos fehacientes y publicó que Calderón se ha gastado (12) doce millones de pesos en una Empresa que está enseñando a su mujer a vestir, maquillarse y hablar sobre algunos temas de economía y de carácter administrativo que ella desconoce…

 

No hay pues mucho de qué hablar de La Magui que no sea el vacío y sonoro video de Televisa orquestando a los encuestadores que  la inflan pavoneandose bufonescamente como falsos demiurgos de la metroscopía por jornal y hacedores de la mentira desde la subjetividad de las pavadas bien remuneradas y chacharean con pulsiones de tragicómicos hagiógrafos de la milonga como ensalmo de palafreneros.

 

De esta guisa no tengo otra alternativa que referirme a la maldad calderoniana y como para ello no necesito afanes para hacer de esta columna una “obra conceptual” incurro en auto-plagio al transcribir algunos párrafos que escribí en el 2008 (antes de hacerlo en “Eje Central” que datan desde el 2010) y que a la letra publicada dicen:

 

“Calderón es una creatura paradójica…quien no sabe que grupos cupulares del poder económico se lo impusieron a Fox como candidato cuando éste ya lo había corrido dos veces, la primera de “Banobras” por un ilegal auto-préstamo millonario y de la Secretaría de Energía después del prematuro auto-destape al calor de las copas en el rancho de Ramírez Acuña…”

 

“A Calderón lo impusieron los poderes fácticos a pesar o mejor dicho precisamente por grisura o escuálida carrera política donde destaca su oscuro paso por la Cámara de Diputados donde presentó sol dos iniciativas por las que nunca pugnó ni perseveró y en una de las cuales proponía cambiarle el nombre oficial al país…”

 

“Seleccionaron e impusieron en el 2006 en la Presidencia de la República a un ser anodino, impulsivo, arrebatado que evidentemente iban a manipular porque los sabían impreparados para ese reto mayúsculo…sus propios cófrades panistas lo calificaron: Espino “Este chaparrito, peloncito y de lentes será el candidato” y el extinto Carlos Abascal: “Calderón no es ni el idóneo, ni el mejor…”

 

“Para ayudar un poco a recuperar la memoria y no perder de vista que Calderón ya se abrió para reforzar su apuesta oligofrénica, brutalmente antidemocrática de violar la Constitución, las leyes electorales y pisotear las instituciones nacionales para no entregar  la Presidencia de la República al que elijan los mexicanos sino a uno de su pandilla o de sus cuates improvisados en su gabinete, es preciso recordar la guerra de lodo de la tepocata grandota, las estratagemas, las argucias cibernéticas de los hermanos Zavala “Hildebrando, S.A.”, las ofensivas mediáticas pagadas por los mismos grupos que apadrinaron y controlan hoy a Calderón, la polarización deliberada de la sociedad mexicana, la violación estrepitosa y ostensiblemente sucia del “Estado de Derecho” que desembocó en una parcial, inequitativa e ilegal elección de Estado en el 2006 y de ahí que no hay que perder de vista e incluso releer la resolución completa del “TRIFE” con la que se calificó finalmente esa elección amañada y evidentemente trágica para la democratización de la que si se beneficiaron los panistas en el año 2000…”

 

“El pernicioso PAN-Calderonismo decía, es una creatura paradójica que mal nació un insalubre y encrespado primero de Diciembre y de manos de su torpe “Comadrona del Bajío” a la que se le resbalaba de entre las manos el gnomo por el hecho de llegar al malparto furtiva, trastabillante, exoftalma y con disnea para entrar por la puerta “tras banderas” y después de sortear jadeante el gran barullo y serpenteando entre rifles, tanquetas y soldados convocados para ese exorcismo ultrajante para este país…”

 

“En el trance de cianosis por la hipoxia el PAN-Calderonismo se hubiera malogrado sin la crucial, definitiva y oportuna asistencia bienhechora de expertos e institucionales priistas que en ese espeluznante y caliginoso tramo abortivo disminuyeron los daños perdurables causados por los traumáticos “fórceps” Foxoides…”

 

“A veces apruebo por lasitud y contradigo por impaciencia pero también y coincidiendo con el insigne Russell “aborrezco los valores sin valor y las noblezas sin nobleza…”

 

“Alguien decía y decía bien que “lo grave no es solo decir mentiras, sino decirlas en nombre de principios o de méritos de los cuales se carece rotundamente” tal es el caso del supuesto espíritu democrático del PAN-Calderoniano con su astrosa matriz que lo engendró en el 2006 plagado de genes totalmente anti-democráticos que hoy asumen como su antepasado salvaje para conspirar en su interior acosado por el hambre voraz de atávicos instintos…”

 

“Producen repugnancia esos “chorros de supuesta moral inmaculada de la que presumen los panistas (Fox y Calderón) quienes sin menor rubor se dan baños de pureza como supuestos enemigos jurados del narcotráfico y cuya ficción se desmorona al advertir su doblez y besamanos subrepticios que vienen desde el principio de la ominosa “docena trágica panista” la cual se inicia clamorosamente con la excarcelación por la “Puerta grande” del mafioso predilecto del panismo con el alias del “Chapo Guzmán” y el cual aún hoy después de los seis años de Fox y los dos años del Calderonismo destructor, sigue siendo el intocable de ésta guerra saturada de irrelevantes montajes mediáticos…”

 

“La primera gran fractura horrenda que le endilga Calderón y sus adláteres a este país es la del rotundo fracaso de su “guerra” mal diseñada y peor instrumentada y si esa sangrienta guerra se mide por sus pésimos atroces resultados el “Comandante” en Jefe” es hoy como dijo el edil de Angangueo, Michoacán (Nov-07)”…”Felipe Calderón Presidente Municipal de loa Estados Unidos Mexicanos…” ¡No más!”

 

“En el denominado “arte de la guerra” se han acumulado suficientes experiencias a través de siglos y se acumulan estrategias elementales que van desde las rudimentarias hasta las más sofisticadas para poder librarlas con oportunidad, conocimiento, organización e inteligencia…pero ante todo mandos fortalecidos antes de atacar al “enemigo”…

 

“Aquí Calderón a sabiendas o peor aún desconociendo sus limitaciones, soslayando el gravísimo infiltramiento en los más altos mandos de la “PGR” y de la “Secretaría de Inseguridad Pública” militarizó al país, saturó de retenes y desató las balaceras por doquier mutilando libertades ciudadanas…”

 

Hasta aquí el auto-plagio…

 

Faltan innúmeras facturas horrendas del gorilato calderoniano, pero con respeto al espacio solo me resta enfatizar que Calderón el necrófilo genocida es sin duda quien tripula el coco a La Magui y juntos, unidos como argamasa significarían el colapso definitivo de este país usado como parcela por pandilleros de la política.

 

Todos los mitos se incuban desde la irracionalidad tendenciosa y aterra que como Trump se repita aquí aquel poema ateo: “El tiempo que lo hace todo; dado el tiempo suficiente lo imposible se hace posible y lo posible probable”.

 

¡No lo permitamos…atajemos ese otro monumental disparate de La Magui y la traza absurda delineada por su marido de manera demencial!

 

www.ejecentral.com

email: eguia.associates@gmail.com

twiter:  @REguiaV

 

facebook: https://www.facebook.com/ricardo.eguiavalderrama?fref=

Mensajes a los jóvenes economistas

David Colmenares |

SIGNOS Y SEÑALES | La columna de David Colmenares Páramo

Murió Rodolfo Stavenhagen, un gran científico social, gran mexicano y ser humano ejemplar, defensor apasionado de los derechos humanos de los pueblos indígenas, a quien tuve oportunidad de conocer hace algunos años, desde fines de los años setenta, junto con Salomón Namad –quien vive en Oaxaca-  antropólogos brillantes, comprometidos en el combate a la pobreza y la desigualdad. Seguro Don Rodolfo, que también fue sociólogo, profesor del Colegio de México, ya esta planeando que investigar con otros amigos que ya no están con nosotros, como Carlota Botey, Armando Labra y Sofía Méndez Villarreal. Grandes mexicanos, grandes profesionales, grandes y queridos amigos. Siempre los tendremos presentes.

Hoy temprano Oscar Guerra, hoy Comisionado en el INAI, quien fuera Presidente del Colegio Nacional de Economistas, nos mando un correo en el que recuerda que Keynes expresó en 1924, que “el economista maestro debe poseer una rara combinación de virtudes. El economista debe alcanzar un estándar elevado en diferentes direcciones y debe combinar talentos que con frecuencia no se encuentran reunidos en la misma persona. Debe ser matemático, historiador, estadístico y filósofo en algún grado. El tiene que entender símbolos y hablar con palabras.
Debe encontrar lo particular en términos de lo general y tocar lo abstracto y lo concreto en el mismo vuelo de pensamiento.
Debe estudiar el presente a la luz del pasado, para los propósitos del futuro. Ningún aspecto de la naturaleza humana o de sus instituciones, debe quedar enteramente al margen de su interés.
Debe ser persistente y desinteresado, de manera simultánea: soñador e incorruptible como un artista, y sin embargo, a veces tan terrenal como un político”.
Sobre lo mismo el Maestro Jesús Silva Herzog, padre de quien fuera un gran Secretario de Hacienda en el Gobierno del Presidente De la Madrid, escribió su Mensaje a un Joven Economista Mexicano, que sirvió de base al Documento de los 15, economistas que planteamos en el Congreso de Economistas de 1987, como un planteamiento ético del compromiso social y profesional del economista. Decía a los jóvenes que el economista debería ser un vasallo de la verdad. Lo leyó a nombre de todos la maestra Ifigenia Martínez, entre quienes lo firmaron recuerdo a algunos expresidentes o casi, del Colegio, por supuesto a Armando Labra, quien ya cumplió 10 años de no estar con nosotros, Jorge Tamayo quien inició la tradición de los congresos y creo el Premio Juan F. Noyola, Juan Pablo Arroyo, Luis Ángeles, Oscar Guerra, David Márquez, me incluyo por cierto, etcétera.
Hoy lo escrito por Keynes y  por el maestro Silva Herzog, los jóvenes economistas los deben leer, analizar y discutir, todos no sólo los egresados de las universidades públicas, sino todos, incluso los de carreras afines.
 
Hoy el país que queremos es complicado, tenemos varias plagas, entre ellas están la pobreza y la desigualdad, no sólo entre las personas y las familias;  la corrupción y la impunidad; el centralismo y la concentración de recursos y privilegios entre ordenes de gobierno.
Tenemos activos por supuesto, instituciones sociales como el IMSS, programas como los fondos de aportaciones, el Seguro Popular, que impulso en su momento el Dr. Frenck, el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal. Por el lado social muchísimas organizaciones sociales y ciudadanas, como el INE y el INAI, el Tribunal de Justicia Administrativa, la ASF, y una opinión pública atenta, crítica y propositiva.
Temor en vísperas electorales

Luis M Cruz | Domingo 6 de noviembre, 2016

PENTAGRAMA | La columna de Luis M. Cruz

1. Todo parecía decidido pero lo inesperado ha sucedido cuando el FBI decidió reabrir la investigación por los correos electrónicos que manejara Clinton en un servidor privado cuando fuera Secretaria de Estado.

 

Según los datos de Rear Clear Politics, conforme a las encuestas recientes la percepción más amplia sigue siendo que Hillary Clinton ganará la elección presidencial; no obstante, aún existen posibilidades de que suceda algo extraordinario, como pudiera ser que el FBI presentara cargos contra la candidata demócrata o bien, se produjera un atentado terrorista, que pondría en jaque la elección. El 51% de los electores teme que pudiera haber violencia en estos días que faltan para la jornada del primer martes de noviembre.

 

2. Impulsadas por los temores, en las encuestas se ha ido cerrando la brecha, en promedio, con 48% de las preferencias para Clinton, frente a 45% para Trump, es decir, 3 puntos de diferencia, casi en la zona del empate técnico. Sobre estos datos, Clinton tendría 232 votos electorales casi seguros (95 duros y 137 probables) frente a sólo 126 de Trump (77 duros y 49 probables), casi un diferencial de 2 a 1 que pudiera considerarse irremontable.

 

Ciertamente, los mercados financieros temen que, en la medida en que se deba recurrir al “fotofinish”, entonces Trump tendrá más cuerda para no reconocer los resultados y exigir una revisión o recuento de votos.

 

3. Dado que tampoco la campaña de Clinton ha sido muy convincente (el porcentaje de negativos de Trump y Clinton se parece bastante, con 59.1% para el primero y 52.4 para la segunda), en las distintas agencias de análisis y de mercado, se valora cuidadosamente cuáles pudieran ser las implicaciones para México. De aquí al “día D”, todos coindicen en que habrán de vivir al filo de los asientos, es decir, con extrema cautela como para tomar decisiones fundamentales.

 

4. Si ganara Trump, el escenario sería muy complicado, con un primer golpe a la confianza que podría empujar el desliz monetario hacia los 20 pesos o más. En los próximos 11 días, conforme se aprecie el cierre del gap diferencial en las encuestas, la paridad del peso-dólar será la que absorba el impacto de la incertidumbre.

 

Tras ello, del 8 de noviembre al 20 de enero, fecha de la toma de posesión, sería el peor periodo para nuestro país, amén de los efectos en el mundo. Habría gran incertidumbre, se pospondrían decisiones de inversión y consumo y los mercados registrarían intensas corridas especulativas. La apuesta nuestra y de otros en este sentido, sería la de apelar a la fortaleza institucional norteamericana para mediar los abusos o excesos, así como al entramado internacional que buscaría contener el proteccionismo anunciado, en particular la Organización Mundial de Comercio.

 

Por otra parte, dada la polarización y hasta radicalización de los temas que el feroz discurso de Trump obligó a plantear, un triunfo demócrata no necesariamente significaría mejores días para nuestro país. La perspectiva con Hillary es que aprovechará el “efecto Trump” para plantear revisiones en la relación bilateral y presionar a México en materia de migración, derechos humanos, narcotráfico y corrupción.

 

5. En lo que económico, si ganara Trump el Banco de México debería subir la tasa de interés para contener el desliz del peso hasta en 75 puntos base en noviembre y otro tanto en diciembre, dejándola en 6.25%. En caso de que ganara Hillary, el movimiento se espera en menor cuantía, siendo hasta diciembre que Banxico subiría la tasa de interés en quizá un cuarto de punto conforme lo haga la Reserva Federal de Estados Unidos, para quedar en 5%. Parece que la cuestión no será si pagaremos, sino cuánto y cuándo en cualquier caso.

 

Veracruz, cinismo galopante

Raymundo Riva Palacio | Viernes 4 de noviembre, 2016

ESTRICTAMENTE PERSONAL | La columna de Raymundo Riva Palacio

Esto sucedió en Xalapa la noche del 17 de octubre. Cinco días antes Javier Duarte solicitó licencia como gobernador de Veracruz, e iniciaba abiertamente la persecución de quien hoy es un prófugo de la justicia. Los administradores de los 12 hospitales de la red de la Secretaría de Salud estatal, al mando del secretario Fernando Benítez Obeso –enfrentado con el secretario federal del ramo, José Narro-, fueron convocados de emergencia al día siguiente. Ningún teléfono celular fue permitido en esa reunión, lo que generó inquietud. Peor cuando, de acuerdo con personas que narraron ese encuentro, quien presidía la junta era Luisa Ángela Soto Maldonado, dirigente de la Sección 26 del sindicato de Salud, y represente de la FTSE. Incondicional del líder nacional de burócratas, Joel Ayala, y a quien en agosto, el defenestrado Duarte había llamado “mi hermana”. Soto Maldonado, habló abiertamente con los funcionarios para plantearles una operación que, de investigarse, podría ser un nuevo caso de corrupción por cuando menos 20 millones de pesos. La líder sindical no cubrió ninguna apariencia. Debió sentirse segura, pues este sábado, si no sucede nada excepcional, tendrá fuero como diputada plurinominal del PRI.

 

La relatoría del encuentro no deja dudas que lo que les planteó es un abierto y cínico acto de corrupción. Según la narrativa de la reunión, les dijo que gracias a sus gestiones personales había conseguido recursos extraordinarios para realizar obras y acciones de mantenimiento en los hospitales, pero que ante el pronto cambio de gobierno, sería imposible llevar a cabo las licitaciones, porque el dinero extra obtenido, debía que “gastarse” antes del 30 de noviembre, último día de la administración duartista. La lideresa sindical les dio la solución: el dinero se les entregaría de cualquier forma, y sería facturado por Andrés Noé Rodríguez Velázquez, quien estaba presente en la reunión, pero que nadie sabía quién era. Rodríguez Velázquez aparecería como “proveedor de servicios”.

 

Las obras y las acciones de mantenimiento que iban a ser “licitadas”, explicó Soto Maldonado según la relatoría del encuentro, no se iban a realizar. Pero, instruyó, las facturas tenían que llevar los conceptos que escogieran, dentro de un abanico limitado a “mantenimiento preventivo y correctivo de redes y plantas eléctricas de emergencia, modernización de cableados e instalaciones, impermeabilizaciones, instalación y mantenimiento preventivo de sistemas de aire acondicionado”. Varios de los administradores deben haber mostrado una cara de extrañamiento y sorpresa ante lo que oían, porque en la narración de esa reunión se recuerda que la lideresa les dijo que “no se preocuparan porque tenía todo controlado”. Al día siguiente, el 19 de octubre, les dijo, se les depositaría a las cuentas del hospital la mitad de los fondos asignados a cada hospital, que no es posible conocerlos porque tuvieron cuidado en no incluir la cantidad entregada a cada hospital en los correos electrónicos donde se les añadieron instrucciones. El cálculo que se hace es de 20 millones de pesos, aunque según expertos que conocen el sistema de hospitales, podría sumar tres o cuatro veces  más el monto.

 

Soto Sandoval tenía toda la autoridad para hacer ese ofrecimiento y compromiso, que se infiere por las personas que la acompañaban a esa reunión: Hugo Odón Flores Lira, director Administrativo de la Secretaría de Salud de Veracruz, quien llegó con la representación y los saludos del titular Benítez Obeso; Judith Parrazal, subdirectora de Recursos Financieros, y Humberto Peña Ceronio, subdirector de Servicios Generales. Todas las instrucciones, reiteró, las daría la lideresa sindical y “debían” ser cumplidas de manera “inmediata y obligatoria”.

 

Las instrucciones eran que en el momento de recibir los recursos, se debían depositar nuevamente en la cuenta bancaria de Rodríguez Velázquez, en un banco español en Tantoyuca. La transferencia de fondos empezó al día siguiente, cuando los hospitales de Acayucan, Boca del Río, Cosamaloapan, Llano de En Medio, Naranjos, Pánuco, Poza Rica, San Andrés Tuxtla, Tarimoya, Tlalixcoyan y Veracruz, recibieron la primera transferencia realizada por el área de Recursos Financieros de la Secretaría de Salud estatal.

 

Los administradores de los hospitales, instruyó Soto Sandoval, debían enviar un oficio de solicitud de obras y servicios con fecha del 5 de octubre o previo, dirigido al director de Administración y Finanzas de la secretaría, Ricardo Sandoval Aguilar, quien renunció el primero de noviembre en medio de todas las denuncias de corrupción por el presunto desvío de miles de millones de pesos en el estado. Flores Lira fue quien lo sustituyó. La lideresa sindical les anticipó que una vez que cumplieran “esta importante misión”, serían “generosamente recompensados cuando se haga el pago de la segunda mitad de los trabajos”. Soto Maldonado, sin embargo, había sido muy enfática en señalarles que una vez que recibieran el dinero, cada uno de los administradores de los hospitales serían responsables únicos de la contratación y la comprobación del supuesto ejercicio de los recursos que, comenzarían a serles transferidos como “anticipo de gastos”.

 

La relatoría de lo que sucedió aquella noche reciente en Xalapa sugiere un patrón de comportamiento cínico, permeado por la impunidad. No se puede acusar a nadie de ladrón y corrupto a partir de esta relatoría, pero sí es un primer documento para que las autoridades federales inicien una nueva investigación sobre lo que está sucediendo en Veracruz, donde el sistema de corrupción en el duartismo, está colapsado. No hay mucho tiempo, empero. Soto Maldonado está a un día de obtener fuero.

 

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

 

FE DE ERRATAS

En la columna “Duarte el insaciable (y II), se identificó a Salvador Mansur Cohen, como ex secretario de Finanzas de Veracruz. Es un error. Quien ocupó esa posición fue Salvador Manzur Díaz, que no forma parte de la indagatoria.