Foto: Eje Central /Angélica Ortíz

Compartir

Julio Pérez de León

Su menuda figura se perdía en el mar de simpatizantes, cámaras y reporteros, porras de grupos de todas las alcaldías que desde la calle de Allende y Donceles esperaban a que la primera Jefa de Gobierno saliera del Teatro de la Ciudad para verla, entregarle alguna petición, tomarse una selfie o hacerle un comentario.

Sheinbaum_Angélica_Ortíz_2Claudia Sheinbaum Pardo sonriente tomaba la mano de simpatizantes de un lado y del otro de la calle, las vallas permitían un ágil andar sin personas de frente, salvo los camarógrafos que a pisotones caminaban de manera atropellada entre sí, y entre el personal de vigilancia y logística.

Pocos comercios cerraron, de los balcones de Donceles y Madero pululaban celulares que constantemente tomaban fotos y videos. Caudaloso río de personas empujaba la comitiva de la jefa de gobierno, quien trataba de no dejar de sonreír, en ciertos tramos se detenía la caravana, se quedaba platicando con personas que espontáneamente la llamaban y cruzaban algunas palabras.

Difícil andar, la banda de músicos Bon Jaji amenizaba el paseo, resplandeciente tuba resonaba armónicamente con el acordeón y el bajo sexto, complicado cruzar palabras, las indicaciones del personal de logística no se escuchaban y las cámaras continuaban arremolinados en el recorrido.

zócalo_julio_perez_de_leónEl zócalo pletórico de noches buenas y altos bastones prehispánicos dejaban clara la fusión de las culturas, la forzada mimetización entre los prehispánico y lo religioso traído desde el otro lado del océano decoraba la plancha de asfalto símbolo de identidad mexicana.

La llegada fue notoria, no sólo por la compacta caravana, sino las porras y vítores; Sheinbaum Pardo sin perder el estilo de su vestimenta, caracterizada, igual que en campaña, con tonos blancos en su saco.

El cansancio comenzaba a verse en su rostro, previo a la entrada al Antiguo Ayuntamiento la jefa de gobierno ya no denotaba una amplia sonrisa, sino una fatiga que empezaba hacer mella; y la jornada apenas iniciaba, adentro del histórico edificio inauguró una exposición fotográfica y más tarde realizaría su primer recorrido y puesta en marcha del plan de reconstrucción en Iztapalapa.

Afuera, las botargas de Andrés Manuel López Obrador y de Sheinbaum Pardo, se retiraban del zócalo, igual que las personas que acompañaron el contingente.

El inicio de una nueva era para la Ciudad de México arrancó sin mayores problemas, con un sol que caía a plomo y una menuda figura que saludaba a todo el mundo que se le atravesara en su camino.

ES DE INTERÉS

Cobertura de la toma de protesta de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum

Desaparecer a granaderos; Sheinbaum instruye primer acción de Gobierno

GALERÍA | Así fue la toma de protesta de Claudia Sheinbaum

Minuto a minuto: Castigo por incentivo y vigilancia en 847 cuadrantes: Sheinbaum

Asegura PAN a Sheinbaum que no hay pretextos para fallar a la ciudadanía

PRD exige evitar la militarización de la capital del país

Retomaremos los compromisos democratizadores: Morena

Iniciamos un proceso de recuperación de nuestra gran ciudad: PT

No se puede gobernar con ocurrencias ni con decisiones autoritarias: PRI

Esta ciudad tiene una nueva capitana y estamos llamados a apoyarla: Partido Verde

“Hay temas que apremian como la reconstrucción”, señala PES a Sheinbaum

Entregamos una maravillosa ciudad: Amieva

Compartir