Foto: Presidencia

Compartir

Norma Montiel

Con café y pan recibieron esta mañana en Palacio Nacional a las madres mexicanas que acompañaron, desde la primera fila, al presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina.

“El día de hoy, antes de nada, transmitir una felicitación todas las madres de México en su día con todo nuestro cariño, con todo nuestro amor a las mamás a las que viven y recordar eternamente a las que ya no están con nosotros.”, dijo el mandatario.

Tras abordar temas como la refinería de Dos Bocas Tabasco, presentar los avances del programa Jóvenes Construyendo el Futuro y hablar de la cifra de desaparecidos y los 26 mil cuerpos sin identificar, de tajo el presidente López Obrador dio paso a la celebración.

“Vamos a hablar de amor, de amor eterno recordando a Juan Gabriel, vamos a celebrar a las mamás”, dijo mientras subían al estrado las invitadas especiales a las que sorprendió con la música del mariachi.

Así, el Salón Tesorería de Palacio Nacional se amenizó con canciones como «Las Mañanitas», «Hermoso cariño», «Mujeres divinas» y «Amor eterno» que corearon los asistentes.

Pronto las madres se apoderaron de la palabra, Hortencia Aguillón Álvarez, despachadora de gasolina, agradeció la invitación del Presidente y le refrendaron su apoyo.

La poeta y escritora Elena Poniatowska compartieron un emotivo mensaje.

«Mira mamá, yo creo que has de estar muy contenta, has de estar sintiendo que México ha cambiado mucho, que México va por un camino que nunca tu recorriste con los Presidentes anteriores. Mira mamá, creo que somos muy felices aquí en este día entre mariachis y tantos corazones que nos acompañan».

Teresa de Jesús Ríos García, profesora jubilada y médica tradicional de la comunidad mazateca de Huautla de Jiménez, Oaxaca, agradeció a todas las madres del país y de los pueblos indígenas, «porque también cuesta trabajo ser madre y salir a ejercer una profesión».

En su oportunidad, la clavadista Espinosa dijo que es difícil que como mamás regresen a destacar en el ámbito deportivo, pero adelantó que volverá a buscar una medalla en los próximos Juegos Olímpicos.

Mientras Patricia Camacho Reyes, capitana de navío declamó el poema Si tienes una madre todavía del alemán Heinrich Neuman.

Para finalizar, la escritora, historiadora y esposa del Presidente, Beatriz Gutiérrez Müller dijo «ser madre es un regalo, lo considero una bendición, es una fortuna, y a esos pequeñitos cuidarlos siempre y protegerlos mucho», «Feliz Día de las Madres y felicidades a nuestra patria porque es nuestra madre.»

De nuevo el mariachi sonó, con «Mi Cariñito» finalizó la celebración del Día de las Madres en Palacio Nacional.



Compartir