Eje Central El portal de noticias y análisis político en México.

Viernes 26 de diciembre, 2014 | 10:28 am

Celebra Obama el 5 de mayo en la Casa Blanca

fllanos | Viernes 4 de mayo, 2012

El mandatario estadounidense se volvió a pronunciar a favor de la ley Dream Act

El presidente de EE.UU., Barack Obama, usó su discurso pronunciado en motivo de la festividad mexicana del Cinco de Mayo para defender la ley del Dream Act y la reforma sanitaria, además de defender las medidas de su mandato en su conjunto.


Dos días antes de la fecha histórica, Obama recibió en los jardines de la Casa Blanca a figuras destacadas de la comunidad hispana para celebrar el Cinco de Mayo y reivindicar “la herencia y la contribución de los hispanos” en Estados Unidos.


Bajo la sombra de las elecciones de noviembre, el presidente se refirió a la tarea realizada por su Administración en los últimos tres años como el camino que ha permitido “crear puestos de trabajo, garantizar el cuidado que uno merece cuando uno está enfermo y hacer posible la universidad para todo el mundo”.


Dedicó una especial atención a la necesidad de una reforma migratoria y reivindicó de nuevo “hacer una realidad el Dream Act”, la ley que permitiría a ciertos jóvenes indocumentados regularizar su situación si estudian en la universidad o se enrolan en las Fuerzas Armadas.


“Seguiremos luchando por esta reforma de sentido común”, sentenció el presidente, a lo que el público recibió con numerosos aplausos.


“Quiero firmar el Dream Act en una ley, trabajaré con todo el mundo que seriamente quiera hacerlo”, añadió.


Obama también se mostró partidario de una “exhaustiva reforma migratoria” que cuente con el apoyo de los dos partidos mayoritarios del país.
El presidente aseguró que la celebración del Cinco de Mayo permite reconocer “la herencia y la contribución de los hispanos”.


El Cinco de Mayo es una festividad mexicana que conmemora la Batalla de Puebla de 1862, en la que los soldados mexicanos, superados en armas y número por sus enemigos, vencieron a las tropas invasoras de Francia.


“Hoy estamos más unidos que nunca en amistad y propósitos comunes”, sentenció el presidente sobre las relaciones entre Estados Unidos y México, tras destacar que comparten actualmente historia, valores, comercio y cultura.


Ante un público fuertemente hispanohablante y con la animación de las rancheras de fondo, Obama se atrevió a usar el español en tres momentos de su breve discurso.


Lo inició con un “hola, hola, bienvenidos” y lo terminó con un “feliz Cinco de Mayo”.


También deseó “feliz cumpleanos (sic)” para el próximo sábado al presidente del Caucus Hispano del Congreso, Charlie González, uno de los líderes latinos en la recepción de hoy, junto con la secretaria de Trabajo, Hilda Solís, y el embajador de México en Washington, Arturo Sarukhan, entre otros.


En una velada de temperaturas primaverales y cielos despejados, la música en vivo, los bailes tradicionales mexicanos y la gastronomía del país vecino dieron a la recepción el aire de celebración de una victoria histórica, que además este cumple los 150 años.
Al son de las rancheras, los invitados pudieron probar guacamole de molcajete, salsas de pico de gallo, ceviche de atún, langostino del Golfo con tequila y condimento de aguacate, también estofado de carne de cerdo con salsa de tomatillo, cordero al mole de Tamarindo y chuletas de cordero a la parrilla, entre otros manjares.


Además de músicos mexicanos, la velada fue acompañada por una decena de bailarines del Ballet Folclórico Mexicano de Georgetown, que presentó varios bailes tradicionales del país en los jardines de la Casa Blanca.


Los latinos conforman una sexta parte de la población en Estados Unidos y los mexicanos permanecen como la mayor comunidad entre ellos, según datos del Censo del país. (EFE)

0 comentarios Ver discusión Ocultar discusión

Añadir un comentario