Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Aunque el Super Bowl ya pasó, la celebración de los Patriotas de Nueva Inglaterra no terminó ahí, pues la continuaron en medio de la magia de Mickey Mouse en Disney World.

El gran Julian Edelman y la leyenda que rompió su propio récord, Tom Brady, se fueron el lunes a vivir la emoción del parque temático y se subieron a varios juegos, entre ellos el de Toy Story.

Se ha convertido en una tradición que algunos de los jugadores de Nueva Inglaterra desfilen por el parque para celebrar y esta vez no fue la excepción, aunque Brady hizo alusión a los ausentes: “Hay muchos compañeros que quisiera que estuvieran con nosotros aquí; vamos a celebrar con ellos mañana, pero queríamos estar con ustedes, demostrarles nuestro amor. Los amamos y gracias por su apoyo”.

Las estrellas de los Patriotas repartieron autógrafos, platicaron con personal del parque y saludaron a decenas de fans.

Compartir