Foto Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) aplaudió la resolución aprobada por la ONU que ordena al Estado mexicano a investigar la violación de Derechos Humanos de Lydia Cacho, ya que se vulneró los derechos de la periodista a un “recurso efectivo, a la igualdad, a la prohibición de la tortura o tratos crueles, a la prohibición de la detención arbitraria y a la libertad de expresión”,

La CNDH saluda la resolución aprobada por el Comité de Derechos Humanos de la ONU con relación a las violaciones a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho”, indicó el organismo en un boletín, tras el fallo de la ONU, publicado este 31 de julio.

Cacho fue víctima de violación a distintos derechos humanos en diciembre de 2005, cuando fue detenida en la ciudad de Cancún por servidores públicos de Puebla a raíz de la denuncia que un empresario presentó contra ella por difamación y calumnia.

Al analizar los hechos relacionados con el caso y los alegatos presentados por el Estado mexicano, el Comité (de la ONU) advirtió distintas irregularidades cometidas por autoridades mexicanas y determinó que el trato al que fue sometida la periodista durante su traslado de Quintana Roo a Puebla constituyó una violación al artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”, indicó la CNDH.

La CNDH saludó “la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU al constituir un precedente importante sobre distintos derechos”.

También porque permitió establecer “criterios claros” sobre la no utilización del derecho penal para castigar a defensores y periodistas por hacer uso de la libertad de expresión.

En 2009, la CNDH emitió una recomendación en torno a este caso a los entonces gobernadores de Puebla y Quintana Roo, al advertir una serie de violaciones a los derechos humanos de la periodista.

Además, la CNDH se ha pronunciado en distintos momentos por la despenalización de los delitos contra el honor, (difamación, calumnias e injurias), o aquellos que puedan ser utilizados en contra de quien ejerce la libertad de expresión.RB 

Compartir