Foto Especial

Compartir

Norma Montiel

Agentes ministeriales detuvieron al sujeto que presuntamente asesinó al periodista Santiago Barroso a las puertas de su casa en San Luis Río Colorado.

De manera extraoficial trascendió que el detenido se llama Omar “N”, trabajador sindicalizado del Municipio quien estaba comisionado al Centro Cultural “Héctor Chávez Fontes”.

La información a la que tuvo acceso en exclusiva el Semanario La Contraseña indica que el motivo del crimen tendría un móvil pasional ya que el periodista habría sostenido una relación extramarital con la esposa de su asesino.

De acuerdo a los datos con que se cuenta, la noche del crimen Omar obligó a su mujer a que condujera hasta el domicilio particular del periodista, apuntándole con un arma a la cabeza.

Fue y tocó en repetidas ocasiones a la puerta y cuando éste abrió le disparó en tres ocasiones. Tras cometer el crimen se retiraron del lugar y Omar amenazó a su esposa que si decía algo de lo sucedido, también la mataría.

Se espera que la Fiscalía Estatal de Sonora presente a los medios de comunicación al detenido o que informe de manera oficial a través de un boletín de prensa.

De confirmarse esta información, quedaría desechada la línea de investigación relacionada con el trabajo periodístico de Barroso que apuntaba hacia la delincuencia organizada.

“Columna inédita”, eslabón en caso del asesinato del periodista Santiago Barroso

“Cuando matan a un periodista, lo que indica el librito de la investigación es que te debes remitir a las últimas o más recientes publicaciones para tratar de dilucidar algún tema sensible que haya manejado, alguna crítica o señalamiento que pudiera haber sido el origen de la agresión”, escribe en la última edición del semanario La Contraseña, Humberto Melgoza, colega de generación universitaria y labor periodística de Barroso.

Semanario La Contraseña

Melgoza, resalta que Barroso no publicó su columna porque cerraron edición unos días antes y no alcanzó a enviar su texto “cómo alguien dedicado y clavado en la redacción muy ‘objetivo que no perdía detalle en los puntos y comas’».

SLRC, la ruta del Chapo

Tras el asesinato, todos se han enfocado en la columna que publicó el 15 de febrero, SLRC, la ruta del Chapo, donde el también docente, hizo un análisis sobre el líder del Cártel de Sinaloa y cómo es que se interesó en incluir en la ruta de trasiego el corredor San Luis Río Colorado-San Luis, Arizona.

“En un contexto donde están matando periodistas en todo el país, ocho en lo que va de la actual administración federal, Santiago sabía que no valía la pena arriesgar el pellejo. Pero lo que pocos saben es que la última columna se quedó inédita.”

Hasta antes del sábado 16 de marzo que fue atacado afuera de su domicilio, Barroso no había externado preocupaciones o indicios de amenazas, pero su esposa, Lidia López, señala que dos días antes de su asesinato, el periodista estaba inusualmente preocupado.

Es ella, quién denuncia “que los investigadores han tratado de poner palabras en su boca, como decir que hubo un forcejeo, que asegura nunca existió, o que Santiago conocía previamente al tipo que tocó la puerta”.

Dice tener miedo, se siente desprotegida, exige que la muerte de su esposo no quede impune, pero “tampoco vamos a aceptar que nos presenten cualquier chivo expiatorio”.

Misterio rodea el crimen

Aunque las Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México ya se pronunciaron rechazando el crimen, quien hace investigaciones solo es la Agencia Ministerial de Acción Criminal que pertenece a la Fiscalía del Estado de Sonora.

El hermetismo se apodera de la investigación en el caso del asesinato de Santiago, la Fiscalía Estatal se ha limitado a emitir un par de comunicados.

Semanario La Contraseña

Mientras que el miércoles pasado, cuando la Mesa para la Seguridad y la Paz sesionó en el Palacio Municipal, la fiscal General del Estado, Claudia Indira Contreras, elevó a cuatro las líneas de investigación; su labor periodística, su relación laboral y docente, el ámbito personal y relaciones familiares, además de lo publicado en medios de comunicación y redes sociales.

Indira Conteras aseguró que se está realizando una investigación exhaustiva con el fin de detener y procesar quien resulte responsable a cargo de agentes del Ministerio Público, Secretarios de Acuerdos, el Delegado Regional de la Fiscalía y agentes de Investigación Criminal de Alto Perfil y que serán los elementos de carácter científico y los datos de prueba, lo que determine la línea de investigación que permita llegar al esclarecimiento del caso.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) con el homicidio de Barroso Alfaro suman 145 periodistas asesinados en México desde el año 2000 y llamó a la Secretaría de Gobierno y a la Fiscalía a brindar protección a sus familiares.

Los periodistas asesinados este año son: Rafael Murúa, quien fue localizado muerto el 19 de enero en Baja California Sur. Estudió en la universidad y ejerció por varios años en Sonora; Jesús Ramos Rodríguez, baleado el 9 de febrero en Tabasco; Reynaldo López, asesinado por hombres armados en Hermosillo el pasado 16 de febrero, y Santiago Barroso Alfaro, el 16 de marzo. (Con información de La Contraseña)

Compartir