Eje Central El portal de noticias y análisis político en México.

Viernes 31 de octubre, 2014 | 5:48 am

Como los republicanos perdieron a los latinos…

Eje Central | Viernes 16 de marzo, 2012

El titular de la historia publicada por el periódico internet “Político” decía simplemente “Cómo Romney perdió a los Latinos”, en lo que podría aparecer como un juicio tan brutal como apresurado.

    El titular de la historia publicada por el periódico internet “Político” decía simplemente “Cómo Romney perdió a los Latinos”, en lo que podría aparecer como un juicio tan brutal como apresurado.

 

     Peor aún, Mitt Romney, el exgobernador de Massachussetts y actual puntero en la carrera por la nominación republicana, ni siquiera ha sido consagrado como candidato de su partido.

 

     Cierto que a ocho meses de las elecciones del seis de noviembre de 2012, todo indica que a pesar de sus problemas y un camino mas largo y costoso que lo esperado inicialmente, el aspirante favorito del “establishment” (establecimiento) republicano obtendrá la candidatura presidencial republicana y enfrentará al presidente Barack Obama en la campaña que se iniciará de hecho el siete de septiembre, un día después de concluida la convención nacional demócrata.

 

     Y lo cierto también es que de acuerdo con un creciente número de análisis, y el de “Político” es el mas reciente, los republicanos se encuentran en una situación de esas que quedan mal, no importa lo que hagan.

 

     Si lo cierto es que Romney representa a un sector “moderado” del partido, también es cierto que hay un importante grupo del mismo partido que demanda ser escuchado y por lo que se ha visto hasta ahora, exige con sus votos y su participación que se les tome en cuenta. Que ese grupo sea religiosamente conservador, económica y políticamente retrógrada no le quita importancia, ni influencia.

 

     Es el de los “partidos del té” en la propuesta contra la participación del gobierno en la economía; es el que se proclama preocupado por las fracturas en una sociedad y una cultura -religión incluida- que sólo en su imaginación fueron alguna vez homogéneas y alarmado por las incertidumbres de un cambio que llevará a los “blancos” a ser la mayor minoría en una nación de minorías.

 

     La retórica producida ha sido brutal, insultante, para grupos como hispanos, mujeres, estudiantes y votantes independientes.

 

     Es el grupo de hasta ahora ha apoyado a dos aspirantes y dividido su voto entre ellos, el católico conservador Rick Santorum y el expresidente de la cámara baja, Newt Gingrich, y con ello obligado a Romney a asumir posiciones cada vez mas y mas a la derecha. Tanto que muchos creen que le será imposible regresar a nada que se acerque al centro en términos de muchos de los puntos simbólicos de su país, de la contracepción al debate sobre la teoría de la evolución, de la participación de la religión en la sociedad al papel de la mujer.

 

     Para acercarse a ese grupo Romney ha adoptado, entre otras, posturas antimigración que lo confrontan con los hispanos, no porque muchos de ellos tengan algún problema con limitar la llegada de nuevos migrantes sino por la forma insultante para todos con que lo plantean y se vinculó con dos personajes abominados por la mayoría de los latinos: Kris Kobach, el Secretario de Gobierno de Kansas que insipiró las leyes anitimigatorias estatales, y Pete Wilson, el exgobernador de California.

 

     Pero la cercanía con ellos provocó el rechazo de los latinos, concretamente mexico-estadounidenses, demócratas y  republicanos.

 

     De acuerdo con una encuesta de la cadena FOX, un 72 por ciento rechaza a los republicanos y probablemente a la hora de votar lo hará no tanto por Barack Obama, que no ha cumplido sus promesas y deportado a cientos de miles de migrantes indocumentados, sino contra los republicanos, que no se conforman con atacarlos sino además los insultan.

 

     El costo es simple: los ciudadanos estadounidenses de origen latino pueden ser los márgenes de triunfo electoral en 15 estados, incluso algunos críticos para cualquier candidato presidencial.

 

     Y por eso el titular de “Político” parece definitivo. Los republicanos en general, Romney en particular, ya perdieron a la mayoría de los latinos. Tal vez puedan ganar sin ellos, sobre todo si los latinos deciden no participar en favor de nadie, pero de que van a acabar por arrepentirse de sus actuales posiciones, se van a arrepentir, aunque demasiado tarde… 

0 comentarios Ver discusión Ocultar discusión

Añadir un comentario

CUÉNTANOS TU EXPERIENCIA

Sube tu foto y video que contenga los mejores momentos durante tu viaje.

¡Tendrás la oportunidad de conocer experiencias de otros viajeros como tú!

E-Mail

Sube tu Foto o video

Cuéntanos tu experiencia