FOTO: Cuartoscuro

Compartir

Jonathan Nácar

Al menos seis contratos, todos por adjudicación directa, otorgó Pemex Exploración y Producción (PEP) a la empresa israelí Rafael Advanced Defense Systems, para la adquisición de diversos equipos tecnológicos, sensores y sistemas de vigilancia; se trata de la misma empresa que vendió a la Policía Federal en 2015 un sistema de inteligencia, el cual se habría hecho de forma irregular y a un sobrecosto de hasta cuatro veces más su valor real.

De acuerdo con la consulta de las contrataciones que la empresa productiva del estado y la compañía especializada en tecnología y sistemas militares, de inteligencia y vigilancia, seis convenios fueron suscritos entre el 2009 y 2014, por un monto general que asciende a más de mil 872 millones 728 mil 359 pesos, los cuales habrían sido para la adquisición de suministro de tecnología, sistemas de sensores, equipos electrónicos; y servicios de integración y servicios de entramiento para la puesta en marcha de sistemas como “Toplite” (Sistema Optrónico de Vigilancia), y “Stalker” (Sistema Móvil de Vigilancia Terrestre), entre otros.

El contrato más cuantioso de los celebrados entre Pemex Exploración y Producción con Rafael Advanced Defense Systems, durante ese periodo, resulta el celebrado el 18 de noviembre de 2009, con vigencia hasta el 13 de agosto de 2012 que ascendió a un monto de mil 253 millones 889 mil 335 pesos, cuyo objeto de contrato se especificó como “aparato electrónico”.

Mientras que el contrato más reciente resulta el identificado con el número 420234805, firmado el en noviembre de 2014 y que tuvo como fecha de terminación del mismo el 31 de diciembre de 2015, constó de la adquisición de “servicios especializados para integración, instalación de sensores y componentes para operatividad del IMILITE (Sistema de Explotación de Imágenes Multifuentes y Multitareas) en el centro de comando y control c3 en la región norte, sur y marina de PEP”, señala el objeto del contrato por adjudicación directa.

Este jueves se dio a conocer que sin contar con la debida autorización, ni justificantes de compra, la Policía Federal adquirió a sobrecosto de su valor real un sistema de inteligencia por parte de la misma empresa que fue proveedora de Pemex, y por el cual habría pagado alrededor de dos mil 400 millones de pesos.

ES DE INTERÉS |

Compartir