Compartir

Redacción ejecentral

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, dijo que confía que el nuevo gobierno federal que presidirá Andrés Manuel López Obrador deje de proteger a su antecesor César Duarte, para que puedan detenerlo, extraditarlo y juzgarlo por los actos de corrupción en que incurrió durante su mandato.

Esperamos que el nuevo gobierno apoye a Chihuahua en el combate a la corrupción y la impunidad», señaló.

En declaraciones desde el Palacio de Gobierno, Corral Jurado señaló que colaborará con el virtual presidente electo. «En la absoluta disposición de trabajar juntos, deben estar presentes también las diferencias que tenemos, los puntos de vista distintos que tenemos, porque es en la diversidad y en la pluralidad… donde se fortalece la democracia y el quehacer del gobierno», sostuvo.

También señaló que en Chihuahua se va a trabajar con el nuevo Congreso, tanto con los diputados que se reeligieron como con quienes fueron electos por primera vez.

Para el gobernador, la mayor lección de la jornada electoral es que «un pueblo dolido, decepcionado y harto» actuó en contra de un régimen político agotado y un modelo económico injusto.

Corral aprovechó para decir que también espera un mejor trato en la entrega de recursos federales a Chihuahua, no sólo para los programas de concurrencia o inversión, sino también para las grandes reformas que requiere el país.

Días atrás, el mandatario panista había adelantado que después de las elecciones “reactivaría” las demandas al gobierno federal para que pida la detención y extradición de Duarte Jáquez, pues no querían que, por el tiempo electoral, el tema cobrara otro camino.

César Duarte, quien gobernó Chihuahua de 2010 a 2016, cuenta con 14 órdenes de aprehensión. NM/EC

Compartir