Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), lanzó una dura crítica a las medidas de Reforma Electoral que el grupo parlamentario de Morena busca realizar y sentenció que ésta no debe improvisarse ni imponerse.

Para el funcionario una Reforma Electoral requiere de un amplio consenso, deliberación profunda y acuerdo de todas las fuerzas políticas.

Cambios mal planeados, mal procesados o claramente mal intencionados, pueden implicar una regresión antidemocrática”, sentenció el consejero presidente.

Lo que Morena, grupo mayoritario en la Cámara de Diputados, propondrá como parte de la Reforma Electoral es la reducción a los salarios de los funcionarios del INE, la desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE), recortar el financiamiento a los partidos y reducir de 11 a 7 los integrantes del Consejo General del Instituto.

Ante la disminución de recursos que busca hacer Morena, Lorenzo Córdova indicó: “Si lo que se quiere es reducir los costos, no necesitamos revisar el modelo electoral, sino repensar algunos aspectos del mismo, como las fórmulas para determinar el financiamiento público que se otorga a los partidos a nivel nacional y local; la duración de las campañas electorales y avanzar hacia el voto electrónico, por mencionar sólo tres ejemplos”.

Cabe señalar que de acuerdo a la consultora Integralia las pasadas elecciones presidenciales fueron las más caras de la historia con una suma de 28 mil 22 millones de pesos, lo que representó un aumento de 22 por ciento en comparación con el proceso electoral de 2012.

Va Morena por “austeridad electoral”

La iniciativa de Reforma Electoral que será presentada por el diputado morenista Sergio Gutiérrez, de acuerdo con el diario Reforma, contempla modificaciones a los artículos 40, 41, 99, 116, 122 y 134 de la Constitución.

El proyecto de Ley se expuso como una medida que incentiva la «austeridad republicana y electoral».

En ese sentido Lorenzo Córdova indicó que “nadie está contra la austeridad, pero lo primero en lo electoral, no nos equivoquemos, es cuidar la certeza”.

Sobre los OPLE el documento de Morena indica que son un gasto excesivo para la administración pública y que sus actividades (organización, desarrollo y vigilancia de las elecciones, responsable  de plebiscitos y referendos, y de aplicar las sanciones que le autoriza la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en los estados) pueden ser absorbidas por el INE.

La propuesta de reducción del Consejo General del INE se fundamenta en que se pueden fusionar las direcciones de Capacitación Electoral y Organización Electoral, sin afectar la operación del organismo.

Cabe señalar que el presupuesto del INE para gastos operativos en 2019 es de 10 mil 300 millones de pesos. Para los consejeros electorales se contempló una partida de 180 millones 186 mil 475 pesos, esto representa alrededor de 18 millones de pesos anuales para cada una de las oficinas de los consejeros, esto es, alrededor de 50 mil pesos al día.

(Con información de Reforma) NR

Compartir