Compartir

AFP

La defensa del capo mexicano Joaquín Chapo Guzmán pidió al gobierno de México que interfiera ante Estados Unidos para que la madre y dos hermanas del narcotraficante obtengan visas humanitarias para poder visitarlo, reveló este viernes uno de los abogados.

A finales del año pasado “nosotros le solicitamos (al canciller mexicano) una visa de tipo humanitaria para la señora madre del Chapo Guzmán, María Consuelo, para la hermana Hermilda y para la hermana Bernarda”, declaró en el exterior de la secretaría de Relaciones Exteriores el abogado José Luis González Meza.

“La señora ya es grande de edad, más de 80 años, y se encuentra delicada de salud y quiere ver a su hijo. Es una visa de carácter humanitario”, añadió González.

Su defensa insistió este viernes también en que la extradición del narcotraficante fue ilegal porque contaba con tres amparos que siguen vigentes, y denunciaron otras presuntas irregularidades en su juicio y violaciones graves a sus derechos humanos.

“Chapo, te queremos”, “Chapo, el pueblo te apoya ¡Regrésenlo!”, decían pancartas que cargaban afuera de la cancillería cuatro personas.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) advirtió que no abordará su caso, o algún otro, en los medios de comunicación. Y que Guzmán Lorea fue extraditado de conformidad con lo establecido por el tratado en la materia vigente entre México y Estados Unidos.

La SRE además reiteró “que el asunto de fondo ya fue analizado y resuelto por el Poder Judicial Federal, que determinó negar el amparo y protección de la justicia federal al quejoso, quien fue extraditado de conformidad con lo establecido por el tratado de extradición vigente entre México y EUA”.

Si es hallado culpable durante el juicio que se desarrolla en Nueva York podría ser condenado a cadena perpetua.

El Chapo, de 61 años, considerado uno de los mayores jefes del cartel mexicano de Sinaloa y acusado de traficar a Estados Unidos más de 155 toneladas de cocaína, fue extraditado hace casi dos años a Estados Unidos tras dos fugas espectaculares de prisiones mexicanas.

Desde entonces se ha mantenido en régimen de aislamiento. Las únicas personas que pueden visitarlo en la prisión federal de Manhattan, y a través de una ventana, son sus abogados. MM

Compartir