FOTO: Archivo

Compartir

Redacción ejecentral

El gobierno de Chihuahua ha acreditado hasta este cierre de 2017, el desvío de mil 200 millones de pesos del erario durante la administración del exgobernador César Duarte Jáquez, de los aproximadamente 6 mil millones de daño patrimonial que se calcula operó con una red de corrupción de forma sistematizada durante su mandato, informó el secretario general de Gobierno, César Jáuregui.

Se han comprobado en lo que están en las carpetas ya judicializadas más de mil 200 millones de pesos, ahí acreditados en cuanto a los montos del desvío o la afectación que sufrió el erario estatal”, detalló Jáuregui.

Y es en ese sentido que no solamente se busca llevar a la cárcel a los que obraron mal, sino también fundamentalmente recuperar en beneficio del Estado estos recursos”.

Jáuregui reconoció que la corrupción que orquestó el exmandatario priista tuvo varias vertientes. Como reveló ejecentral en un reportaje en octubre pasado, en seis años Duarte Jáquez articuló una extensa y compleja red integrada por 198 personas, entre familiares, amigos y colaboradores, que a través de 119 empresas, reales y fantasma ubicadas en México y Estados Unidos, obtuvieron contratos a través de procesos de licitación simulados y adjudicaciones directas. El gobernador Javier Corral ha señalado que hasta ahora el daño para Chihuahua es de aproximadamente 6 mil millones de pesos.

Jáuregui dio a conocer que la corrupción que se realizó tuvo varias vertientes, luego de darse a conocer otro presunto desvío de 379 millones de pesos en efectivo.

Entre ellas (vertientes), la contratación de asesorías, otras el espacio de constructoras, otros el de edificios que de alguna manera tenían una cobertura fantasma para generar una convicción de que eran recursos que tenían un propósito destinado con el bien público», explico el funcionario estatal.

Hoy, agregó Jáuregui se tiene claro que el propósito era la «desviación de recursos con fines electorales, y no en pocos casos de corrupción y de beneficio y de enriquecimiento ilícito”.

Además del desvío de 250 millones de pesos hacia las arcas del PRI, que publicó el periódico Reforma reportó el envió 379 millones de pesos en efectivo vía un contrato simulado de servicios a la empresa Asesoría y Servicios Online, S. A. de C.V. pero que , de acuerdo a un testigo, se entregaban en las instalaciones de una constructora Manzil Construcciones..

Como se publicó en la investigación realizada por este mediosi la Secretaría de Obras requería calcomanías autoadheribles, bastaba adjudicar un contrato millonario a Grupo Fritag S.A. de C.V., cuyo socio era Jaime Agustín Gómez Fong, sobrino de Bertha Gómez Fong, esposa del exgobernador, y quien hoy está vinculado a proceso por el desvío de 15 millones de pesos del erario, en complicidad con la empresa Consultores Empresariales Asociados del Golfo S.C.

Gómez Fong a través de las empresas Grupo Fritag, Manzil Construcciones, Buta de México y Distribuidora de Triplay y Tablaroca en seis años logró contratos hasta por mil millones de pesos del gobierno de su tío político, por la venta e instalación de aulas móviles, consumibles para computación, mobiliario, estampas autoadheribles para obras públicas y otros productos.

manzil_Construcciones

ES DE INTERÉS |

El César de la corrupción. Saqueo en Chihuahua. Parte 1

En la mafia duartista, hay ganancias para todos. Parte 2

Toda la estructura de gobierno, al servicio de los negocios de Duarte. Parte 3

El César, la familia y los cómplices. Parte 4

Compartir