Compartir

Simón Vargas

“Yo no deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas”. Mary Wollstonecraft.

 

 

El lema de la celebración de este año es “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!”.

El próximo domingo 8 de marzo se celebrará el Día Internacional de la Mujer, oportunidad idónea para reflexionar en qué posición se encuentra México a nivel mundial con respecto a la desigualdad de género, y evaluar cuales son los alcances de equidad que han logrado las mujeres en nuestro país.

El lema de la celebración de este año es “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!”, con el cual se busca concientizar sobre el avance que podrían alcanzar todas las sociedades y culturas del mundo, si cada una de sus mujeres y niñas pudieran tener la libertad de escoger las decisiones que regirán su vida, desde que carrera estudiar, en que ámbito económico laborar, cuando y como participar en la política, entre otras.

Fue en 1911 cuando se celebró el primer Día Internacional de la Mujer, con mítines y marchas en diversos países como Alemania, Austria, Dinamarca, Suiza, Estados Unidos, a los cuales asistieron millones de personas para exigir el derecho al voto, de ocupar cargos públicos, de la formación profesional y a la no discriminación laboral de las mujeres en el mundo entero.

Posteriormente en 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, la Organización de las Naciones Unidas celebró el Día Internacional de la Mujer por primera vez, el 8 de marzo. Después, en 1995 se firmó la Declaración y la Plataforma de Beijing, un documento firmado por 189 gobiernos, en donde sus líderes se comprometieron con una serie de medidas para impulsar la igualdad. http://bit.ly/1DwBvLs

Este 2015, cuando se conmemora el vigésimo aniversario de la Conferencia de Pekín, la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka reconoció que los logros han sido muchos, sin embargo el  avance es inaceptablemente lento y desigual, especialmente para las mujeres y las niñas de las zonas más marginadas del mundo, quienes actualmente continúan siendo víctimas de múltiples formas de discriminación.

Empoderar a la mujer e impulsar cuanto antes las medidas para lograr la paridad entre hombres y mujeres antes de 2030, son las acciones urgentes que deben implementar todas las naciones, asegura la ONU en el discurso de este año, “ya que las pruebas sobre los beneficios que aporta la igualdad son abrumadoras: las economías crecen, se alivia la pobreza, mejora el estado de la salud y las comunidades se tornan más estables y resistentes ante las crisis ambientales y humanitarias”.

¿Por qué es importante empoderar a la mujer? Porque la inequidad de género es la raíz fundamental que causa el hambre y la pobreza en el mundo, ya que son las mujeres las principales proveedoras de la seguridad alimentaria de sus familias y comunidades y, aun así les son negados los recursos, la libertad de acción y la voz en la toma de decisiones, puesto que son ellas quienes tienen menores probabilidades de asistir a la escuela, de tener acceso a créditos, servicios de extensión agrícola y propiedad de la tierra, etc.

Se ha demostrado que cuando la mujer posee la capacidad y voz en la toma de decisiones, los niveles de pobreza alimentaria disminuyen. Por ejemplo, de acuerdo con datos del Banco Interamericano para el Desarrollo, en países latinoamericanos en desarrollo como México y Brasil, las mujeres dedican un mayor porcentaje de sus ingresos a la educación, la salud y la nutrición para el hogar, reduciendo así la transmisión intergeneracional de la pobreza. http://bit.ly/1nQuYbr

Asimismo, investigaciones del Banco Mundial han revelado que si las mujeres agricultoras tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que los hombres, la producción agrícola en países como México incrementaría de 2.5 a 4 por ciento, y que el aumento de la participación femenina en la fuerza laboral puede dar lugar a un crecimiento del PIB y del ingreso per cápita.

Ningún país del mundo ha alcanzado la equidad plena para las mujeres, lamentó Mlambo-Ngcuka, e indicó que en promedio éstas representan solo una quinta parte de los parlamentos y existen solo 20 mandatarias. En este sentido, en nuestro país, después de la reforma político-electoral se garantizó la paridad de género al menos en las candidaturas para renovar las cámaras de Senadores y de Diputados y los congresos locales.

Existe entonces una alta probabilidad de que la próxima Cámara de Diputados, sea la más equitativa que haya tenido México en su historia; en lo correspondiente a las nueve gubernaturas que se disputarán en las elecciones del 7 de junio, siete mujeres han sido postuladas por sus partidos: dos por el PRI, dos por el PAN, una por el PRD, una por Morena y una por Nueva Alianza.

En virtud de la reforma electoral que garantiza la paridad de género, en este proceso electoral 2015 resultará interesante observar cual es el desarrollo de la política en los próximos años y los beneficios que seguramente traerá mayores voces femeninas sumándose a la discusión de las decisiones que deberán regir el futuro de México.

*Analista en temas de  Seguridad, Educación y Justicia

simon.9@prodigy.net.mx

@simonvargasa

facebook.com/simonvargasa

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Compartir