Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que un doble sabotaje a un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Hidalgo, fue la causa del desabasto de combustible en las gasolineras de la Ciudad de México.

Señaló que el primero sucedió el pasado martes por la noche, en el ducto de Tuxpan a Azcapotzalco, pero que en el transcurso del miércoles fue solucionado y poco a poco se comenzaba a abastecer con pipas los centros expendedores de gasolina en la capital.

Se había confirmado que este jueves, a las cinco de la mañana quedaría abastecido en su totalidad el servicio de combustible, pero que a las 10:00 de la noche del miércoles, ladrones de combustible volvieron a abrir el mismo ducto, lo que causó que no se lograra el cometido.

Por lo que, aseguró, que se continúa con el trabajo en la zona para lograr tapar el ducto, y que pueda llegar el combustible necesario a la Ciudad de México.

El miércoles, luego de negarlo en días anteriores, el Presidente de México reconoció que sí existía un desabasto de gasolina en la capital. MAAZ

Compartir