Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La empresa IEnova, señalada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador de tener ductos inoperantes que causan pérdidas en la administración federal, respondió que uno de sus ductos operó de mayo a agosto de 2017 y que el servicio fue suspendido por actos de sabotaje, mismo que se notificó a las autoridades, además indicó que sus contratos fueron adjudicados por licitación pública.

López Obrador indicó IEnova es una de las siete empresas que se benefició con contratos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y que provocan una pérdida de 164 mil 220 millones de pesos.

IEnova tiene un ducto que entró en operación en mayo de 2017. Sin embargo, el servicio a la CFE fue interrumpido por actos de sabotaje sufridos en el ducto en agosto de 2017. Los hechos fueron denunciados ante las autoridades federales y locales”, declaró la compañía.

El gobierno federal deberá pagar más de 85 mil millones de pesos, en 25 años, por siete gasoductos que no cuentan con una planta para generar energía, una de las empresas propietaria de esos gasoductos es IEnova, se explicó en la conferencia del Ejecutivo.

IEnova también precisó que todos sus contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para transportar gas natural fueron adjudicados por licitación pública “y transparentes bajo estándares internacionales de la industria”.

Además, el director de CFE, Manuel Bartlett señaló al presidente ejecutivo de IEnova, Carlos Ruiz Sacristán, podría ser responsable por el delito se conflicto de interés debido a su posición de exfuncionario y dirigente de dicha empresa privada.

Al respecto, la empresa indicó que Ruiz Sacristán fue director general de Pemex únicamente por 28 días en diciembre de 1994, durante la administración de Ernesto Zedillo, la cual fue su única experiencia en el sector energético, por lo que desestimó un conflicto de interés. Después, explicó la firma, se convirtió en secretario de Comunicaciones y Transportes, cargo que ocupó hasta el  año 2000.

Captura de pantalla 2019-02-11 a la(s) 13.07.12

La ley prohíbe a funcionarios del poder Ejecutivo aceptar cargos durante un año posterior al término de su ejercicio administrativo y Ruiz Sacristán se convirtió en funcionario de IEnova hasta 2012, agregó la empresa en su comunicado. NR/EC

Compartir