Compartir

Redacción ejecentral

El presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió una medalla conmemorativa y un peluche de los Juegos Panamericanos durante su conferencia matutina donde también tocó el tema de la subasta de inmuebles del pasado domingo, los apoyos a deportistas y los pendientes de su administración.

El mandatario agradeció al empresario Carlos Bremer por comprar la casa asegurada a Zhenli Ye Gon, en la subasta de ayer en Los Pinos, y por la que pagó 102 millones de pesos.

Recordó que el dinero obtenido será para apoyar a los deportistas de alto rendimiento que participaron en los Juegos Panamericanos de Lima.

«Agradecerle mucho al señor Bremer que compró la casa, es una contribución, y felicitar a los deportistas, a los entrenadores, a sus familiares por todo el esfuerzo que hacen para obtener estos buenos resultados que ponen muy en alto el nombre de nuestro País», dijo.

Deportistas de Panamericanos

Detalló que se utilizarán los 120 millones de pesos que se lograron de la subasta en el apoyo a deportistas, y para complementar los recursos en becas se usarán 100 millones de un fondo dedicado al deporte que cuenta con 500 millones de pesos.

Se entregarán 20 mil pesos mensuales a los atletas durante un año, mientras que habrá 40 mil a los que obtuvieron oro.

A los que lograron medalla de plata se entregarán 35 mil y 25 mil para bronce. También se apoyará con 20 mil pesos mensuales a los entrenadores.

Ampliación de sesiones del Congreso

Aceptó que debe de ampliar el periodo en el Congreso de la Unión debido a los pendientes, ya que como titular del Ejecutivo se tienen prioridades.

«Nos falta la aprobación para que no haya defraudación fiscal, facturas falsas… queremos que ahora que regresen el 1 de setiembre enviar una iniciativa para prohibir la condonación de impuestos a los grandes contribuyentes por todo el saqueo que hubo”, sostuvo.

Entre otro de los pendientes apremiantes es el quitar fuero al presidente: «eso nos importa mucho porque eso es ofensivo, no se le puede dar un trato de privilegio a diputados, senadores, jueces, magistrados, ministros o al presidente de la República, eso se tiene que eliminar”.

Corrupción, no se tolerará, insiste 

El Ejecutivo federal reitera que ya no habrá negocios al amparo del poder público y se castigará la corrupción, porque ya es un delito grave.

Pidió a los funcionarios no correr el riesgo, «porque no se va a tolerar la corrupción. Cero corrupción, cero influyentismo. Nada de que me va a proteger mi padrino que tengo arriba. Ya no hay padrinos. Ya se acabó eso».

Respaldó a Ricardo Ahued como Administrador General de Aduanas.

El mandatario expuso que «el gobierno no es una fábrica de los ricos; y en el caso de Aduanas va la limpia y estamos muy contentos con la llegada de Ricardo Ahued, que es una gente íntegra e incorruptible».

Aseguró que una de las aduanas más infiltradas por el crimen es la de Manzanillo en Colima, pero “se está limpiando todo”.

Compartir