Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

La procuradora general de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, está acumulando pruebas del asesinato del joven diácono Leonardo Avendaño, por el cual un párroco está detenido. De principio, la defensa de Leonardo encontró inconsistencias en la carpeta de investigación. Pero ¡atención!, advierten. Pongan atención a que se están investigando las cuentas bancarias de Leonardo, porque puede haber sorpresas. Dicen los que saben que el caso adquirió un rumbo totalmente distinto a lo que supone la opinión pública, pero al mismo tiempo muy delicado, al involucrar a la Iglesia católica. ¿De qué manera? Ese es el fondo del asunto. Las autoridades están viendo cómo pueden dar a conocer lo que saben sin que la verdad se convierta en un búmeran.

Compartir