FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Miles de migrantes centroamericanos y de regiones como a África, Cuba y hasta Medio Oriente, se mantienen en tránsito por México pese a los riesgos y los operativos del gobierno federal reforzados por unos 25 mil elementos de la Secretaría de la Defensa y la Guardia Nacional.

En las últimas 72 horas, 209 centroamericanos fueron deportados, alrededor de 243 fueron asegurado en diferentes puntos del país, siete fueron secuestrados y dos más murieron intentando cruzar el río Bravo.

Este día fueron rescatados los cuerpos de un hombre, de 25 años, y su hija, de un año, quienes murieron cuando intentaron cruzar a Estados Unidos a través del afluente.

Ambos perdieron la vida ayer, cuando junto con Tania Vanessa, joven de 21 años, se lanzaron la río y la corriente los arrastró.

La mujer fue rescatada del lado mexicano, sin embargo, su familia no corrió con la misma suerte.

El pasado domingo 243 migrantes también fueron asegurados o rescatados por autoridades de migración en Chiapas, Veracruz y Querétaro.

Elementos de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración detuvieron a 146 centroamericanos con estancia ilegal en el país, quienes se encontraban hacinados en una vivienda en la localidad de Palmillas, en el municipio de San Juan del Río, Querétaro.

A esto le siguieron los aseguramientos de 56 extranjeros durante un operativo en Tuxpan, Veracruz, y 40 centroamericanos, en Pijijiapan, Chiapas.

Este último grupo presuntamente era trasladado en vehículos en condiciones infrahumanas por cuatro traficantes, quienes fueron detenidos.

En todos los operativos, se reportó la presencia de mujeres y menores de edad.

El pasado sábado, el Instituto Nacional de Migración (INM) deportó a un total de 209 migrantes de nacionalidad hondureña que se encontraban en Tabasco y Veracruz, con la intención de llegar a la frontera norte con lo Estados Unidos.

En sus redes sociales difundió un video en el que se ve cómo las personas descienden de un autobús y son subidos a un avión para ser llevados a su país de origen.

Ese mismo día, siete migrantes hondureños fueron secuestrados por hombres con el rostro cubierto y armados, cuando avanzaban por el paso fronterizo El Ceibo, ubicado en Tenosique, Tabasco.

Entre las víctimas se encuentran dos niñas de tres y cinco años de edad, un niño de seis años, y cuatro adultos, entre ellos una mujer. Dos hombres que lograron escapar reportaron lo sucedido.

Los jóvenes narraron que un grupo de hombres los obligó a subir a una camioneta Chevrolet blanca, de la cual ellos saltaron para después correr y escapar.

Los migrantes refirieron que el secuestro ocurrió a la 1:00 de la mañana del sábado 22 de junio, en las inmediaciones del Puente Poleva, próximo al basurero ubicado a la entrada de Tenosique, en el kilómetro 3 de la carretera México 203.

En este misma frontera, el cruce de migrantes es vigilado por un dron, propiedad del gobierno de Tabaco, el cual costó 12 millones de pesos y que supuestamente sería usado para temas de seguridad.

Este fin de semana, una fotógrafa de AFP también capturó el momento en que dos mujeres y una niña fueron detenidas por miembros de la Guardia Nacional mientras intentaban cruzar el Río Bravo, que divide a la mexicana Ciudad Juárez de la estadounidense El Paso, Texas.

Miembros de la Guardia Nacional detienen a inmigrantes centroamericanos que intentan cruzar el Río Bravo, en Ciudad Juárez, Chihuahua, (Foto: HERIKA MARTINEZ / AFP)

En tanto, en el sur del país, tres hombres de origen cubano también fueron asegurados en un operativo en Oaxaca, cuando eran trasladados por una mujer que se identificó como cónsul de Nicaragua en México.

La mujer, identificada por las autoridades federales como Socorro «N», contaba con una visa diplomática vencida y aseguró que cumplía con el traslado de las tres personas a un albergue. Las autoridades mexicanas la pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República.EM

ES DE INTERÉS |

Compartir