Compartir

Redacción ejecentral


En agosto próximo se vencía el contrato que sostenía el gobierno federal con una empresa que proveía de todos los servicios para los presos de Islas Marías, pero ya se le notificó que se cancela por adelantado, porque ya no piensas pagarle diariamente dos mil 800 pesos por preso. Sin embargo, dicen los que saben que en la oficina de Francisco Garduño, director de los penales federales, aún no hicieron cuentas sobre cuánto tendrán que pagar de sanción por la terminación anticipada y están apostando a que la empresa negocie un monto y todos en paz, porque además, que no es el caso, están bajo investigación varios de los proveedores de los centros federales.

Compartir