Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

En la Secretaría de Relaciones Exteriores ven muy difícil, pero no imposible, que la Cámara de Representantes en Washington ratifique el Tratado México, Estados Unidos y Canadá antes de que se vayan al receso de verano. Si no fuera así, la probabilidad más alta es que no saldría hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de ¡2020! Pero, dicen los que saben, la Cancillería está echando su resto. La embajadora Martha Bárcena, agregan, ha establecido una muy buena relación con Nancy Pelosi, líder del Congreso y jefa de la diputación demócrata en el Capitolio. Recientemente, en Washington, el secretario Marcelo Ebrard cenó en la residencia de la Embajada con Dick Durbin, jefe del grupo parlamentario de los senadores demócratas, durante su última visita a Washington, donde también habló —y se publicitó—, con el republicano Lindsey Graham, presidente del poderoso Comité Judicial del Senado.




Compartir