Foto: Gaceta UNAM

Compartir

Redacción ejecentral

La Gaceta de la UNAM conmemora en su número más reciente la inauguración de los XIX Juegos Olímpicos de México 68 y se convierte en la primera nación latinoamericana en recibir el evento internacional. En el momento de la declaratoria de apertura, el presidente Gustavo Díaz Ordaz recibe una rechifla aplastante de los asistentes.

11 de octubre

Integrantes del Consejo Nacional de Huelga (CNH) continúan entrevistándose con los representantes presidenciales para buscar el cumplimiento de las tres condiciones previas al diálogo público en el que se planteará el pliego petitorio: el cese inmediato de toda forma de represión, la libertad inmediata de todos los detenidos durante los recientes sucesos y la salida de las fuerzas del orden de los planteles educativos.

Denuncian “una campaña de prensa que nos presenta como deseosos de una solución incondicional” y afirman que “bajo ningún motivo aceptaremos la discusión del pliego petitorio en tanto no se encuentren en libertad todos los detenidos”.

En Ciudad Universitaria y Zacatenco se reúnen estudiantes de los comités de lucha de facultades y escuelas de la UNAM y del IPN para confirmar que no realizarán ningún acto que entorpezca el desarrollo de los XIX Juegos Olímpicos.

La Secretaría de la Defensa Nacional informa que en el Campo Militar Número Uno ya no hay ningún detenido, pues los que había fueron consignados ante un juez penal o se les puso en libertad.

En apoyo al pliego petitorio del CNH, cerca de dos mil estudiantes de la Universidad de Nuevo León y la Normal Superior del estado llevan a cabo una manifestación en Monterrey que culmina en un mitin en la plaza del Colegio Civil.

Para desmentir la versión de que el lunes próximo regresarán a clases, el Consejo Estudiantil asegura que, mientras el pliego petitorio del CNH no sea resuelto favorablemente, los alumnos de la Universidad de Nuevo León seguirán en paro.

12 de octubre

En el día en el que se conmemora el 476 aniversario de la llegada de Cristóbal Colón a América, en punto de las 12:35 horas, desde el palco principal del Estadio Olímpico Universitario, en CU,   Gustavo Díaz Ordaz, presidente de México, declara inaugurados los Juegos Olímpicos de México 68, que conmemoran la XIX Olimpiada de la Era Moderna. La rechifla que recibe del público es descomunal.

En las tribunas se encuentran 80 mil personas que acompañan a las delegaciones de los 112 países que habrán de competir en 20 deportes a lo largo de las próximas dos semanas.

Mientras continúa la búsqueda de desaparecidos, Eduardo Ferrer MacGregor, juez federal Primero de Distrito, decreta la formal prisión de los 15 jóvenes relacionados con el movimiento estudiantil que fueron consignados ante él por la Procuraduría General de la República; y Rafael Murillo Aguilar, juez sexto de lo penal, hace lo mismo con los 99 detenidos (97 hombres y dos mujeres) que fueron puestos a su disposición.

Estos últimos son acusado por delitos de robo, destrucción violenta de vehículos del servicio público local, daño en propiedad ajena, lesiones, homicidio, disparo de arma de fuego, resistencia de particulares, acopio de armas y asociación delictuosa.

Ninguno de los aprehendidos alcanza el beneficio de la libertad bajo fianza.

14 de octubre

Ante los diputados y senadores que integran la comisión especial encargada de examinar el caso de los artículos 145 y 145 bis en audiencias públicas, el estudiante Jaime David Álvarez Meléndez, representante de una comisión especial de las facultades de Derecho y de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, expone que el delito de disolución social, establecido en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, debió subsistir mientras duró la emergencia política y derogarse al término de ésta.

En cambio, el licenciado Antonio Bello Bobadilla sostiene que la situación de emergencia no ha desaparecido en México, que no se están viviendo tiempos de paz y que hay amenazas para las instituciones y peligros para la seguridad interior y exterior del país.

Considera que es inconveniente que el Estado renuncie al derecho y el deber de preservar la paz y el orden público, pues “las manifestaciones, los mítines y los actos de violencia recientes han sido orientados y dirigidos al régimen”.

Por primera vez desde el inicio del conflicto, no hay ninguna noticia en los diarios de la ciudad relacionada con el movimiento estudiantil, que, ante las campañas en su contra y la imposibilidad de ejercer sus derechos constitucionales, se debilita gradualmente. (Con información de Gaceta UNAM). DC

Compartir