Compartir

Fernando Montoya

El último Jedi llega a los cines la próxima semana y aunque trata de ficción, sus jugosas ganancias son tan reales que nos alcanzaría para comprar el Halcón Milenario, y viajar hasta Tatooine de ida y vuelta. 

Faltan sólo unos días para que la fiebre por los sables láser se desate nuevamente alrededor del mundo. El 15 de diciembre se estrenará en salas de todo el mundo el Episodio VIII de la Guerra de las Galaxias, escrita por George Lucas, titulado El último Jedi.

Se cumplieron ya 40 años de que el primer episodio Una nueva esperanza fuera proyectado en 1977, cuando su creador ni imaginaba el éxito y alcances que podría llegar a tener con ésta película, o tal vez sí…

4.05 Billones de dólares pagó en 2012 Walt Disney Company por Lucasfilm.

En lugar de aceptar 500 mil dólares como pago para dirigir Una nueva esperanza, Lucas negoció que fueran sólo 150 mil, pero, a cambio, exigió los derechos al  100% de las ganancias de toda la mercancía vendida en el futuro, incluyendo secuelas. Fue una apuesta algo extraña, pero que con el paso de los años le generó una enorme satisfacción y sí, también muchos millones de dólares.

El 30 de octubre de 2012 el gigante del entretenimiento Walt Disney Company anunció que había comprado Lucasfilm por 4 billones de dólares, y provocó la algarabía en los fans al declarar que se vendrían nuevas películas en los siguientes años. Y así la derrama de ganancias seguiría su cauce; hasta hoy la saga ha logrado recaudar la nada despreciable cifra de 39 mil 536 millones de dólares. 

grafs-analitica-web

Compartir

error: Contenido protegido.