Compartir

Redacción ejecentral

Trump_conferencia

A nueve días de tomar el poder, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que pedirá la construcción de un muro en la frontera con México y que nuestro país terminará pagándolo. “Con impuestos o pagos” directos, agregó.

“No quiero esperar año y medio para hacer un acuerdo con México”, afirmó el presidente electo sobre su urgencia para la construcción de una pared y no una valla entre México y Estados Unidos, uno de sus principales lemas de campaña.

“México pagará por el muro”, insistió en su primer conferencia de prensa realizada en la Trump Tower en Nueva York.

Aun así, Trump se dijo respetuoso del pueblo de México y su gobierno. Aseguró que las autoridades mexicanas “no tienen la culpa de lo que está ocurriendo” con la migración ilegal.

Explicó que luego de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México, lo que tomaría cerca de un año y medio, a su juicio, el país comenzaría a pagar por el muro y añadió en que hay muchas maneras en que puede reembolsar estos recursos.

Admite por primera vez hackeo ruso

Trump, reconoció por primera vez que Rusia estuvo detrás de los ciberataques realizados en el proceso electoral que culminó con los comicios del 8 de noviembre.

El magnate aseguró que “nunca” tuvieron que haberse filtrado informes difundidos en las últimas horas sobre supuestas operaciones de agentes rusos que pueden incluir material comprometido para él.

C159A1-UoAAirdb

“Sobre el hackeo, creo que fue Rusia”, agregó, en una posición que cambia opiniones anteriores en las que se mostraba un poco reacio a aceptar que Rusia estuviera detrás de estas acciones de pirateo informático, que afectaron especialmente al bando demócrata.

Son noticias “que no tienen sentido, quizás difundidas por agencias de inteligencia, ¿quién sabe?”, afirmó Trump al iniciar su primer conferencia  de prensa desde Nueva York.
“Hackear es malo, no tendría que haber ocurrido”.

Afirmó que EU sufre ciberataques de “todo el mundo”.

“Ya sea Rusia, China o cualquiera”, por lo que prometió que ahora que llegue a la Casa Blanca, esto no volverá a ocurrir y amagó que estas naciones e incluyó a México, respetarán más al país cuando él sea presidente.

También expresó la necesidad de reconstruir los lazos con Rusia respecto a la “horrible” relación que existe actualmente.

Trump insiste en imponer “impuesto fronterizo” 

De igual forma, Trump reiteró  que su gobierno impondrá “un fuerte impuesto fronterizo” para las importaciones a Estados Unidos, así como a las empresas que dejan el país.

Expresó hoy su esperanza de que un mayor número de empresas anuncien que regresarán inversiones a Estados Unidos, tal como hiciera la automotriz Ford, que canceló la semana pasada su plan de erigir una planta en México.

Trump_hijos

A su vez, celebró la decisión de Ford y de la japonesa Toyota de invertir en Estados Unidos, y agregó que espera que otras empresas, entre las que destacó a General Motors, tomen decisiones similares.

Asimismo, indicó que habrá una “gran noticia” sobre inversiones en Estados Unidos en los próximos días y aseguró que va a ser “el mayor productor de empleos que Dios ha creado nunca”.

“Tu no,  tú no. Tu medio es terrible”

Durante la conferencia, Trump ignoró además repetidas veces las peticiones de pregunta de un periodista de CNN, y acusó a la cadena de divulgar “noticias falsas” sobre un supuesto dossier de inteligencia que detalla espionaje ruso contra él.

Tú no, tú no. Tu medio es terrible. Cállate, cállate. No seas maleducado. No te voy a dar el turno de pregunta. Ustedes (difunden) noticias falsas”, atajó Trump ante los reiterados intentos del reportero Jim Acosta de hacerle una pregunta, en la rueda de prensa celebrada en Nueva York.

Acosta intentaba preguntarle al magnate si podía negar categóricamente que ningún miembro de su campaña se reunió con representantes del gobierno ruso antes de las elecciones del 8 de noviembre, una cuestión que finalmente le hizo otra periodista y que Trump evitó contestar con claridad.

Trump se enfrentó a CNN por hacer eco de un informe elaborado por un exespía británico, publicado íntegramente por el sitio Buzzfeed, que detalla supuestos contactos del equipo de Trump con el Kremlin y un espionaje de Rusia a Trump y la posibilidad de que la información sea utilizada para chantajearle durante su Presidencia.

Esas fuentes también aseguran tener constancia de encuentros del magnate con prostitutas en un hotel de Moscú, en el que los servicios secretos rusos habían supuestamente instalado cámaras y micrófonos.

La oficina del presidente electo ha negado categóricamente el contenido y la veracidad del informe de inteligencia, al tiempo que hoy el propio presidente electo aseguró que publicar información de inteligencia filtrada es “antes que nada ilegal”.

En una intervención posterior a la rueda de prensa, el periodista Jim Acosta aseguró que el próximo portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, le amenazó con echarlo de la sala si seguía insistiendo en preguntar.

En una nota de prensa, un portavoz de la CNN dijo que la información de la cadena y la de Buzzfeed son diferentes y que el equipo de Trump está utilizando la polémica decisión del medio digital de publicar el informe íntegro para atacar al canal.

Obamacare será derogado y reemplazado

Trump reiteró su intención de buscar la derogación del programa de seguro médico “Obamacare” y anunció que lo reemplazará “casi simultáneamente” por un nuevo plan.

“Vamos a tener un sistema de salud que es mucho menos caro y mucho mejor”, afirmó Trump.

La ley de Protección al Paciente y de Cuidado de Salud, un programa conocido como “Obamacare”, fue lanzado a iniciativa del presidente Obama y permitió la extensión de un seguro médico a millones de estadounidenses que carecían de él.

Durante la campaña electoral, este plan fue duramente criticado por Trump, que viene expresando la necesidad de terminar con él, aunque no ha dado detalles sobre qué alternativa surgirá y si habrá medidas transitorias entre el viejo y el nuevo esquema.

“‘Obamacare’ es un completo desastre”, insistió hoy.

También dijo que en cuanto asuma el nuevo secretario de Salud, Tom Price, se anunciará un nuevo plan “casi simultáneamente, o un poco después” de que sea derogada la ley que impulsó Obama. “Derogaré y reemplazaré” la ley, recalcó

Cede control de sus negocios a sus hijos varones

Ante el panorama de evitar conflicto de interés cuando asuma las riendas del gobierno de EU, Trump cederá el control de sus empresas a sus dos hijos adultos y a un colaborador; sin embargo, no liquidará sus activos en la compañía.

Recordó que si así lo quisiera, podría seguir dirigiendo su compañía mientras esté en la Casa Blanca, pero no es la situación. Aseguró que sus hijos no discutirán las decisiones empresariales con él.

Captura de pantalla 2017-01-11 a la(s) 10.51.10

Sheri Dillon

Su abogada, Sheri Dillon, explicó además que la empresa de Trump no establecerá nuevos negocios en el extranjero durante su Presidencia y que las operaciones domésticas serán objeto de una escrupulosa supervisión para evitar conflictos de intereses.

Las operaciones necesitarán ser aprobadas por un asesor ético independiente que será elegido próximamente y dijo que el republicano prevé donar todos los beneficios que sus hoteles obtengan de gobiernos extranjeros al Tesoro estadounidense.

Dillon aseguró que, una vez nombrado presidente el próximo día 20, el magnate inmobiliario se aislará totalmente de su negocio y “sólo sabrá de un acuerdo si lo ve en el periódico o en televisión”.

No obstante, dijo que “no es factible” que el presidente electo venda sus intereses para eliminar posibles conflictos, algo que ya han hecho algunos de los empresarios elegidos para formar parte de su gabinete.

“No se puede esperar que el presidente electo Trump destruya la compañía que construyó”.

En su conferencia de prensa de hoy, Trump insistió en que, pese a no estar obligado a ello, ha tomado medidas para eliminar recelos, por ejemplo rechazando nuevas ofertas de negocios en el extranjero, como aseguró, hizo el fin de semana, cuando dijo no a una oferta de 2 mil millones de dólares por una operación en Dubai. (Con información de EFE y NBC) EC

Compartir