Raúl García Araujo

A unos días de que el gobernador Alfredo del Mazo rinda su Segundo Informe de Gobierno, cientos de mujeres del municipio de Ecatepec tomaron las calles en demanda de justicia.

El pasado viernes 30 de agosto, las inconformes se organizaron para protestar contra la violencia y los feminicidios que ocurren en este lugar del Estado de México, considerado uno de los municipios más peligrosos para la mujer en el país.

Al parecer, al inquilino de Casa Colón –así se le conoce al lugar donde vive el gobernador mexiquense- los temas sobre la muerte de mujeres ni le ocupan ni le preocupan.

¿Pero por qué le digo que no le importan? Aquí los datos.

Según información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a julio de 2019 se cometieron en el Estado de México 53 feminicidios, que lo colocan en el segundo lugar a nivel nacional donde se comete este delito. Y no le hablo de 2018, donde se contabilizaron 112 feminicidios.

Supongo que el gobernador no dará buenas cuentas sobre este tema cuando rinda su Segundo Informe de Gobierno.

Me pregunto qué explicación dará a la sociedad mexiquense cuando toque el asunto de los feminicidios, así como de las acciones que ha emprendido su gobierno para cuidar y brindar seguridad a las mujeres que viven en el estado, pero sobre todo para evitar que siga ocurriendo la muerte de mujeres.

Sin lugar a dudas, otro responsable de esta violencia es el alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis.

Durante la marcha se denunció que la colonia Hank González es la zona donde se han detectado más ataques y desapariciones de mujeres y que a pesar de tener esta información no se ha contado con el apoyo de las autoridades municipales para atender el problema.

Lo que sí encontraron las mujeres que protestaron la semana pasada fue la falta de tacto político de los funcionarios municipales, que al saber de la marcha instalaron una valla humana a las afueras del Palacio Municipal de Ecatepec para evitar que las inconformes tuvieran acceso.

Las mujeres exigieron hablar con el alcalde morenista Fernando Vilchis, quien, según dijeron sus subalternos, no se encontraba en el lugar y prometieron atenderlas para el próximo jueves, sin encontrar ni una sola solución a sus demandas.

Lo cierto es que el delito de feminicidio avanza sin parar en el Estado de México, y las cifras oficiales lo demuestran. Lo que salta en la arena pública es que, hasta el momento, ni en el gobierno de Alfredo del Mazo ni en el de Fernando Vilchis existe un proyecto para detenerlo, aun cuando la Fiscalía General de Justicia ha informado sobre la captura en los últimos días de varios presuntos feminicidas.

En Cortito: La cosa ya está cantada para el PAN en el Estado de México con miras a las elecciones que se realizarán dentro de cuatro años. Y es que nos cuentan que el líder nacional del partido, Marko Cortés, ha elogiado abiertamente el trabajo que hace el alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas, dejando ver qué podría ser el próximo abanderado del blanquiazul a la gubernatura. Dijo que el presidente municipal es uno de los mejores cuadros del panismo mexiquense. Con este anuncio Cortés no dudó a la hora de dejar ver la jugada que prepara para los comicios en los que el PAN tendrá una gran oportunidad, la de arrebatar la gubernatura al PRI. Habrá que ver si esto no desata una serie de ataques anticipados, sobre todo porque la elección en el Estado se realizará hasta el año 2023. Además que ahora se pondrá lupa al trabajo que viene haciendo el alcalde de Huixquilucan…También nos dicen que en el PRD nacional ya le cerraron el paso a Gabriel Quadri pues en el congreso del pasado sábado se reformaron algunos de sus estatutos, pero no metieron nada de cambiarle el nombre a Futuro 21, ni los colores como querían Quadri y Los Chuchos. Lo que si aprobaron fue un candado para que nadie externo ande opinando.

Compartir