Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Los tres jóvenes estudiantes de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES) Puebla fueron trasladados al Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, después de concluir la audiencia el juez de control en la cual se les imputó el delito de homicidio calificado, por el asesinato de su compañero José Andrés Larrañaga.

El representante de la Fiscalía General del Estado (FGE) expuso datos de prueba al juzgador para acreditar que Pablo, Abraham y Arturo actuaron con premeditación y explicó que con base en la declaración de uno de ellos el asesinato de José Andrés habría sido cometido por dos de sus compañeros en el interior de un automóvil, mientras que un tercer estudiante conducía por alrededores de Plaza Crystal, en el sur de Puebla.

El fiscal también informó que Arturo reveló que Pablo presumía a su padre como huachicolero y que habría sido él quien planeó el secuestro de Larrañaga, ofreciéndoles 50 mil pesos  para ser sus cómplices.

Fue así como 1 de octubre establecieron que engañarían a José Andrés con ir a visitar a uno de sus profesores con el fin de negociar un aumento de su calificación.

Al salir de clases de la UDES en la colonia Los Volcanes, Arturo y José Andrés caminaron y se encontraron con Pablo y Abraham, quienes ya los esperaban en un Nissan Versa.

Los jóvenes circularon hasta llegar a las inmediaciones de Plaza Crystal, en la colonia El Cerrito, de la ciudad de Puebla, donde Arturo reconoció que él manejaba mientras Pablo y Abraham comenzaron a golpear y estrangular a José Andrés, quien incluso ofreció “ayudar” a Pablo con dinero para que no le hicieran nada.

Arturo narró que tras estrangular a Andrés, volvieron al estacionamiento de Bodega Aurrera de la 11 Sur y 31 Poniente, donde Pablo volvió a la escuela para recoger el automóvil Mitsubishi Lancer de su víctima y trasladarse todos juntos hasta la colonia Unidad Magisterial México 68.

Más tarde, en un callejón Pablo y Abraham se encargaron de pasar el cuerpo de José Andrés, del asiento trasero del Nissan Versa a la cajuela del Mitsubishi Lancer.

Fue hasta cerca de las 6:30 de la mañana del martes 2 de octubre cuando Pablo se encargó de mover el Mitsubishi Lancer y dirigirse rumbo a Acajete en compañía de Abraham, donde semienterraron el cuerpo del joven estudiante.

Posteriormente, se trasladaron al municipio de Acatzingo, donde abandonaron el automóvil de José Andrés sin esperar que sería la noche de ese mismo día cuando la policía encontraría el vehículo y lo pondría a resguardo en la Comandancia.

Aunque fuentes cercanas al caso aseguraron que la supuesta declaración fue obtenida mediante engaños, el relato se convierte en la principal evidencia con la que cuenta la FGE para demostrar la presunta culpabilidad de Abraham, Arturo y Pablo, cuya situación legal se decidirá en una audiencia diversa a celebrarse en los próximos días. (Con información de Econsulta y Tribuna Noticias) NM

ES DE INTERÉS

Giran orden de aprehensión contra presuntos asesinos de José Andrés Larrañaga

Tuxtepec despide al estudiante Andrés Larrañaga, asesinado en Puebla

“Dejaste una huella imborrable, José Andrés”

Sin vida hallan a estudiante desaparecido en Puebla; vinculan a 3 compañeros

Compartir