FOTO: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

La administración de Donald Trump se prepara para enviar a bases militares a niños migrantes detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México, arreglos documentados en correos electrónicos del Departamento de Defensa, reportó este martes el diario The Washington Post.

El medio estadounidense revela que las bases serán empleadas “para retener a menores de 18 años que lleguen a la frontera sin un pariente adulto o después de que el gobierno los haya separado de sus padres”.

Las comunicaciones halladas se realizaron entre personal del Pentágono y del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), encargado de la seguridad de los menores solos detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

De acuerdo con el reporte, el departamento de HHS visitará instalaciones de cuatro bases ubicadas en Texas y Arkansas para evaluar su capacidad a convertirse en refugios para niños a lo largo de las próximas semanas.

Las autoridades afirman que sólo son “evaluaciones preliminares” y que “no se han tomado decisiones en este momento” ante el envío de menores a los centros.

El uso de instalaciones militares para detener a indocumentados fue promulgado en el 6 de abril, por una orden presidencial incluyendo una serie de medidas. Entre ellas, la de elaborar “una lista detallada de todas las instalaciones existentes, incluidas las instalaciones militares, que podrían usarse, modificarse o reutilizarse para detener a extranjeros por violaciones de la ley de inmigración en las fronteras de Estados Unidos o cerca de ellas”.

“La directora gerente del programa para EEUU de Human Right Watch, Alison Parker, recordó que “las autoridades de inmigración deben mantener juntas a las familias y no deben mantener a niños durante la noche en celdas de detención”.

“El gobierno federal sabe que tiene obligaciones legales para proporcionar viviendas adecuadas para los niños. Es imposible imaginar cómo esas obligaciones legales, mucho menos obligaciones morales de trato humano para los niños se pueden cumplir en una base militar. No hay justificación para esta decisión política dura y absurda”, declaró Parker en un comunicado. (Con información de Univision Noticias) FR/DA

Compartir