Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Al momento, 400 migrantes han sido deportados de Estados Unidos a México, donde se les ha dado albergue en dos centros de Reynosa, Tamaulipas.

Héctor Silva, encargado del albergue Senda de Vida informó que los albergues están llenos y el Gobierno nacional no les ha informado si este 2019 los albergues contarán con los apoyos que administraciones anteriores otorgaban, publicó Reforma.

«Nos brindaban un apoyo pequeño, pero eso nos ayudaba de perdida para que nosotros pagáramos la luz o algo en el albergue, pero hasta el momento no nos han visitado, ni respondido», declaró Silva.

«Necesitamos ese apoyo. Nosotros ayudamos, pero los deportados están incrementando», agregó. Entre los servicios que se les ofrece en estos sitios está el de refugio, alimentación, agua y duchas. MM

Compartir