Compartir

Redacción ejecentral

Una explosión –algunas fuentes aluden a dos estallidos– se produjo este viernes en Bruselas cuando las fuerzas de seguridad belgas comenzaban a registrar una vivienda en Schaerbeek, el barrio capitalino donde seis personas fueron detenidas este 24 de marzo en el marco de las investigaciones de los atentados ocurridos dos días antes.

En la mañana del 25 de marzo se consumó el séptimo arresto en el distrito de Forest.

Las redadas efectuadas en los vecindarios de Schaerbeek y Jette condujeron al hallazgo de quince kilos de material altamente explosivo, químicos para la fabricación de bombas y una bandera de la organización terrorista que se autoproclama Estado Islámico. Schaerbeek es el barrio de donde partieron los tres atacantes del aeropuerto de Bruselas antes de hacer estallar las bombas que llevaban consigo.

Cabe recordar que sólo dos de las bombas fueron activadas. La policía federal había iniciado una exhaustiva operación poco antes de que se escuchara la detonación este viernes. De ahí que el acceso a la zona estuviera bloqueado y protegido por agentes fuertemente armados, camiones militares y expertos en desactivación de explosivos.

La televisora local RTBF señaló que un hombre había sido “neutralizado”.

vía DW

Compartir