FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

Un grupo de funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE) fueron identificados como los presuntos responsables de sustraer del cuarto de evidencia el arma de fuego que utilizada en el doble homicidio, en el Centro de Cuernavaca.

El arma fue puesta bajo resguardo de la Fiscalía en noviembre de 2017; estuvo asegurada y en la entrega recepción de la nueva administración fue reportada como extraviada.

El fiscal Uriel Carmona Gándara explicó que se trató de una sustracción ilegal y en las investigaciones se logró identificar a los implicados.

Entre los presuntos responsables se encuentran empleados en activo de la Fiscalía de Morelos y otros que se fueron con la pasada administración.

“No puedo decir cuántos son ni sus nombres, pero es personal de la FGE que viene de administraciones pasadas y habrá sanciones. Por ahora, se investiga si hay más armas u otros objetos que fueron sustraídos del cuarto de evidencia. Cuando llegué a la Fiscalía recibí con muchos problemas», expuso en entrevista Carmona Gandara.

El arma sustraída de la Fiscalía fue la que presuntamente uso Maximiliano ‘N’ para disparar contra Jesús García, líder de transporte de carga y Roberto Castrejón Jr., dirigente de la CTM en Morelos.EM

Compartir